30 nov 2010


Se le acaba el tiempo y no ha podido aminorar la ola de violencia que azota todo el país

Felipe Calderón en la Presidencia: fracasos y guerra que no convence

Varios de sus amigos, entre ellos Fernando Gómez Mont y Patricia Flores, ya lo dejaron solo

Estados Unidos pasó de elogiarlo a calificar de “insurgencia” el problema del narcotráfico



El jefe del Ejecutivo, Felipe Calderón, durante un mensaje a la nación el pasado 29 de junioFoto María Meléndrez




Claudia Herrera Beltrán

Con gesto de aflicción y juntando las palmas de las manos, el presidente Felipe Calderón expresó el pasado 27 de agosto, en la última sesión de los Diálogos por la seguridad, que le dolían mucho las víctimas, pero “tenemos que pagar los costos hoy en esta lucha contra la delincuencia”.

En su cuarto año de gobierno, el mandatario sigue convencido de mantener una guerra que la mayoría de los mexicanos considera un fracaso, según diversas encuestas. Más de 300 mil millones de pesos invertidos en policías, militares y equipo, nueve mesas de diálogo sobre seguridad, una docena de líderes de cárteles capturados o asesinados, una reforma judicial en marcha y la violencia no se detiene: 30 mil muertos en los dos tercios del sexenio.

Concluye así el cuarto año, en el que el staff de Los Pinos se dividió. Aquel grupo de amigos que se enorgullecía de haber derrotado en una batalla épica primero a Vicente Fox y después a Andrés Manuel López Obrador se separó por pugnas y cálculos electorales.

Una razón fue la alianza electoral con el PRD, antaño enemigo de Calderón, en una arriesgada jugada que provocó fracturas en el histórico pacto con el PRI. Beatriz Paredes calificó de “espurias” las coaliciones, y en el Congreso los priístas recordaron al mandatario que un acuerdo entre su partido y el PAN le permitió ocupar la silla presidencial en 2006.

A cambio, los triunfos en Sinaloa, Oaxaca y Puebla dieron respiro al binomio PAN-PRD rumbo a las elecciones del estado de México de 2011, batalla que, paradójicamente, ha puesto del mismo lado a Calderón y a Marcelo Ebrard en busca de descarrilar a Enrique Peña Nieto, el contrincante del PRI más visible para 2012.

Pero, ¿a qué costo?, se preguntan en el PAN, sobre todo por la ausencia del extinto Juan Camilo Mouriño, que ahora marca el hecho de que el blanquiazul no tenga un aspirante presidencial.

Treinta y tres “enérgicas condenas”

En total, el gobierno federal emitió 33 “enérgicas condenas” en 2010, el año más violento en lo que va de calderonato.

Boletines y declaraciones sobre asesinatos múltiples, como los de 72 migrantes en Tamaulipas, 17 jóvenes en Villas de Salvárcar, Ciudad Juárez, o 19 en un centro de rehabilitación para adictos en Chihuahua.

Y de los crímenes de políticos, como el del ex gobernador de Colima Silverio Cavazos; del ex candidato a gobernador Rodolfo Torre, de 11 alcaldes y de diputados y regidores.

Otros han sido alusivos al secuestro de Diego Fernández de Cevallos, ex candidato presidencial del PAN. Transcurridas 24 horas, el Presidente buscó hacer saber, por conducto de los medios de comunicación, que los hijos de su correligionario oraban por él. Después el gobierno hizo oficial su retiro de las investigaciones, porque la familia lo pidió.

Ya sea en reuniones con el Ejecutivo o en las calles, las protestas por los llamados “daños colaterales” de esta guerra, los crímenes de civiles y las violaciones a los derechos humanos durante acciones militares se incrementaron en la misma medida que los cercos de seguridad del Estado Mayor Presidencial.

Dos mujeres expresaron el agravio ciudadano por la inseguridad y la impunidad por la muerte de 49 niños en el incendio de la guardería ABC.

En febrero, Luz María Dávila, madre de Marcos y José Luis Piña, dos de los 17 jóvenes acribillados en una fiesta en Ciudad Juárez, reprochó al Presidente los calificativos de que eran “pandilleros”. Calderón se disculpó y ante los reclamos por la ausencia de adolescentes propuso: “Hagamos un chat para que platiquemos”.

Patricia Duarte le echó en cara en junio pasado que Juan Molinar y Daniel Karam continuaran en sus cargos. “Voté por usted porque pensé que el peligro estaba en otro lugar, y ya ve”, expresó la mujer en la visita de Calderón a Sonora 13 meses después de la tragedia.

Para el Ejecutivo los civiles inocentes sorprendidos en situaciones de fuego cruzado eran “realmente los menos”, pero tras recibir severas críticas por ese señalamiento tuvo que corregir y aclarar que le dolían profundamente esas pérdidas.

Con la promesa de corregir fallas, Calderón organizó nueve mesas sobre seguridad, en las cuales admitió que era muy bueno oír a la sociedad, pero insistió en que los militares iban a continuar en el combate a la delincuencia hasta el último día de su gobierno.

“Problema de percepción”

Si algo ha preocupado al mandatario es convencer a la opinión pública de que la inseguridad no tiene la magnitud que se dice, que es un problema de “percepción”.

En su empeño por dejar claro que el gobierno y no los delincuentes van ganando esa guerra, no ha ocultado su molestia por notas periodísticas y las deficiencias de su política de comunicación.

Intentó subsanarlas designando a Alejandro Poiré vocero en temas de seguridad.

El discurso de Estados Unidos ha sido doble. El presidente Barack Obama equiparó al comienzo de su mandato a Calderón con Eliott Ness, y Janet Napolitano ha censurado los altos niveles de violencia. Hillary Clinton dice que la amenaza del narco se está convirtiendo en “insurgencia”.

Dicho panorama se complica si se considera que Nuevo León, símbolo de la industrialización en el país, ha sido escenario de diversos narcobloqueos.

Los asesinatos de periodistas pueden tener su ejemplo extremo en el Diario de Ciudad Juárez, el cual perdió a dos y tuvo que publicar un editorial pidiendo tregua a la delincuencia.

Otro punto que ha vulnerado la imagen del gobierno federal es el fracaso del michoacanazo, como se conoció al mayor operativo policiaco-militar emprendido por la Procuraduría General de la República, en el cual se arrestó a 35 servidores públicos de esa entidad acusados de tener nexos con el cártel de La Familia. Dieciséis meses después fueron liberados.

Atrás de esas aprehensiones y de las acusaciones contra Julio César Godoy, hermano del actual gobernador, por supuestos vínculos con el narcotráfico, los perredistas aducen que existe interés del Presidente por impulsar a su hermana Luisa María como candidata a gobernadora. La ex senadora había prometido al inicio del sexenio mantenerse alejada de la política.

“Los de casa” se van

Si algo cuidó Felipe Calderón fue la unidad y lealtad en su grupo de colaboradores, así como mantener resguardadas las diferencias en los muros de Los Pinos.

Pero en su cuarto año de gobierno las pugnas se hicieron visibles. En julio abandonaron el gabinete “los de casa”, como se hacen llamar los cercanos al Ejecutivo, entre ellos Fernando Gómez Mont, Patricia Flores y Maximiliano Cortázar.

Gómez Mont quedó en una situación incómoda cuando desaprobó las alianzas, en apego al acuerdo con Peña Nieto de que el PAN no se coligaría con el PRD. Desde entonces tuvo diferencias con el titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Javier Lozano; con Cortázar y con César Nava, actual dirigente del blanquiazul.

Otra funcionaria “de casa” que dejó Los Pinos es Patricia Flores, otrora poderosa jefa de la Oficina de la Presidencia de la República, a quien se responsabilizó de los elevados gastos en las fiestas por el bicentenario de la Independencia, que ascendieron a 3 mil millones de pesos y “no estuvieron a la altura”, según críticas de priístas y perredistas.

Acorde con su estilo, el mandatario nombró secretario de Gobernación a su amigo Francisco Blake, de escasa trayectoria en la política nacional. Mientras, Gerardo Ruiz retornó a Los Pinos y Bruno Ferrari, de perfil religioso y trayectoria vinculada con organizaciones conservadoras, llegó a la Secretaría de Economía.

El Presidente también demostró estar dispuesto a remontar la debilidad de su partido e hizo tres anuncios de tinte electoral en la semana previa a los comicios de julio. Se ganó una reprimenda del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación por violar la ley en la materia.

No dudó en revivir los contenidos de los espots de 2006 y reiterar que Andrés Manuel López Obrador es “un peligro para México”.

Fue el año en que Felipe Calderón echó mano de la tecnología para lograr un acercamiento virtual con la ciudadanía y se hizo usuario frecuente de Twiter. Era el 18 de mayo.

Como otras figuras públicas, el Ejecutivo no ha estado exento de pifias. En septiembre anunció que iba a dar un informe “abusivo”, en vez de alusivo, sobre su cuarto Informe de gobierno. Hace unos días agradeció “ha”, en lugar de “a”, todos su atención e interés en sus mensajes.

Así, de promoverse como “el presidente del empleo”, hace cuatro años, Calderón se convirtió en el Presidente de la guerra anticrimen. Muy lejos de aquel Calderón de agosto de 2006, cuando en el clímax de la protesta encabezada por López Obrador todavía se dio tiempo para bromear frente a un grupo de reporteros: “Lo bonito es lo feo que se está poniendo”.




28 nov 2010

Y si usted piensa que el PRI ha cambiado , creame que no lo ha hecho en lo màs minimo , no lo ha hecho en lo absoluto , y para muestra no es necesario buscarle mucho , ahì està el gober precioso de Puebla Mario Marìn , pederasta puesto al descubierto y que saldrà impune , en Oaxaca tenemos a Ulises Ruiz , asesino y represor que tambièn saldrà impune gracias a los acuerdos entre PAN y PRI , la lista es larga , muy muy larga .

Si usted , con sobrada razòn està hasta la madre del PAN , y està voltenado a ver de nueva cuenta al PRI , recuerde que existe otra opciòn a la cual no le permitieron asumir el poder en 2006 , que desde entonces todos los poderes fàcticos a travès de los medios de comunicaciòn , incluyendolos a ellos mismos no han cejado en su intento por destruirlo , por suerte no lo han logrado , pero , analice , reflexione , trate de buscar informaciòn alterna , màs allà de televisa y azteca y muy pronto se darà cuenta que esa opciòn a la que me refiero , es la unica que nos queda , ya no hay màs ; si en 2012 de nueva cuenta le cierran el paso , entonces si que dios nos agarre confesados .

Televisa , aprovechandose de la ignorancia de la gente està , o màs bien , ha creado un muñeco de papel , atras de el no hay nada que lo sustente salvo sus padrinos Carlos Salinas y Arturo Montiel . Piense y no se vaya con la finta , si ustede le cree de nueva cuenta al PRI , estarà con su voto regresando al dinosaurio y no lo volveremos a sacar nunca màs .





E D I T O R I A L




PAN: las deudas de la alternancia





Hace una década, cuando el Partido Acción Nacional (PAN) asumió la conducción política del país, la nación enfrentaba los estragos de más de 70 años de monolitismo priísta, y la sociedad acusaba un hartazgo hacia el ejercicio patrimonialista, antidemocrático, corrupto y corruptor que caracterizó al tricolor. En ese contexto, la alternancia de siglas y de colores en la Presidencia de la República alimentó las esperanzas ciudadanas de que se produjera otra, mucho más sustancial, en el ejercicio del poder político y la conducción de las instituciones, en las relaciones entre el Estado y la sociedad, en los manejos de los recursos públicos, y en el combate a la corrupción, entre otros ámbitos.

Sin embargo, a contrapelo de las aspiraciones –por demás legítimas– de la ciudadanía que sufragó por el blanquiazul en julio de 2000, las perspectivas de consumar una plena transición democrática se fueron diluyendo con el paso de meses y años, y hoy, con los festejos organizados por el PAN para celebrar su llegada a Los Pinos, se cierra una década de continuidades y decepciones.

Algunas de las caras más visibles de ese retroceso son la permanencia, durante las dos administraciones federales panistas, de viejos vicios y prácticas autoritarias; la perpetuación de las estructuras de control corporativo y clientelar; el refrendo de alianzas con dirigencias gremiales corruptas y descompuestas; la intromisión en la vida interna de los sindicatos independientes; la preservación de la impunidad para quienes cometen atropellos desde el poder. En cuanto al manejo de los recursos públicos, las promesas de combate a la corrupción y a la opacidad con que inició el gobierno del cambio terminaron claudicando ante la proliferación del tráfico de influencias, el amiguismo, las complicidades, la opacidad y la impunidad.

En forma paradójica, el desarrollo democrático del país en estos 10 años tuvo en Vicente Fox un lastre fundamental: luego de arribar al poder por medio de un incuestionable triunfo electoral, en 2006 se erigió en uno de los principales factores de distorsión del proceso sucesorio, y sembró con ello la sospecha de fraude en al menos un tercio del electorado. Con una legitimidad mucho menor a la de su antecesor, Felipe Calderón ha encabezado una administración que triunfa en el discurso y fracasa en los hechos, y ha sido partícipe de la involución política y electoral de su partido, reducido a la condición de apéndice de la Presidencia.

Por lo que hace al ámbito económico, el desempeño del gobierno federal en esta década se ha caracterizado por una exasperante indolencia, que ha colocado a los estratos más desfavorecidos de la población en la desprotección total. Las administraciones federales panistas han continuado y profundizado el modelo económico impuesto por las últimas presidencias priístas, y han porfiado en los intentos por desmantelar la propiedad pública y en la aplicación de una política fiscal regresiva e injusta. Esa misma insensibilidad se refleja en la desatención a las causas originarias de los fenómenos delictivos que hoy recorren el territorio nacional, y en la pretensión de combatirlos exclusivamente –con resultados desastrosos, por lo demás– por la vía policiaco-militar.

A los elementos anteriores cabe añadir la vulneración del carácter laico del Estado, el extravío de la política exterior del país, la criminalización de la disidencia, la represión de las oposiciones políticas y sociales, y el desinterés en la vigencia de las garantías individuales, bajo las presidencias del blanquiazul.

Ciertamente, en los últimos 10 años la sociedad ha experimentado una transformación cívica y política profunda, y el país tiene hoy una ciudadanía mucho más consciente de sus derechos, más participativa, tolerante, habituada a la pluralidad y crítica de la autoridad. Tales cambios, sin embargo, se han presentado fuera de las esferas del poder público, no dentro de ellas. En ese sentido, el saldo de la alternancia no deja mucho margen para la celebración y exhibe, en cambio, un cúmulo de deudas y expectativas no cubiertas por los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón.












El Despertar

Una revolución extinta y el alba de otra




José Agustín Ortiz Pinchetti


Con motivo de la conmemoración de la Revolución Mexicana ha surgido una tendencia a la autodenigración. Incluso hay quien piensa que no hemos perdido una o dos décadas, sino el siglo entero. Millones de mexicanos ignoran la gesta, no porque haya sido un fracaso colectivo, sino porque fue traicionada y vendida a sus peores enemigos, encargados hoy de celebrarla. Los mismos días de las conmemoraciones el Coneval y la ONU revelaron que en el último año en 18 por ciento de los hogares se padeció hambre. Han aumentado el precio de los alimentos y ha caído la recepción de remesas. El mismo día la Comisión Nacional Bancaria y de Valores informó que a pesar de la crisis, los bancos que operan en México alcanzaron un nivel histórico en sus utilidades. La revolución destruyó una oligarquía, pero los regímenes revolucionarios permitieron que otra se levantara y finalmente, a partir de Salinas, el régimen se dedicó concientemente a fortalecerla y aliarse a ella. Ramón Eduardo Ruiz, historiador estadunidense especialista en México (poco conocido aquí), escribió que para que nuestra nación salga de su postración tendría que producirse un milagro: que su clase dominante sufra una metamorfosis.

Mientras tanto, en otra realidad, el domingo pasado celebramos con AMLO una asamblea de evaluación estatal del movimiento para la transformación de México. En condiciones extremadamente modestas, si las comparamos con las galas de la partidocracia. No pudimos dar ningún apoyo a las personas que vinieron de todos los rincones del estado. Se pagaron su propio transporte y sacrificaron un día de trabajo. Gracias a la generosidad del dueño del salón de actos El Campanario, pudimos alojar una audiencia sorprendente. Más de mil 500 representantes de centenares de comités en el estado. En su mayoría ciudadanos que no pertenecen a ningún partido. Aunque como en todo el país estamos creciendo de modo expansivo, tendremos que hacer un gran esfuerzo para cumplir nuestras metas.

AMLO dio un discurso breve, aclaró que el movimiento depende del entusiasmo de la gente. Y sí, el entusiasmo se desbordó ahí y se refleja cada vez más en la construcción de comités y en el reparto casa por casa del periódico. Aquí no hay apatía ni amargura ni se considera que la revolución sea un fiasco histórico. La gente tiene un empuje candoroso y febril. Son concientes de que son artífices de una hazaña. Percibo en ellos una sed de decencia, de limpieza en la política. Quieren que México rencuentre su camino. Me llamó la atención ver que en la multitud aparecía una pancarta escrita en un trozo de cartoncillo: “Nos proponemos lograr que la revolución complete sus metas”.

jaorpin@hotmail.com




27 nov 2010


Desfiladero

Bienvenidos a Cancún: vean cómo Fox y Calderón destruyeron el cerro de San Pedro




Jaime Avilés


El cerro de San Pedro ya no existe; las águilas, las víboras y las imponentes bisnagas, tampoco. Minera San Xavier arrasó con todo María Meléndrez ParadaFoto Foto



Un domingo de 1995, después de la misa que reunía semanalmente a los habitantes de Cerro de San Pedro, un forastero subió al altar donde había oficiado el cura, y dijo a los feligreses que todas las casas y tiendas y fondas y calles y ruinas del pueblo iban a desaparecer bajo las máquinas de una empresa internacional que devolvería a la región la prosperidad de otros tiempos.

Ante el asombro de sus oyentes, el extraño aclaró que nadie saldría perjudicado pues, además de una justa indemnización, cada familia recibiría una nueva vivienda en la cercana comunidad de La Zapatilla, y los hombres y las mujeres en condiciones de trabajar obtendrían un empleo. Así, la ceremonia religiosa se convirtió en asamblea, cada cual tomó la palabra y expuso sus argumentos, pero la inmensa mayoría rechazó la oferta.

Por la belleza de sus construcciones –su templo de la segunda mitad del siglo XVIII, su peluquería, su panadería y su botica del XIX, su escuela, su mirador que domina el paisaje del desierto (hoy dominado a su vez por Los Zetas)–, y desde luego por su importancia histórica, Cerro de San Pedro es, según la UNESCO, patrimonio cultural de la humanidad. Pero si el águila “siendo animal, se retrató en el dinero”, la montaña a la cual debe su nombre este pueblo posó, en el siglo XVII, para el escudo oficial del estado de San Luis Potosí.

Todo porque en ese lugar, en 1592, los españoles descubrieron ricas vetas de oro y plata, y para apropiárselas, el aventurero Pedro de Anda fundó la villa de San Pedro del Potosí, en honor de su propio santo, faltaba más, y de las minas del Potosí en Bolivia.

La extracción de metales preciosos comenzó en 1595, pero como no había agua para separar las codiciadas petitas rubias y blancas del plomo y el fierro con aplicaciones de mercurio, los europeos abrieron un camino de herradura para llevarse las piedras a una aldea donde abundaban los manantiales y fabricaban queso de tuna.

Cerro de San Pedro tuvo sus épocas de auge –de 1595 a 1621, de 1699 a 1763, de 1807 a 1830– cada que se descubrían nuevas vetas, y cuando éstas se agotaban se convertía otra vez en pueblo fantasma. La riqueza de su entraña era tal que, en 1902, durante su última bonanza, de cada tonelada de roca aún salían 7 kilos de oro. Pero en 1953, vacía, exhausta, la mina cerró para siempre y el pueblo quedó a merced de las telarañas. Sus escasos pobladores sobrevivieron criando cabras y tratando de echar a andar negocios turísticos, asfixiados por la miseria, hasta que un domingo de 1995, un forastero subió al altar de la iglesia y les puso los pelos de punta.

En ese momento, sabiendo que dentro del histórico cerro ya no había sino tierra y fauna, una empresa canadiense denominada Minera San Xavier (MSX), acababa de presentar al gobierno de Ernesto Zedillo un enloquecido plan de negocios. Este consistía en demoler el pueblo, dinamitar la montaña y reducirla a polvo, para extraer de éste los últimos residuos de oro. Al conocer las intenciones de quienes enviaron al mensajero, los habitantes de San Pedro se organizaron para defenderse y crearon el Frente Amplio Opositor a la Minera San Xavier (FAO).

Encabezado por el ingeniero Mario Martínez Ramos y por el abogado Carlos Covarrubias, el FAO ha sostenido desde entonces una admirable batalla jurídica y política, que frenó el proyecto durante los primeros siete años. Pero en 2002, Vicente Fox intervino de manera personal y presionó de tal modo a las autoridades municipales de Cerro, que éstas doblaron las manos y permitieron que la minera empezara a devastar la región.

Gracias a Fox, a su secretario del Medio Ambiente, el ex gobernador de Jalisco, Alberto Cárdenas Jiménez, y al entonces gobernador Marcelo de los Santos (óleos), desde el segundo semestre de 2005, todos los días en punto de las tres de la tarde, Minera San Xavier detona una carga de 25 toneladas de explosivos y hace volar 80 mil toneladas de roca. De éstas, selecciona 32 mil y las tritura; luego, ya pulverizadas, las deposita en unas tinas metálicas al aire libre, y las cubre con una mezcla de 16 toneladas de cianuro de sodio disueltas en 32 mil millones de litros de agua.

Así, de cada tonelada extrae medio gramo de oro. Leyeron bien: medio gramo de oro. Pero como exprime 32 mil toneladas diarias, en cada jornada obtiene 16 kilos de oro. Un kilo de oro tiene 33 onzas. Cada onza, a precios de hoy, vale mil 300 dólares. En términos brutos (sin descontar gastos, sueldos y sobornos) la minera gana 42 mil 900 dólares por cada kilo, y 686 mil 400 dólares por cada 16 kilos (su cosecha cotidiana), cifra que multiplicada por los 30 días del mes representa la friolera de 20 millones 592 mil dólares, o 247 millones 104 mil dólares anuales, o más de mil millones de dólares en estos cinco años.

La primera vez que visité Cerro de San Pedro, en mayo de 2005, invitado por Carlos Covarrubias y don Mario Martínez, me maravilló todo: las ruinas, las casas en pie, la iglesia, el desierto, las bisnagas bicentenarias, el silencio, el aire, las águilas que cruzaban por el cielo sosteniendo una víbora entre las garras. Y por supuesto la montaña, con sus dos cuevas como los ojos de una calaca.

Hace días regresé al pueblo y, mirando hacia lo alto, pregunté a mis amigos del FAO por las cuevas, que también salen en el escudo de San Luis Potosí. Don Mario respondió: “Eso que estás viendo es el Cerro de Atrás, el de San Pedro ya no existe. ¿No entendiste que estos cabrones lo volaron?” Y apuntando en otra dirección, me señaló una especie de túmulo funerario de mil 500 millones de toneladas de tierra contaminada con ácido cianhídrico, que jamás volverá a ser útil para la vida.

¿Y las águilas? ¿Y las víboras? ¿Y las imponentes bisnagas? Tampoco existen. Minera San Xavier, con el apoyo inicial de Fox, y actualmente con el de Felipe Calderón, hoy por hoy el hombre “más comprometido con la defensa del medio ambiente en el planeta” (así se va a presentar en la cumbre que pasado mañana arranca en Cancún), ayudaron a provocar su exterminio por la miserable cantidad de mil millones de dólares. ¿Y a cambio de qué? Nadie lo sabe. El pueblo vive en la miseria de siempre y los caminos que lo comunican los controla el narcotráfico.

Fox y Calderón son responsables de que la cuarta parte del territorio nacional –una extensión de 24.5 millones de hectáreas– estén concesionadas a mineras nacionales y extranjeras, que saquean los recursos naturales del país y no dejan nada bueno. Pero las cosas pueden complicarse en breve, porque no lejos de Cerro San Pedro, en el desierto de Real de Catorce, donde crece el peyote sagrado de los huicholes, otra minera canadiense ha recibido permiso federal y estatal para dinamitar el subsuelo en busca de toda la plata residual que contenga.

La esperanza de muchos reside en que esta agresión, no sólo a la tierra sino a la culturas de los habitantes más antiguos del país, vuelva a poner a los pueblos indios en pie de lucha, codo a codo con el movimiento popular que se organiza para desmantelar, pero ya por favor, la sanguinaria dictadura panista. Si ustedes van a Cancún, ojalá repartan este Desfiladero entre las delegaciones ciudadanas, a las que, desde aquí, se les da la más cordial bienvenida.

jamastu@gmail.com





26 nov 2010


Astillero

De las barricadas a las urnas

Pactos en Oaxaca

Zacatecas, ¿ejemplo?

Familias de Michoacán



Julio Hernández López



ELECTRICISTAS EN SAN LÁZARO. Integrantes del Sindicato Mexicano de Electricistas apoyan a Martín Esparza, quien encabeza el mitin por la consolidación del movimiento 11 de Octubre como asociación política, afuera de las instalaciones de la Cámara de Diputados



Cuatro años después, el espectacular movimiento social de Oaxaca en 2006 parece haber quedado en la premiada impunidad de los represores (Fox, Ulises y Calderón), en la esperanza electoral de un cambio por gracia de las elites y en el sedimento de una inconformidad sin vertebración. Nada ha mejorado y todo puede empeorar: las barricadas y los plantones se convirtieron en cárcel, exilio y hostigamiento en algunos casos, mientras en otros se transmutaron en posiciones políticas, en campañas, votaciones y reformulaciones institucionales. La ganancia concreta de la rebelión encabezada por la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) ha quedado en las cuentas comiciales de la dantesca Convergencia, el panismo particularmente inflado (con Diódoro Carrasco tras bambalinas, en una especie de recomposición priísta desde la oposición”), y el perredismo marcelista que fue aceitado desde la Plaza de la Constitución para ganar aliados en la pepena por el “mejor posicionamiento” frente a López Obrador, quien en la aritmética sin adjetivos parece estar desposeído de injerencia verdadera en el futuro institucional que formalmente comenzará a diseñarse en Oaxaca a partir del próximo primero de diciembre.

En ese reacomodo electoral oaxaqueño, Gabino Cué tiene demasiados compromisos facciosos por cumplir y pesados intereses de cúpula a los cuales responder. Producto de alianzas múltiples, deudor de muchas cuentas (el Arca de Cué, se dijo meses atrás aquí), difícilmente podrá desarrollar un programa que satisfaga a las mayorías, acaso ni siquiera con la muy simple exigencia elemental que animaba al movimiento de 2006, consistente en la caída (entonces) y el castigo (ahora) del repudiado mandatario saliente, Ulises Ruiz Ortiz, en cuyo entorno se asegura que hubo un pacto de “gobernabilidad” con el entrante, que pasa por el control priísta del Congreso local, la aceptación de los controles y salvamentos que URO se fue fabricando mediante el Poder Legislativo local, al que tenía sometido, y la definición del ring electoral y el jaloneo institucional como únicas formas de contienda, sin recurrencia a maniobras judiciales o persecuciones personales contra un Ulises aspirante a la impunidad absoluta –aunque en el camino queden algunos de sus colaboradores, necesarias piezas menores de caza–, a tal grado que se permite anunciar mediante cataratas de anuncios en medios electrónicos su convicción de que pronto volverá a ver a sus todavía hoy gobernados.

Podría suceder, desde luego, que en un giro inesperado y auténticamente justiciero el oaxaqueño Cué tomara nota de lo que, a dos meses y medio de su toma de posesión, ha planteado el zacatecano Miguel Alonso Reyes, llegado al poder mediante la alianza del priísmo y el monrealismo. Así fuera por necesidades políticas de sometimiento de la adversaria saliente, por revanchismo grupal o por proyecto de crecimiento personal, el priísta ha hecho lo que hasta ahora nunca se había realizado con tal contundencia y difusión, el diagnóstico contable de presuntas anomalías mayores del gobierno anterior y el amago de ejercitar acción penal contra los supuestos responsables, entre ellos la propia perredista que en algún momento llegó a considerar la posibilidad de ser candidata al gobierno de la ciudad de México luego de dejar el de Zacatecas; tan influyente ella en el ámbito de Jesús Ortega que desde allí se decidió ayer la sumaria expulsión de un senador al que la hija de la gobernadora, senadora también, Claudia Corichi, acusa de ser el responsable de la derrota electoral familiar. Decisión tan arbitraria que en la propia bancada senatorial del sol azteca se ensayaban ayer fórmulas de reconsideración para no cumplir la sentencia chucho-amalista.

El propio Alonso expresó ayer las palabras que podrían ponerse en su biografía política, si finalmente todo queda en amagos o juegos de poder, pues se manifestó contra “las componendas, los arreglos, lo que deriva en que no pase nada y creo que los ciudadanos ya no creen en las autoridades cuando no se actúa, cuando simplemente se ocultan cosas o se señalan en las campañas cosas y luego cuando se llega al poder no sucede absolutamente nada”. Mario López Valdez, en Sinaloa; Rafael Moreno Valle, en Puebla, y Gabino Cué, en Oaxaca, deben estar atentos a lo que suceda en Zacatecas.

Mientras tanto, con la intención de conjurar riesgos de oportunidad en el futuro, el ente llamado “izquierda” vuelve la vista atrás. El cuauhtemismo que renegaba del camachismo se acerca a Marcelo Ebrard, con todo y el aroma a aguas Salinas que antes denunciaba el fundador del partido del sol azteca, y todos juntos, cardenistas, camachistas, chuchos, amalios y, según eso, también el movimiento encabezado por AMLO, coinciden en colocar en las manos paternales del ingeniero Cárdenas la conducción del vehículo electoral que hasta ahora marcha con varios volantes contrapuestos. Michoacán y las familias, en la reconstitución perredista de una presunta unidad a costa de lo que sea. Aparentar para la toma de fotografías felices, ocultando la basura histórica bajo la alfombra electoral y garantizando desde ahora que, como en Oaxaca, como en las demás entidades donde hubo “cambios”, las negociaciones de cúpula, los pactos entre representantes de intereses facciosos, acaban cerrando el paso a las expectativas de transformación verdadera, convertido el circo electoral en plataforma de reacomodos, en impunidad para unos, en esperanzas sin sustento para otros, en sedimentos de inconformidad sin vertebración.

Astillas

Dos asuntos requieren clara explicación, pero es de preverse que todo quede en coartadas y demoras: los evidentes excesos del presi- denciable Enrique Peña Nieto, quien mantiene una campaña de propaganda a su favor que genera serias dudas del origen y manejo de fondos, y la danza supermillonaria de dinero público destinado a festejos y construcciones relacionadas con las fechas centenarias que parecieran haber acabado en negocios privados y cuentas opacas... ¡Feliz fin de semana!

Fax: 5605-2099 • juliohdz@jornada.com.mx












Dinero


El edificio del Senado, monumento al despilfarro

Conexión Rangel Domene-Azcárraga

Tepetlaoxtoc, relleno sanitario





Enrique Galván Ochoa


¿Cuánto irá a costar al final el nuevo edificio de la Cámara de Senadores ubicado en Paseo de la Reforma? El presupuesto original y la fecha de entrega ya fueron rebasados. El 11 de diciembre de 2007, los coordinadores parlamentarios –unos ya no lo son– develaron la placa que marcó el inicio de la construcción: Santiago Creel, Manlio Fabio Beltrones y su chalán perredista Carlos Navarrete, el verde Francisco Agundis y el petista Alejandro González Yáñez. Tuvieron como invitados a Enrique Jackson y Diego Fernández de Cevallos, quienes, cuando eran senadores, habían acariciado el proyecto. (A propósito: ¿qué pasó con Diego? Se decía que sería liberado a mediados de noviembre, ya casi estamos en diciembre). Supuestamente la nueva sede sería inaugurada el 20 de noviembre de 2010, es decir, la semana anterior, y generaría un ahorro cada año de 100 millones de pesos, ya que dejarían de pagar alquileres. El contrato lo ganó el grupo Gami-Indi, y su director, Manuel Muñozcano, a quien sus amigos le dicen El Gato, estaba tan contento que le dijo a la revista Expansión que pronto su empresa saldría a la Bolsa de Valores. Sin embargo, algo falló.

Costo disparatado

Llegó el aniversario de la Revolución, el edificio no está terminado, su inauguración quedó aplazada para alguna fecha imprecisa del próximo año. Sólo que el presupuesto original se ha disparado escandalosamente. El primero fue de mil 699 millones de pesos, pero se habla de que al final podría elevarse a una suma que se calcula entre 2 mil 500 y 2 mil 800 millones. Antes de que los senadores antes mencionados colocaran la placa que señaló el comienzo de la construcción, se alzaron muchas voces convocándolos a que la pospusieran, ya se veían en el horizonte los nubarrones de la crisis económica. No lo hicieron, y cuando tronó la devaluación de octubre de 2008, siguieron de frente, no atendieron las voces de inconformidad; tampoco al año siguiente, cuando más de un millón de mexicanos se quedaron sin empleo y cerraron miles de empresas. El destino del edificio del Senado quizá será perpetuar la memoria de la corrupción que impera en nuestros días en una de sus muchas formas: el despilfarro. ¿Aceptarían una sugerencia para la leyenda de la placa inaugural? Es una frase famosa y pertenece al profesor Hank: “Sin obras no hay sobras”.

@Vox Populi

Asunto: conexión Rangel Domene-Azcárraga

Como usted señala, usa una doble vara el director general del Bancomext, Héctor Rangel Domene: una la emplea para dificultar la vida a los trabajadores de la institución, y otra para hacerla fácil a personajes empresariales como Gastón Azcárraga, mediante la entrega de créditos públicos multimillonarios de dudosa pertinencia e incierto destino. Como antecedente, cabe recordar que a mediados de marzo de 2005 el entonces presidente del consejo de administración de BBVA-Bancomer, Héctor Rangel Domene, propuso y logró la incorporación a ese órgano de gestión de… Gastón Azcárraga. Así que no resulta tan raro que, ya como titular del banco de desarrollo de financiamiento a las exportaciones, Rangel Domene se esmerara en la entrega de fondos públicos a su amigo. No resulta extraño, pero sin duda se trata de un asunto poco ético y con fuerte tufo de conflicto de intereses, suscitado por la entrega calderonista de la banca pública a manos de un ex banquero privado, férreo defensor del neocolonialismo financiero español y auténtico señor de “horca y cuchillo”. A principios de 2007, bajo la presidencia de Rangel Domene, se instauró en BBVA-Bancomer la ominosa figura del outsourcing, que privó de importantes derechos laborales a decenas de miles de trabajadores, entre ellos la estabilidad en el empleo y el reparto de utilidades, in crescendo rumbo a la Madre Patria.

Observadora ciudadana/ Distrito Federal

R: Hay cuando menos una denuncia contra Azgárraga por el problema de Mexicana de Aviación y la investigación debería alcanzar a Rangel Domene. Eso podría suceder en otro país. En el nuestro, ni siquiera se han dignado a dar una explicación pública acerca del sospechoso préstamo.

Asunto: Tepetlaoxtoc, relleno sanitario

Soy de Tepetlaoxtoc, estado de México, y todos los vecinos, al igual que yo, estamos consternados con la noticia de que el próximo relleno sanitario se instalará en nuestro municipio. Tepetlaoxtoc es un municipio todavía rural, tenemos mucha gente que se dedica al campo, tenemos también riquezas naturales, paisajes bonitos. Según estudios de la UNAM, es inviable tener el relleno aquí, ya que “los mantos acuíferos están a menos de 30 metros, e inevitablemente serán contaminados”. Estamos inconformes y demasiado molestos con la noticia, como también lo están los vecinos de Texcoco y alrededores. ¿Con quién nos podemos asesorar o dónde podemos acudir?

Isela Ramírez/ Tepetlaoxtoc

R: Sólo los chicharrones de Peña Nieto truenan en el Edomex. Es a quien deben dirigir su reclamo.

Asunto: los pensionados

Quisiera enviarles una petición a los diputados federales para que se toquen el corazón y modifiquen la Ley del Impuesto sobre la Renta, con la finalidad de que a los jubilados y pensionados que perciben más de 10 salarios mínimos mensuales no se les cobre ese impuesto, tal y como lo han venido haciendo.

Dimas Treviño Zúñiga/ El Mante, Tamaulipas

R: De acuerdo con una nota escrita por mis compañeros Roberto Garduño y Enrique Méndez, publicada el 13 de octubre anterior, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó una reforma legal. ¿Te han seguido cobrando el impuesto sobre el excedente?

(Los mensajes no publicados en este espacio aparecen en el foro)

galvanochoa@yahoo.com







La disputa



Luis Javier Garrido


La acre disputa entre el gobierno de facto de Felipe Calderón y el PRI por el 2012 ha ahondado a lo largo de 2010 la crisis económica y financiera del país y está poniendo una vez más en evidencia el hecho vergonzoso de que “las instituciones” de la República no son otra cosa que un botín de dos facciones de los intereses mafiosos en el poder, y sobre todo que ninguno de los dos bandos tiene nada que ofrecer a los mexicanos.

1. ¿A qué se debe entonces esta querella, que muchos se niegan a comprender, entre quienes parecían estar condenados a ser aliados permanentes?

2. El pleito ha arreciado porque desde que en su “ponencia” al festejarse los 20 años del IFE Salinas reclamó el 12 de octubre a los panistas que en vistas a las próximas elecciones se respetara el principio de “la alternancia”, pero “de ida y vuelta”, como había sido pactado en los 80 por su gobierno con los panistas (para los que creó las condiciones que les permitieron compartir el poder del Estado), y al responderle Calderón se ha olvidado de que llegó de manera ilegítima a la silla presidencial gracias a Salinas, quien ayudó a Fox a orquestar el fraude, y ha ido extremando un discurso maniqueo. En el futuro no puede ya gobernarse “ni desde el autoritarismo ni desde la dictadura” como en el pasado, dijo por ejemplo referiéndose a los gobiernos priístas al entregar el 24 los premios nacionales de 2010 a académicos de la derecha (para seguir festejando seguramente la Revolución Mexicana).

3. La propuesta del PRI fue empero enunciada una vez más por Carlos Salinas de Gortari, como jefe nato del Institucional, al participar ese mismo miércoles 24 en un acto del Grupo Bursátil Mexicano Casa de Bolsa (GBM), y pretender que ellos no siguen el modelo neoliberal. En el debate público, según Salinas, existen dos propuestas “no muy clarificadas”: la del “neoliberalismo” (que sería la del PAN) y la del “neopopulismo” (que sería la del PRI y que en sus libros solía llamar de “la democracia social”), para no hablar, agregó, de la del que llamó “el innombrable”, aludiendo con su propio mote a Andrés Manuel López Obrador, que, dijo, “anda promoviendo su otra opción”, refiriéndose al proyecto alternativo de nación de su movimiento. Luego de respaldar sibilinamente la supuesta “guerra contra el narco” de Calderón, Salinas se tiró a fondo y subrayó el desastre en el que los panistas han convertido a la economía mexicana pues, a pesar de haber recibido casi 100 mil millones de dólares por las exportaciones de crudo, el producto interno bruto tuvo un desempeño “inferior al de Haití” y la economía mexicana tuvo en 2009 “su caída más severa en ocho décadas”, concluyendo que la inseguridad y la violencia son consecuencia de la miseria de los grupos más desamparados de la población.

4. La desorientación absoluta de la administración de Barack H. Obama en este último año sobre México no ha hecho en este contexto más que agravar la crisis mexicana, pues las continuas declaraciones contradictorias de los principales funcionarios estadunidenses sobre nuestro país, descalificándolo a todos los niveles, no dejan de impactar de manera negativa a la política interna. Los principales responsables del gobierno obamita, que manejan a trompicones su relación con México, han tardado en darse cuenta de que la intención de Bush de tratar de doblegar por completo al gobierno panista con la estrategia de la “colombianización” preconizada por los halcones del Pentágono y acogida con entusiasmo por el PAN no iba a tardar en revertirse contra ellos, como en los hechos está pasando, y que en vez de tener mayor seguridad al instaurar un escenario de violencia con un protectorado al sur de su frontera –no un Estado libre y soberano–, lo que lograrían sería generar mayor inseguridad de ambos lados de la frontera, como ha ido aconteciendo.

5. El activismo del embajador estadunidense Carlos Pascual, aferrado aún a las tesis de los halcones de Bush y a la confusa línea ultraderechista de Hillary Clinton al frente del Departamento de Estado, ha resultado en extremo desafortunado. Aceptadas sus intervenciones por el débil gobierno calderoniano (que está echando por los suelos la política internacional de México), se está haciendo eco de la tesis descabellada de que todos los partidos, salvo el PAN, son la expresión “del mal”, y el mismo miércoles 24 tras entregar al gobierno unos helicópteros Black Hawk denunciaba molesto las críticas a Calderón asumiendo que son al gobierno estadunidense que dirige ya en los hechos la política interior de México con el pretexto de que está implementando la Iniciativa Mérida.

6. El PRI, en esta mira, ha avalado durante años las políticas antinacionales de Calderón y de su gente, colaborando a la militarización y al desmantelamiento de la nación, y así hace días avaló el Presupuesto de Egresos para 2011, a pesar del recorte brutal al campo y a la educación pública que se hace en éste, y le dio las espaldas a la Revolución Mexicana, que una vez sustentó su ideología, aceptando las patéticas fiestas del centenario en 2010, pero ahora se endurece al acercarse el 2012.

7. La decisión de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados de posponer para 2011, acaso hasta agosto, la designación de los tres integrantes del Consejo General del IFE que debió haber hecho a más tardar en octubre pasado, incumpliendo así el mandato constitucional, no es nada más consecuencia del pésimo manejo del proceso de designación a cargo del diputado panista Javier Corral, de los vetos tanto de Los Pinos como del CEN del PRI a las propuestas de sus contrapartes pretendiendo agandallarse dos de las tres posiciones, de la insistencia priísta en que una de éstas sea para Televisa (con la hermana de Leopoldo Gómez), con lo que este poder fáctico se erigiría en árbitro del proceso, sino de algo más profundo: la disputa entre el PRI y Calderón sobre quién va a imponer al próximo presidente de México y que necesita para ello manejar a su antojo el IFE y el proceso de 2012.

8. La disputa por el IFE no es un asunto menor pues evidencia una vez más lo que ya se sabe: que hay otra disputa más profunda, que es desenfrenada y que es por la nación: entre la mafia salinista y la mafia yunquista-calderonista, que busca independizarse de aquélla. Nadie puede creer tras esta violenta pérdida de las formas en las instituciones actuales, en el IFE, en la imaginaria “democracia mexicana” o en que va a ser limpio el proceso de 2012.

9. La posposición se hace para que pueda negociarse todo de mejor manera, pretendiendo algunos que sea tras las elecciones locales de julio en el estado de México, en la expectativa de que PRI y PAN puedan ir de la mano en 2012 (como ha sido el caso desde 1988) para poder enfrentar con posibilidades de triunfo a López Obrador. De imponerse la lógica blanquiazul, Salinas aún puede postular a Beltrones o a Fidel Herrera, y de imponerse Salinas, Calderón tiene a mano a muchos posibles candidatos comparsas, empezando por Josefina y por Lujambio, para sumarse de manera soterrada a la candidatura de Peña Nieto, como quería Diego, hoy aún misteriosamente desaparecido.

10. El PAN y el PRI no tienen en cualquier caso un proyecto que pueda beneficiar al pueblo mexicano. No son portadores más que del voraz afán de unos cuantos corruptos por seguir prevaleciendo sobre los derechos de la nación y de los mexicanos.






2012: año de cambios



Jorge Camil


Nos acercamos a 2012, año de importantes decisiones políticas nacionales y de reacomodo de potencias internacionales. En México habrá una guerra de matar o morir, porque representa la oportunidad de que el PRI recupere Los Pinos, y de que el PAN se aferre al poder, convirtiéndose tal vez en el PRI del siglo XXI. Es obvio que el PRI, por su parte, se prepara a retomar las riendas de un poder que para muchos electores jamás debió abandonar. (Esto no sucedía en tiempos del PRI”, escuchamos cada vez con mayor frecuencia en boca de quienes cambiarían en un instante nuestro remedo de democracia por la calma que prevaleció en los 71 años de gobierno revolucionario.) El PRI necesita recuperar la Presidencia para no convertirse en un anquilosado partido de oposición que desaparezca en la mente y en los ánimos de los electores.

En el caso de Acción Nacional todo apunta a que, habiendo probado finalmente los beneficios del poder, hará todo lo posible para no abandonarlo jamás. Vicente Fox y Felipe Calderón, los únicos presidentes panistas, necesitan un sucesor panista que les cuide las espaldas. Han dejado mucho equipaje indeseable a su paso por Los Pinos: los negocios multimillonarios del traidor a la democracia y las consecuencias de su enorme frivolidad; los negocios de la señora Marta y los negocios aún más redituables de los hijos de la señora Marta. 2012 podría ser también el año en el que Andrés Manuel López Obrador y la izquierda nacionalista-populista opten con realismo a la Presidencia de la República.

Calderón necesita más que Fox de una victoria panista para continuar legitimando su cuestionable llegada el poder y su enorme responsabilidad por haber iniciado una guerra civil que podría tener, en la fecha de la próxima elección, un saldo de más de 40 mil muertos: ¡un auténtico genocidio!

En Estados Unidos las cosas no marchan mejor. Obama es un presidente débil que no convence: mucho ruido y pocas nueces (especialmente después de su sonado fracaso en las pasadas elecciones legislativas). Es un mandatario destinado a convertirse en presidente de un solo periodo (como Jimmy Carter). Abandonado a su suerte por las bases del Partido Demócrata, y asediado por republicanos, evangélicos, racistas, miembros del Tea Party y poderosos analistas de la derecha, Obama podría ser sustituido por Sarah Palin, la ignorante de buen ver que fue vilmente utilizada como compañera de fórmula de John McCain.

En política todos los pecados llevan su penitencia. Y en el caso de Palin su improbable elección en 2012 representaría, por supuesto, el triunfo de la primera mujer en la Casa Blanca, pero también la llegada al poder de una derecha aún más recalcitrante que la que llevó a George W. Bush al poder. Palin propulsaría como nadie la agenda de la ultraderecha evangélica, pero al mismo tiempo ocasionaría casi de inmediato la caída de Estados Unidos como líder del mundo occidental. ¿Cómo podrían respetar los tradicionales aliados europeos a un país representado por una ignorante fanática religiosa que insiste en conocer las intrincadas relaciones políticas con Rusia, “porque puede divisar sus confines geográficos desde el jardín de su casa en Alaska”?

Es bien sabido que en política no existen vacíos de poder. Ese podría ser el caso de Estados Unidos. Y por ahora, reconociendo que el mundo se prepara para experimentar la hegemonía económica de China y los principales países asiáticos, el liderazgo ideológico del mundo occidental podría recaer sobre los hombros de Gran Bretaña.

Francia, inmiscuida en huelgas interminables, y en los escándalos de Sarkozy y Carla Bruni, es una potencia definitivamente en decadencia. Por otra parte, los aliados tradicionales jamás dejarían el liderazgo del llamado “mundo libre” en manos de la Alemania de Angela Merkel.

Inglaterra por otra parte está saliendo rápidamente de la crisis financiera de 2009, y tiene un primer ministro respetado; un político que ha sabido gobernar forjando importantes alianzas con la oposición. Sin desconocer que China llevará el liderazgo económico en los próximos 10 años, el Reino Unido está hoy perfectamente posicionado y calificado para asumir el papel de guía de la civilización judeo-cristiana en el mundo occidental. ¿Quién podría negar que Inglaterra tiene el poderío económico, financiero, tecnológico y militar para hacerse respetar en el mundo?

Consciente de esa oportunidad histórica, Gran Bretaña está aprovechando deliberadamente el próximo casamiento del príncipe heredero Guillermo (Wills, le llaman por cariño) y Kate Middleton, una chica moderna, joven, inteligente y elegante, preparada para asumir el papel que en una ocasión ocupó lady Diana, la madre de Wills. La boda está siendo promovida como una manera de recuperar el aprecio de la gente por la familia real, y aseguran que el evento será un espectáculo que podrían presenciar mil 500 millones de espectadores: 200 millones más de los que presenciaron el último Mundial de Futbol. Así que prepárese para presenciar, disfrutar o sufrir uno de los años más trascendentales de los últimos tiempos.





25 nov 2010


Salinas ama a Calderón



Federico Arreola


Poco creativo, Carlos Salinas de Gortari llamó "innombrable" a Andrés Manuel López Obrador. El Peje debería cobrarle regalías al capo de capos. Digo, porque la palabrita la había patentado AMLO precisamente para referirse al nuevo admirador de Felipe Calderón.

Cuántos elogios ha lanzado don Carlos a don Felipe. Muchos, demasiados seguramente, excesivos sin duda y claramente todos inmerecidos. Si hasta parece amor. Amor político, esto es, amor vendido, comprado y bien pagado.

Algo le va a pedir Salinas a Calderón, es obvio. O algo ha recibido ya, desde Los Pinos, el promotor principal de Enrique Peña Nieto. El caso es que, sin venir al caso, el político más desprestigiado que hay en México abrió la boca y dijo que Felipe Calderón es valiente y que se le debe apoyar y no sé cuántas otras tonterías.

Qué satisfecho debe haber quedado Calderón con los piropos recibidos. Decía un amigo español que habrá quien no se trague un halago, pero que todos al menos lo paladeamos. Don Felipe paladeó el halago de don Carlos y luego se lo tragó completito.

Salinas, experto en el arte de hechizar serpientes, decidió lanzarse a apoyar con todo a Felipe Calderón. Sabe Salinas que el presidente espurio, ya totalmente rebasado por la crisis económica y absolutamente derrotado en su guerra contra el narco, si algo necesita es apoyo político. Pero Salinas, comerciante del poder, nada da sin esperar un pago.

¿Qué espera Salinas de Calderón como retribución por tanto elogio? El propio Carlos Salinas lo dijo: que Calderón no se olvide de que sus enemigos no están en el PRI, sino en la izquierda, y no en toda la izquierda, sino específicamente en el movimiento de resistencia civil encabezado por Andrés Manuel López Obrador.

La aritmética política es muy sencilla. Salinas elogió a Calderón y, después de eso, descalificó al "neopopulista innombrable" López Obrador. Semejante suma solo puede dar un resultado: "No te olvides, Calderón", es lo que en realidad dijo Carlos Salinas, "que somos aliados y que nuestro enemigo es AMLO. El tuyo y el mío. No pelees más contra el PRI, asegúrate mejor de que el izquierdista tabasqueño no llegue al poder".

En los últimos meses han crecido los ataques contra López Obrador. Se entiende. Ha aumentado tanto la popularidad de AMLO que la mafia empezó más que a preocuparse, a asustarse. De ahí que sus integrantes hayan decidido cerrar filas. Todos contra El Peje, es la consigna. Todos, sí: Calderón, Salinas, el PRI, el PAN, Televisa, otros medios al servicio del poder, los grandes empresarios.

Así viene el 2012. Habrá que estar preparados para resistir y vencer. A los que queremos un cambio verdadero en México, no nos queda más opción que la resistencia y el optimismo. Porque, evidentemente, tanta agresión solo puede significar que Andrés Manuel y su movimiento están haciendo lo correcto





El problema de Yeidckol




Polimnia Romana


Desde que Andrés Manuel López Obrador inició el recorrido por los 125 municipios del Estado de México, muchos dirigentes, simpatizantes y colaboradores lo acompañamos por autopistas, carreteras, barrios y caminos de terracería intransitables.

Algunos de los acompañantes se ausentaron después de los primeros recorridos, otros nos turnamos por cuestiones de logística pero los integrantes del Movimiento Nacional por la Transformación del País asistieron a todas y cada uno de las asambleas informativas. Higinio Martínez, Horacio Duarte, Yeidckol Polevnsky y Oscar González, asistieron a todos los eventos.


Estos personajes han sido de gran importancia para el Estado de México en diferentes momentos. A pesar de tener orígenes políticos distintos, todos coinciden en que la única forma de sacar al PRI y a sus asesinos del gobierno del estado más poblado del país, es uniendo las fuerzas de la verdadera izquierda y trabajar en una alianza con la gente, con los mexiquenses afectados por tantos años de injusticias, que no apoyan la absurda alianza PRD-PAN que propone Camacho, como tampoco la apoyan los miles de asistentes a las asambleas encabezadas por López Obrador, eso quedó más que demostrado durante la Gira de la Lealtad.


En la última asamblea, en la plaza principal de la capital mexiquense, Andrés Manuel López Obrador preguntó si estaríamos de acuerdo en que el candidato o candidata de la alianza que él propuso fuera el que más puntos sacara en una encuesta. Todos contestamos que sí. La encuesta se realizó. Es más, se realizaron ocho en total. En entrevista con Milenio, la senadora Yeidckol Polevnsky aclaró que las primeras 6 apuntaban hacia Alejandro Encinas.


Después de que el diputado perredista decidiera no participar en la contienda, se realizaron dos encuestas más. Estas últimas dejaron muy clara la ventaja de la senadora sobre los demás compañeros: Oscar González, Alejandro Gertz y Horacio Duarte. Cuando los dirigentes del PRD, PT y Convergencia firmaron la semana pasada una carta proponiendo como aspirante a candidata a Yeidckol, de inmediato se dejaron venir los perros rabiosos a ladrar mentiras, suposiciones y estúpidas conclusiones, todas ordenadas por la mafia dirigida por el padrino y protector de Peña Nieto, Carlos Salinas de Gortari. Que si Andrés Manuel impuso a su candidata, que si fue dedazo, que si la opinión de la gente sobra en las decisiones del Movimiento, etc.


Todos esos tuits y opiniones son de gente desinformada que no entiende que lo único que ocasiona es la verdadera división que critica. En lo que estoy de acuerdo con los desinformados es en una cosa, Yeidckol Polevnsky tiene muchos problemas para llegar a ser gobernadora del Estado de México...


En primer lugar, por ser mujer.


Después, por ser la mujer que ha obtenido más votos en la historia de nuestro país.


Porque ganó su lugar en el senado a través del voto limpio.


Porque ha demostrado ser una mujer íntegra y de auténtico pensamiento deizquierda.


Porque se ha mantenido firme y ha desconocido al presidente espurio desde quese consumó el fraude electoral de 2006.


Porque es una de las legisladoras más cercanas a Andrés Manuel LópezObrador y jamás pactó con el PRIAN ninguna de sus actividades comolegisladora.


Por eso, ni al PRI ni al PAN les agrada la idea de que Yeidckol Polevnsky sea la candidata de nuestro Movimiento, ni que sea Andrés Manuel quién la apoye y acompañe en la próxima campaña para gobernadora.





Dinero
Posible cárcel a ex legislador por lavado de dinero

Funcionarios que se han bajado el sueldo

No pagan las becas fidelidad




Enrique Galván Ochoa


Con frecuencia se discute en cuál país hay más corrupción, si en México o en Estados Unidos. Sobran argumentos fuertes de un lado y de otro. Sin embargo, tal vez podamos conceder que en el país vecino hay menos impunidad o, al menos, la justicia de vez en cuando pilla a un pez gordo y lo mete a la cárcel. Eso hace que funcione el sistema con una cierta idea de que la ley se aplica a todos. Recientemente fue encarcelada una de las grandes figuras de Wall Street, Bernard Madoff. Es un hombre de edad, pasará en la sombra el resto de sus días, perdió toda su enorme fortuna, inclusive se están subastando sus pertenencias personales, el anillo de matrimonio y centenares de zapatos. Parece que padecía la manía del calzado costoso.

Los políticos también

Ahora bien: la idea de que nadie escapa a la acción de la ley carecería de sustento si no alcanzara a personajes de la política. De vez en cuando pierde la chamba un gobernador, como el de Nueva York, Eliot Spitzer, en 2008, por algo que en tierra azteca resulta pecado menor: le cayeron en las uvas con una prostituta. Ayer sucedió algo en Texas de lo que podrán ufanarse los defensores del sistema de justicia estadunidense. El ex líder de la mayoría de la Cámara de Representantes local, el republicano Tom DeLay, fue declarado convicto por lavado de dinero, y es muy probable que termine su carrera política en la cárcel. DeLay canalizó 190 mil dólares de donativos de corporaciones privadas a las campañas políticas de compañeros de partido. Una cosa más o menos parecida sucedió en México en la campaña presidencial de 2000, el famoso Pemexgate. El entonces director de Pemex, Rogelio Montemayor, presuntamente transfirió fondos millonarios al sindicato de la paraestatal que luego serían canalizados a la campaña del candidato priísta Francisco Labastida Ochoa. Ustedes saben cómo concluyó el escándalo, que duró meses en la prensa: Montemayor se fue a Houston, supuestamente lo iban a extraditar a México pero a Fox le tembló la mano –nunca llegó completo el expediente–. El líder del sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps, fue protegido por el priísmo, le dieron fuero de diputado, ahí sigue feliz de la vida. Y el beneficiario final, Labastida Ochoa, en el pecado llevó la penitencia: perdió la Presidencia y hoy cobra como senador. Posiblemente el político texano en problemas, DeLay, daría un brazo por ser mexicano: el lavado de dinero se castiga con pena de hasta 99 años de cárcel. Le hacen otro cargo, conspiración, y cuenta por 20 años. La fecha que el jurado tentativamente fijará la sentencia es el 20 de diciembre.

@Vox Populi

Asunto: funcionarios de excepción

Afirmas que no sabes de funcionario alguno que haya renunciado a una parte de su sueldo. A mi memoria acuden algunos casos, que si bien no tienen que ver con el salario metálico, sí con los privilegios: 1) Ernesto Zedillo renunció a su pensión vitalicia; 2) un diputado del PAN de la pasada legislatura regresó los recursos que le habían asignado para pagar boletos de avión; 3) el actual secretario de Agricultura renunció al automóvil que la Sagarpa le asignó y utiliza el suyo, y su antecesor, Javier Usabiaga, despedía a sus guardaespaldas apenas cruzaba la primera caseta de Querétaro, porque consideraba un exceso ser custodiado. Y Pía Limón renunció a los muebles nuevos en la ALDF.

César Gutiérrez B./ Distrito Federal

Otro caso

Siempre habrá una excepción, es un riesgo decir nunca o nadie de esto o aquello. De lo que estoy seguro es que el diputado Gerardo Fernández Noroña, por su voluntad, ha reducido a la mitad su asignación de sueldo y algunas prerrogativas
.

Dr. Ricardo Almeida/ Torreón

Y el Peje

Mencionas que hasta el momento no se conoce de un solo funcionario que haya decidido renunciar a parte de su sueldo. Sólo quiero comentarte que sí hay uno (a lo mejor hay más, pero sólo me viene uno a la mente): López Obrador, cuando fue jefe de Gobierno del Distrito Federal, decidió reducirse considerablemente el sueldo, sabiendo que las diferencias garrafales que existen en los sueldos de este país no nos van a llevar a nada bueno.

Sergio Palacios Ramírez/ Distrito Federal

R: Las excepciones que mencionan sólo confirman la regla. No me cuesta ningún esfuerzo reformular la frase: “Son excepcionales los casos de funcionarios que han tomado la decisión de rebajarse el sueldo o declinar algunas prestaciones”. ¿Contentos?

Asunto: los deja colgados Fidel

Acudimos a ustedes como único medio viable para hacernos escuchar y solicitar la actuación urgente del gobierno de Veracruz para que cumpla con el compromiso asumido por el gobernador Fidel Herrera al otorgarnos una beca de excelencia para realizar estudios de posgrado en el extranjero. Los que suscribimos el documento adjunto nos encontramos muy lejos de nuestra tierra, hemos intentado aguantar mientras nos llega el depósito mensual de la beca, pero en algunos casos desde hace más de seis meses no han enviado el recurso. Nuestra situación es insostenible. No hemos obtenido ninguna respuesta.

Bernardino Rodríguez Espejo, Udine, Italia; Elena Deanda Camacho, Nashville, Estados Unidos; Georgina Ivette Hurtado Reyes, Madrid; Ivonne Morales S., París; Laura Marina Soberanis Solís, Barcelona; Luis Emilio Gómez Aguilar, Argentina; Mercedes Salas, Ontario, Canadá; Paloma Mejía Lechuga, Sevilla; Rodolfo Martínez Morales, Hawai, Estados Unidos

R: Estimados amigos: como ustedes saben, Fidel prácticamente ya se fue. Así como los dejó a ustedes colgados hay muchos proveedores que se quejan de falta de pago y el estado se encuentra muy endeudado. Tendrán que dirigir su gestión al nuevo gobernador.

(Los mensajes no publicados en este espacio aparecen en el foro)

galvanochoa@yahoo.com
Foro: http://www.elforomexico.com







México SA

Pemex: contratos de riesgo, otra vez

Van privados por el sector petrolero

A particulares, 30% de las reservas




Carlos Fernández-Vega


Con disfraz de nuevo esquema de prestación de servicios”, ayer el consejo de administración de Petróleos Mexicanos retomó formalmente los contratos de riesgo de la época alemanista y, por ende, dio luz verde a la participación del capital privado (nacional y extranjero) en la exploración y producción de crudo mexicano. Y para que no quede duda sobre la magnitud del nuevo negocio petrolero destinado a particulares, la paraestatal detalló de qué tamaño será la rebanada: “las reservas probadas de campos maduros en el país (donde participará el citado capital) representan casi 30 por ciento de las reservas totales”.

Si algo quedaba por desmantelar de la infraestructura productiva del Estado y algún bien de la nación por privatizar eran Pemex y el petróleo, y ayer el consejo de administración de la paraestatal clavó la estocada, con el decidido impulso de Felipe Calderón y la anuencia del Congreso: la explotación y producción de casi un tercio de las reservas petroleras totales del país pasa a manos privadas, por medio de lo que ahora pomposamente denominan “contratos integrales de servicios para exploración y producción” o, lo que es lo mismo, el nuevo disfraz de los contratos de riesgo del alemanato.

Los gobiernos neoliberales fueron más pausados con la privatización del sector eléctrico. Les tomó tres sexenios (de Salinas a Fox) lograr que 40 por ciento de la generación quedara en manos privadas, y van por más. Calderón, sin embargo, lleva prisa con el sector petrolero; muy poco, felizmente, le queda de estancia en Los Pinos, de tal suerte que metió el acelerador para aterrizar la entrega del petróleo: 30 por ciento de un plumazo, y va por más, desde luego. Como siempre la justificación oficial es que “no hay dinero”, de tal suerte que “es necesaria la participación del capital privado en áreas estratégicas para liberar recursos públicos y así atender las urgencias sociales”. Exactamente lo mismo dijo cada uno de los antecesores de Calderón. Armaron la venta de garaje, convocaron a sus cuates y desmantelaron el aparato productivo del Estado para entregárselo al capital privado. Tres décadas después, ya sin nada qué privatizar, cerrada la tienda de ofertas, las urgencias sociales alcanzan niveles verdaderamente espeluznantes y el gobierno federal se mantiene sin recursos.

Sólo quedaba el petróleo y, voraces, fueron por él. De acuerdo con la paraestatal, con el nuevo disfraz “se inicia la implantación de un modelo de contrato para exploración y producción, como resultado del nuevo marco legal de Petróleos Mexicanos, el cual busca incrementar la capacidad de ejecución de Petróleos Mexicanos para generar valor económico, a través de un esquema rentable y competitivo, bajo mecanismos de contratación simples y flexibles, y rendición de cuentas con base en resultados”.

Por si fuera poco, “con estos contratos arrancará un programa estratégico de licitaciones públicas para expandir y fortalecer sus operaciones, que iniciará con la reactivación de tres áreas de campos maduros de la región sur, y posteriormente también en campos maduros de la región norte, en el proyecto Chicontepec y en aguas profundas del Golfo de México. Con este nuevo esquema de prestación de servicios, las reservas y la producción de hidrocarburos permanecen en exclusiva en propiedad de México. El pago al prestador de servicios se da mediante una tarifa por barril extraído, más una recuperación de costos, generando un flujo de efectivo neto para Pemex. Los primeros tres contratos en campos maduros permitirán reactivar un recurso petrolero y afrontar retos técnicos y operativos que no han sido desarrollados por falta de inversión desde hace más de tres décadas. Las reservas probadas de campos maduros en el país representan casi 30 por ciento de las reservas totales”.

Eso dice Pemex, pero de entrada surgen dos dudas: ¿al capital privado que generosamente le han abierto las puertas (por no decir otra cosa), que participará en la nueva tanda de contratos de riesgo y que explotará el 30 por ciento de las reservas petroleras totales del país, también le sacarán hasta las tripas, fiscalmente hablando, como ahora indiscriminadamente lo hace Hacienda con Pemex?¿Quiénes que no sean los dueños de medio México, por no decir de todo (léase Slim y sus Forbes, más las trasnacionales), los beneficiarios de la venta de garaje del neoliberalismo autóctono, podrán participar en este nuevo festín, ahora de oro negro? No serán los de Oportunidades, mucho menos los ninis, desde luego. Sólo hay que recordar quiénes se quedaron con los llamados “contratos de servicios múltiples” (otro disfraz) para explotar el gas natural en la cuenca de Burgos y quienes se quedaron con el país.

A principios de 1970, Jesús Reyes Heroles (el original) informó de la era alemanista y de los negocios privados con el petróleo: “se cerró este ciclo de la política petrolera mexicana con la rescisión de los contratos de riesgo conocidos como Pauley Noreste de exploración, producción y ventas, que abarcaban un área de 923 kilómetros cuadrados en el estado de Tamaulipas, mediante el pago de 55 millones de pesos (4 millones 400 mil dólares de entonces). Pemex había rembolsado para 1964 el total de las inversiones realizadas por los contratistas, con excepción de las correspondientes a los contratos de tierra sumergida y tierra firme, y entregaba una compensación mensual promedio de 4 millones 415 mil 360 pesos’ (352 mil 228.8 dólares). Es así como (el gobierno de la República) sin limitaciones de ninguna especie, libera 3 mil 858 kilómetros cuadrados del territorio nacional para la explotación exclusiva de Petróleos Mexicanos en beneficio de la nación, sin necesidad de ofrecer participaciones o derechos sobre el valor de la producción del subsuelo. Con recursos propios y financiamientos normales, proseguirá, de hoy en adelante, el desarrollo y progreso de la industria petrolera’”.

Pues bien, Calderón se los regresa.

Las rebanadas del pastel

Que “México vive en paz”, asegura sin inmutarse el inquilino de Los Pinos, el mismo que, encerrado en su burbuja y rodeado de impresionante aparato de seguridad, no se atreve a dar un paso sin su voluminoso séquito de escoltas… Por lo visto y documentado por el contralor interno del gobierno zacatecano, Guillermo Huízar, lo único que no pudo llevarse la ex gobernadora Amalia García y amigos que la asistieron fue el cerro de La Bufa.

cfvmexico_sa@hotmail.com







Calderòn no quita el dedo del renglòn y aprovechando que ahorita todos andan en otras cosas ahi va . Bueno , pues que pinche necedad .




Los primeros contratos serán para campos maduros, que albergan 30% de las reservas

Aprueban en Pemex la mayor apertura a la IP en 50 años

Arranca un programa estratégico de licitaciones” para reforzar la explotación de esos yacimientos

La empresa no debe ser una mera agencia administradora de contratos: Fluvio Ruiz

Víctor Cardoso

El consejo de administración de Petróleos Mexicanos (Pemex) aprobó los contratos integrales de servicios para reactivar, en una primera etapa, la explotación de campos marginales de petróleo (“maduros”) y después aplicarlos en la región de Chicontepec, la zona productora donde están centradas las esperanzas gubernamentales, y en aguas profundas. Representa, según el consejero Fluvio Ruiz, la mayor apertura de la empresa a la iniciativa privada en los últimos 50 años.

El órgano rector de la paraestatal aceptó la propuesta del consejero profesional Ruiz Alarcón para aplicar “candados” que permitan mayor control de la paraestatal sobre los trabajos que realicen las empresas privadas. En particular, destaca la decisión de esperar las controversias constitucionales presentadas por diputados y que se encuentran en trámite en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Por la tarde, la secretaria de Energía y presidenta del consejo de administración de Pemex, Georgina Kessel Martinez, dijo que los contratos “desde mi punto de vista son constitucionales y yo espero que la Suprema Corte de Justicia de la Nación se pronuncie en ese sentido”.

Nota Completa :





24 nov 2010




El sexenio de Televisa






Jenaro Villamil


El nuevo libro del periodista Jenaro Villamil, El sexenio de Televisa conjeturas del poder mediático, editado por Grijalbo, será presentado este sábado a las 16:30 horas en la librería de El Sótano de avenida Miguel Ángel de Quevedo. A continuación reproducimos íntegro el texto que se incluye en la contraportada.

El sexenio de Televisa es resultado de una investigación excepcional que documenta cómo el consorcio ha adquirido un enorme poder durante los gobiernos panistas; en particular, durante el mandato de Felipe Calderón. Con ello demuestra que, actualmente, esta empresa es un poder fáctico a plenitud, es decir, un poder real por encima de las leyes e instituciones del Estado mexicano. Un Estado dentro del Estado.

Jenaro Villamil va revelando, una a una, las historias no públicas –en varios casos auténticas conjuras- que documentan la forma en que se ha conformado este poder desmedido, incontrolable, avasallante. Así, siendo “los dueños del circo político”en esta “república de pantalla”, nos enteramos cómo sus principales ejecutivos, los “cuatro fantásticos”, no sólo consiguen ingresos multimillonarios vendiendo, sin restricción alguna, espacios publicitarios a los partidos y a los gobiernos, sino que se dan el lujo de que se legisle a su favor y de que el control de las elecciones pase no por el Congreso sino a través del “canal de las estrellas”.

Entre las múltiples historias secretas que aquí se cuentan, destacan: las oscuras maniobras en torno a la llamada Licitación 21; el papel que jugó el consorcio en la trama de los videoescándalos y la guerra sucia contra AMLO; la ambiciosa operación de cooptación y legitimación de Televisa conocida como Iniciativa México; los engaños y maquinaciones, auspiciados por el gobierno en turno, que permitieron a Emilio Azcárraga Jean el control accionario del consorcio; las tortuosas manipulaciones para dominar la televisión por cable; el melodrama de encuentros y desencuentros entre Televisa y Univisión; el uso de brokers para vender campañas de publicidad política a largo plazo, como la que hoy opera para llevar a Enrique Peña Nieto a la Presidencia en 2012, etcétera.

Ante tal exhibición de atrocidades, el autor se pregunta: ¿será cierto, como afirman los dueños del circo, que “los mexicanos tienen la televisión que se merecen”?









Batalla por el Edomex



Luis Linares Zapata/ III y última


Con el paso de los días y la intensidad de la contienda por el Edomex se van clarificando sus profundos significados. La gubernatura del principal estado de la Federación en cuanto a población, padrón electoral, presupuesto anual, influencia política y PIB son suficientes razones para una cuidadosa valoración. A ello habrá que añadir consideraciones, posiblemente de mayor trascendencia. El adelanto de lo que pueda suceder en la sucesión presidencial de 2012 es una. Pero otra que se va revelando como estremecedora por su impacto en la vida democrática cobra una densidad considerable: la injerencia de los poderes fácticos, desde un principio del sexenio de Peña Nieto, para magnificar su estatura al escogerlo como el continuador del modelo de gobierno concentrador en boga. La más importante de esa inclinación y patronazgo incluye la costosa envoltura que le ha diseñado Televisa y que lleva cinco años de intensa y hasta apabullante difusión. En este proceso es tan público como notorio y con sesgos de ilegalidad. Frente a este abuso la mirada cómplice de las autoridades es la norma.

El pasado domingo, en la plaza central de Toluca, un alborotado priísmo se dio cita para remozar su espíritu de cuerpo. El triunfalismo exudaba en discursos, ánimo y uniforme colorido. La maquinaria, arropada desde el gobierno, está presta para lanzarse a la pelea, a ras de suelo dicen, y retener, así, la gubernatura bajo disputa. El centro lo ocupó, qué duda cabe, su adalid para la grande, el adelantado de toda encuesta y opinión de los enterados. Los dirigentes del PRI nacional hicieron discreto mutis para no opacar los reflectores sobre el guía, el núcleo irradiante ya consagrado de antemano. Todos recibieron el mensaje, el jefe de campaña es, y será, al mismo tiempo, funcionario y conductor del entramado electoral. Tal como lo fue su detallista y manirroto antecesor, el entonces mandatario Arturo Montiel. Una realidad que, a fuerza de costumbre, se enseñorea y repite por todo México. Las implicaciones éticas de tales conductas parecen aceptarse como una normalidad que deja a las instituciones de vigilancia y control fuera de la jugada.

La maquinaria del PRI en el Edomex tiene “motores encendidos” recoge y titula un diario afín de la capital. Sus militantes se coordinarán con las autoridades de primer nivel, ya desplegadas con anterioridad y donde cada quien tiene un territorio asignado. Los programas disponibles, los pendientes por cumplir o las peticiones de última hora de los muchos inconformes serán atendidos, durante los meses por venir, con toda la urgencia que ameritan. A eso llaman, los numerosos propagandistas que pululan por incontables medios de comunicación, trabajar para la victoria. Nada de lo que hagan los demás cuenta para esta elite de repetidores bajo consigna. La pulida imagen televisiva de Peña Nieto habrá de prevalecer sobre cualquier contingencia para generar un efecto de inevitabilidad pre aceptada. Algunos opinadores llegan a concluir que, en caso de atorarse tan potente aparato de mediación, se llegaría a prácticas de diferente matiz. El imperativo es ganar sin atender al costo y, menos aún, los retobos de opositores o de exquisitos intelectuales de izquierda que siempre reclaman por cualquier minucia.

De manera coincidente, las reverberaciones de lo sucedido en otro domingo en la misma plaza de Toluca, continúan llenando espacios periodísticos y atraen la sarcástica atención de los acostumbrados difusores del oficialismo. Para ellos, lo acontecido con la concentración de la izquierda no tiene desperdicio para la crítica mordaz. La lluvia de epítetos sobre la conducta de AMLO arrecia, orquestada por el círculo de la opinocracia. AMLO no sólo impuso a la candidata, sino la línea a seguir en caso de triunfo (decálogo leído). También se encargará de postular al candidato para el DF y designarse, a sí mismo, para 2012 sin cumplir el pacto con Ebrard. Queda probado su poco respeto al electorado y compañeros de oficio en su alocada carrera hacia el precipicio y el olvido concluyen sin pizca de rubor.

Estos adalides de la libertad de expresión, y otros adicionales que se les unen en coro, vaticinan contundente derrota para la coalición formada en el Edomex por las fuerzas progresistas de base. Aún continúan bordando sobre el juego que se le hace a Peña Nieto con estas tácticas de rechazo a la coalición con el PAN. No atisban a entrever siquiera que un extraño fenómeno de conciencia y hartazgo puede estarse incubando. Escapa a sus observaciones la constante consulta que AMLO hace entre sus atentas y respetuosas audiencias. En tales idas y venidas se probaron los variados temas que integraron el decálogo enunciado. Son éstos condicionantes para la que resultó abanderada de dicho movimiento. Además, cada aspirante a la candidatura tuvo en numerosas ocasiones oportunidad de presentarse ante los asistentes a las concentraciones. Fueron recibidos de maneras distintas, los aplaudieron, les gritaron, les respetaron sus voces, atendieron sus llamados y hasta les reclamaron y abuchearon en ocasiones. Todas estas manifestaciones populares no pasan desapercibidas para oídos y miradas acuciosas. Van formando un cúmulo de elementos de juicio que se completa con encuestas de riguroso método. De esta manera salió la senadora Yeidckol Polevnsky como la mejor situada. Ésa fue la acordada vía entre dirigentes partidarios, para su selección. Habría que recordar la senaduría de mayoría lograda por Polevnsky y que dejó al abanderado de Peña en tercer lugar.

En el caso de los aspirantes al gobierno del DF, el método selectivo será más complejo. Incluirá, a lo mejor, una elección abierta a la ciudadanía citadina. Así lo han solicitado destacados militantes del PRD en un desplegado. Hay, cuando menos, cinco o seis personajes, cercanos o integrantes del Movimiento para la Transformación del País, que desean ser tomados en cuenta y tienen las cualidades para tan importante cargo. El senador Ricardo Monreal es uno. Ojalá y la selección final se armonice con el sentir popular mayoritario. En ambas ocasiones (Edomex, DF) las oportunidades de triunfo son o serán similares, aunque muchos las den por perdidas.




23 nov 2010


La revolución necesaria



John M. Ackerman


MÉXICO, D.F., 23 de noviembre.- “I think you have to be crazy to be a revolutionary in a country like Mexico today”, exclamó en 2001 el recién estrenado secretario de Relaciones Exteriores del gobierno de la alternancia, Jorge Castañeda Gutman. Poco antes, en noviembre de 2000, el mismo Vicente Fox se atrevió a declarar que por su cuenta corría que para el final de su sexenio en lugar de celebrar la Revolución el 20 de noviembre los mexicanos celebraríamos la culminación del Plan Puebla-Panamá. Felipe Calderón también ha sido explícito en su intención de priorizar este año el legado de la Independencia por encima del de la Revolución, y de enaltecer el papel de la Iglesia y las Fuerzas Armadas por encima de la movilización ciudadana en la construcción histórica del país.

Todavía hoy, Castañeda, junto con Héctor Aguilar Camín y un grupo de intelectuales muy cercanos al poder, mantienen incólume su férrea intolerancia antirrevolucionaria. “México es preso de su historia”, afirman estos dos autores en su texto Un futuro para México, y precisan: “ideas, sentimientos e intereses heredados le impiden moverse con rapidez al lugar que anhelan sus ciudadanos. La historia acumulada en la cabeza y en los sentimientos de la nación –en sus leyes, en sus instituciones, en sus hábitos y fantasías– obstruye su camino al futuro”. La Iniciativa México no ha hecho más que retomar esta misma idea cuando Javier Aguirre y otras figuras públicas llaman a “enterrar el México de los complejos y alumbrar el México de hombres y mujeres seguros de sí mismos”.

José Woldenberg también se suma resuelto a la comunidad de críticos de los “revolucionarios” cuando, en la celebración de los 20 años del Instituto Federal Electoral (IFE), dice que solamente “muy pequeños grupos y expresiones excéntricas” no comparten el “acuerdo profundo” de que “sólo la voluntad de los ciudadanos expresada en las urnas es y puede ser la fuente de legitimidad de los gobiernos”. Hay que reconocer que para el exconsejero presidente del IFE los revolucionarios de hoy no serían una bola de “locos” (Castañeda dixit), sino simplemente unos “excéntricos” o “weirdos”.

La realidad, sin embargo, desmiente los anhelos supuestamente “modernizadores” de intelectuales, políticos y poderes fácticos. Hoy, el espíritu revolucionario se mantiene más vivo que nunca en el país. El periódico Reforma recientemente dio a conocer que 64% de la población siente “mucho orgullo” por la Revolución Mexicana. Es más, hasta encuestadores como Ulises Beltrán, quien trabajó en Los Pinos con Carlos Salinas y Ernesto Zedillo, han tenido que reconocer que millones de mexicanos manifiestan que una nueva revolución no es solamente posible, sino necesaria.

Una encuesta de BGC, Beltrán y Asociados, publicada el 20 de septiembre en el periódico Excélsior, llega a una conclusión estremecedora: 14% de los encuestados afirman que no creen que “las condiciones de desigualdad y pobreza puedan resolverse actualmente poco a poco y de forma pacífica”, sino que “sólo se darán con un nuevo enfrentamiento armado entre los mexicanos, como ocurrió en la Independencia y la Revolución”. Probablemente ese porcentaje podría alcanzar niveles mucho más altos en la población en general, ya que la encuesta se realizó por teléfono y únicamente recogió las opiniones de los ciudadanos con mayores ingresos y escolaridad.

Hoy somos aproximadamente 110 millones de mexicanos. El 14% por ciento de la población equivaldría a 15.4 millones de personas, y ello representa más de los 15 millones de votos que Felipe Calderón habría recibido en las controvertidas elecciones presidenciales de 2006. Aún si restáramos a los menores de edad por no formar parte del universo de encuestados, todavía tendríamos una masa crítica de por lo menos unos 10 millones de revolucionarios adultos hoy en México. Independientemente de lo que uno pudiera opinar sobre estos datos, resulta muy irresponsable simplemente ignorar la realidad y descalificar a estos compatriotas como “locos” o “excéntricos”.

Ahora bien, la existencia de tantos mexicanos que consideran que la vía armada sería la única forma de resolver la desigualdad y la pobreza que aquejan al país no debe ser vista como un reflejo de una cultura política “atrasada”, sino como la consecuencia directa del claro fracaso de los gobiernos de la alternancia para resolver los problemas más urgentes de la población. Una gran cantidad de mexicanos están hartos del constante abuso de autoridad, del estancamiento económico y de la franca ineficacia gubernamental. Estos mexicanos se hallan convencidos de que la clase política actual está más preocupada por asegurar el siguiente cargo y cuidar sus propios intereses que por lograr el desarrollo nacional.

Muchos entonces han llegado a la conclusión de que continuar por esta peligrosa senda eventualmente se nos podría arrojar al abismo de un golpe de Estado, una intervención extranjera o una guerra civil. En lugar de seguir de frente hacia este callejón sin salida, los nuevos revolucionarios piensan que habría que abonar a la construcción de claras alternativas sociales y políticas para cambiar de rumbo el país.

Afortunadamente, la vía armada está totalmente cancelada en los hechos. Por mucho que 10 o 15 millones de personas estuvieran convencidas de la necesidad de tomar las armas, esta estrategia estaría destinada al fracaso ante el poderío militar del gobierno y los narcotraficantes, así como el intervencionismo estadunidense cada día más pronunciado. Sin embargo, un gran levantamiento cívico, una resistencia civil pacífica generalizada y desde las bases, de ninguna manera estaría fuera de lugar. De hecho, ese puede ser el único camino que nos queda disponible para empezar a reconstruir nuestra dolida y saqueada nación. Otra revolución, esta vez pacífica y civil, es efectivamente necesaria. l



www.johnackerman.blogspot.com

twitter: @JohnMAckerman