30/06/2010




Calderón ya ha hecho reuniones y no ha pasado nada: AMLO






Andrés Manuel López Obrador señaló que varias veces gobernadores y el gabinete de seguridad se han reunido, como pretende ahora Calderón nuevamente, y no ha pasado nada, por lo cual sólo se reuniría con él si realmente hay interés en que se den cambios en el país. .El Presidente Legítimo de México, Andrés Manuel López Obrador, consideró que el llamado al diálogo de Felipe Calderón es una "nueva maniobra política para salir de esta lamentable perdida del candidato en Tamaulipas", Rodolfo Torre Cantú.

En entrevista radiofónica, y tras enviar sus condolencias a los familiares de Torre Cantú, López Obrador aclaró que sólo aceptaría dialogar con Calderón "si yo veo que hay realmente interés de que se den los cambios en el país para enfrentar la inseguridad y violencia entonces participamos". AMLO señaló que la descomposición social se debe a que "no han querido cambiar la política elitista y de pillaje" originada desde hace 27 años y que ha impedido el desarrollo del país.

"No me voy a prestar a la simulación, ya basta", dijo el Presidente Legítimo. "Desde luego que todo el mundo está preocupado y quisiera que las cosas mejoren en el país", añadió, pero subrayó que "¿cuántas veces se han reunido los gobernadores, el gabinete de seguridad hasta el Consejo Coordinador Empresarial y no ha pasado nada?"











Rodolfo y el mensaje…


• ¿Quién lucra con la tragedia?
• Tamaulipas y los datos duros



Interesante el cierre de campaña priista (con el lucro) en el homenaje al candidato del PRI en Tamaulipas, Rodolfo Torre Cantú, quien fuera cobardemente asesinado cinco días antes de los comicios. Interesantes las señales de las lacritas tricolores que mañana darán a conocer el nombre de su sustituto, que provocó importantes jaloneos entre los poderosos grupos que se disputan el control de la ruta rumbo al 2012… y que hizo escala en la tierra de Eugenio Hernández.

Interesante, my friend, el discurso de Sor Beatriz afirmando la ineficacia y fracaso de la estrategia contra la “ridícula minoría”, cuando el PRI la ha respaldado ante el viento y la marea de la emocionante adversidad. Nuestra fuerza es mayor a nuestra miseria (y cinismo) y nuestra esperanza es mayor a nuestro miedo (de perder). El fin justifica los miedos, perdón los medios. La joya de investigación en la lápida de Rodolfo cuando asevera que el crimen contra Torre Cantú se inscribe en el clima de inseguridad que prevalece en el país... ¿haiga sido como haiga sido, Beatriz?

Porque cuando alrededor del execrable hecho suceden una serie de originales incidentes y datos duros que prenden las alarmas, hay algunas divertidas preguntas que flotan en el aire de las señales, los mensajes y ¿los ajustes de cuentas…?

Uno. Rodolfo Torre contaba con una camioneta blindada, altamente segura (la cual además presumían) y que, no me la va a creer pero... justo ese día no la utilizó porque lo estaría esperando en Valle Hermoso —sitio donde, por cierto, asesinaron recientemente a otro candidato, éste de la PANdilla, Mario Guajardo, a la alcaldía—, lo que hace por demás evidente, mi estimado, que los sicarios conocían este sugestivo dato, clave de información, donde llama la atención a sabiendas de la ola de violencia… y de amenazas que marcaba el ambiente de las campañas, el descuido, la ingenuidad, negligencia y/o perversidad de no usarla el día fatal.

Dos. A Torre y su equipo de colaboradores que viajaban en la carretera del municipio de Soto la Marina no los acribillaron mientras estaban en el interior del vehículo, como suele suceder y se ha visto en innumerables ocasiones gracias a la atinada guerrita de Felipe Calderón, sino que… los bajaron de sus vehículos para salvajemente (fusilarlos) dispararles… lo que devela un meticuloso plan de acción. Sobre todo porque los delicados hechos no se dieron durante una persecución… sino que ya los estaban esperando… lo que hace evidente que también conocían de la ruta, la agenda y los tiempos del candidato, yes?

Tres. Arriba del cuerpo del candidato, my friend, había una cartulina con un mensaje. Un mensaje contundente y sin firma. Y en la historia de la “ridícula minoría”, donde dejan sus atractivos mensajes siempre… siempre hay firma. O dedicatorias. Y en esta ejecución... no hay abajofirmante. Pero sí una amenaza clara. Puntual y precisa… sin firma.

Curioso que el organizado crimen en Tamaulipas, que se ha cansado de rotular mantas y cartulinas, no estampe su firma como sello de la casa. Y el destinatario del mensaje… sí entiende que entiende la señal. Esa que está lejos de ser un capítulo cerrado… del pasado.

Indudable que el exhorto priista, de la sociedad, del (des)gobierno, de nuestros inquietos vecinos, de los partidos políticos, de distintas figuras y de diversos sectores es una pulcra y minuciosa investigación de este acontecimiento que enluta a las familias, cuyo dolor es infinito, y a los mexicanos que, pasmados, observan la vertiginosa descomposición desencadenada por la impunidad y la ausencia de la ley que alcanza niveles comparables a un Estado fallido.

Un desgobierno que Vive México ahogado en la espiral de descontrolada violencia. Síntomas de peligrosa ingobernabilidad. Indicios de autoritarismo, intolerancia, inconsistencias e incongruencias por parte de Felipe, que llama a la unidad con una mano (por supuesto, limpia) y con la otra suciamente golpea.

Síntomas que levantan voces, my friend, de que es hora de cambiar la ruta. Ahora. Porque esto no se acaba, hasta que se acabe. Y aún viene lo peor…

Por la mirilla

¡¿Y Diego Fernández de Cevallos, apá..?!









AMLO acepta diálogo si Calderón cambia política económica y de seguridad



La redacción

MÉXICO, D.F., 29 de junio (apro).- El excandidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, condicionó hoy su participación en la reunión convocada por el presidente Felipe Calderón, para hacer un frente común contra el narco, a que el Ejecutivo federal asuma el compromiso de emprender un cambio verdadero”, es decir, modificar la política económica, generar empleos y establecer una coordinación entre todas las corporaciones policiacas en el combate a la delincuencia organizada.
Sostuvo que si la convocatoria emitida por Calderón es en serio, aceptaría asistir porque, subrayó, "por encima de todo está México y está el interés general".
Luego de lamentar el asesinato del candidato de la coalición PRI-PVEM-Panal a la gubernatura de Tamaulipas, Rodolfo Torre Cantú, López Obrador afirmó que el clima de violencia e inseguridad que priva en el país es fruto de la descomposición social que originó la imposición de una política económica elitista.
En entrevista telefónica con el periodista Jacobo Zabludovsky, en su noticiero De 1 a 3, el tabasqueño advirtió que de no ponerse el acento en esa situación, en lo que a él concierne no se prestará a “la simulación y la demagogia”.
“Sería muy malo que a estas alturas forme parte de esta comparsa. No vamos a caer nosotros en ninguna simulación", dijo el exjefe de Gobierno del Distrito Federal.
En su opinión, todos los actores políticos deben preocuparse y ocuparse de la situación de inseguridad que impera en el país, pero aclaró que no es ese tipo de reuniones lo que solucionará las cosas, sino un cambio de rumbo en la política económica.
López Obrador sostuvo que la descomposición social y la codicia de unos cuantos ha llevado a la pobreza a millones de mexicanos y al abandono de los jóvenes que no tienen ninguna posibilidad de trabajo ni de estudio.
De continuar el mismo régimen, advirtió, "va a seguir la destrucción del país, porque desgraciadamente esto que está sucediendo es el fruto podrido de la política económica" que se impuso desde hace 27 años.
Además, afirmó que en México no existen corporaciones policiacas profesionales en la lucha contra la violencia y la inseguridad, ni se ha aclarado con énfasis que "no se está protegiendo a ninguna banda para castigar a otra, porque esa es también la sensación que hay entre la gente".





Camacho traicionó en 1993 y traiciona en 2010





Federico Arreola

Conocí a Manuel Camacho Solís en 1992. Si no recuerdo mal, me lo presentó en El Norte de Monterrey el señor Alejandro Junco de la Vega, principal accionista de ese diario que, un año más tarde, llegó a la Ciudad de México con el nombre de "Reforma".

En aquella ocasión solo lo saludé en la oficina de Junco, es decir, hablé muy poco con Camacho. Fue a mediados de 1993 cuando conversé por primera vez más o menos largamente con el mencionado político. El tema de nuestra charla fue Luis Donaldo Colosio, que era mi amigo.

Colosio y Camacho competían por la candidatura presidencial del PRI. Camacho sabía de mi amistad con Colosio, así que me había convocado nada más para decirme que Luis Donaldo no tenía ninguna posibilidad de ser el elegido. Tan mal informado estaba.

Vi a Camacho como un tipo penosamente ingenuo y extremadamente ambicioso. En la plática se negó a aceptar la menor posibilidad de que Colosio lo derrotara."Imposible", repitió hasta volverme loco. Como todos sabemos, Colosio y Camacho compitieron bajo las reglas de aquel PRI. Los dos las aceptaron, no intentaron cambiarlas y se comprometieron a respetar el resultado del juego. Perdió Camacho, ganó Colosio.

Mal perdedor, Manuel Camacho se negó a acepar en noviembre de 1993 su derrota. Y desde ese momento trabajó exclusivamente para perjudicar a Luis Donaldo Colosio. Fue tan desleal la actuación de Camacho durante varios meses que, cuando asesinaron a Luis Donaldo, en el funeral, Diana Laura Riojas de Colosio ordenó que lo echaran. Fui testigo de cómo Alfonso Durazo le dijo: "La señora le pide respetuosamente que se retire".

Volví a hablar con Camacho en 1997. El que me pidió verlo fue Óscar Argüelles, actual director de Comunicación de Marcelo Ebrard. En este nuevo encuentro Manuel Camacho solo quería preguntarme qué era lo que verdaderamente opinaba Diana Laura de él, porque no podía creer que esta maravillosa mujer se hubiese ido a la tumba sin perdonarlo. "Lo siento, Manuel", le dije, "la última vez que hablé con Diana ella seguía despreciándote".

La tercera vez que hablé con Camacho ocurrió en 2004, en la época del proceso de desafuero de Andrés Manuel López Obrador. Camacho le había pedido a Carlos Marín, a la sazón mi subordinado en Milenio, que me convenciera de hablar con él. Acepté. Camacho me pidió que convocara a Manlio Fabio Beltrones a la casa de Javier Moreno Valle para pedirle a ese político priista que actuara con sensatez e impidiera que le quitaran rápidamente el fuero a AMLO. Manlio aceptó y el desafuero se dio muchos meses después, lo que le dio a López Obrador tiempo para organizar una defensa política y aun jurídica.

Cuando dejé la dirección de Milenio y fui invitado por López Obrador a su campaña electoral presidencial, Andrés Manuel me dijo que uno de mis compañeros en el equipo iba a ser Camacho. Le dije a AMLO que aceptaba colaborar aunque yo no confiaba en el tipo que tanto daño le había hecho a Colosio.

Decidí trabajar al lado de Camacho porque, evidentemente, el jefe del grupo era AMLO y este tenía el derecho de invitar a quien se le pegara la gana. En la campaña no me llevé bien con Camacho. Lo intenté, pero el recuerdo de su traición a Luis Donaldo siempre fue más fuerte que mi disciplina.

Ahora, Camacho, como el alacrán, fiel a su naturaleza ha traicionado a López Obrador. Varias veces, solo por molestar, le he dicho a AMLO: "Te lo dije". Y es que, perro que come huevo, aunque le quemen el hocico.

La traición de Camacho no consiste en preferir a Marcelo Ebrard como candidato presidencial del PRD para 2012, lo que es su derecho. Nada de eso. Manuel Camacho es un traidor a todo un movimiento político por otra cosa: ser en la actualidad uno de los principales operadores políticos de Felipe Calderón Hinojosa, el panista que en 2006 recurrió al fraude electoral para llegar al poder.

Ayer martes, por la tarde, vi a Andrés Manuel y le dije: "Por algo Diana Laura ordenó que echaran a Camacho del funeral de Donaldo". Por falso, por chueco, por inmoralmente ambicioso.

El caso es que no desprecio en 2010, a ese grillito menor, más de lo que le despreciaba en 1994. Pero tampoco le desprecio menos.





Astillero

El PRI y su Frankenstein

Se asusta de lo que apoyó

Huarache dialoguista Camacho

“Decidir” sobre catástrofe





Julio Hernández López



Beatriz Paredes ayer en la sede del PRI, con Manlio Fabio Beltrones, Emilio Gamboa y los gobernadores Rodrigo Medina, de Nuevo León, y Fidel Herrera, de VeracruzFoto Carlos Cisneros



El PRI aprovechó el paso de una carroza fúnebre tamaulipeca para cobrar cuentas acumuladas con un calderonismo que muy temprano creyó posible atenuar esa prevista espinada nocturna mediante la colocación de un presunto huarache dialoguista marca Manuel Camacho. Fue Beatriz Paredes, a la que los duros de su partido han acusado largamente de ser colaboracionista con el felipismo también cantor, quien tuvo la encomienda de la jefatura colegiada de su partido de leer una cuidada declaración de guerra que, como todo en la filosofía mercantil de tres colores, está sujeta a arreglos en lo oscurito, mediaciones salinizadas y ajustes e intercambios.

Pero, por lo pronto, los gobernadores, los coordinadores de las bancadas legislativas y los directivos del PRI comparecieron ayer de riguroso negro ante periodistas que escucharon la contrición de quienes reconocen haber formado quórum para que el impugnadísimo Felipe Calderón rindiera protesta de un cargo en cuyo ejercicio ya el panista no ha sabido corresponder al gesto priísta de “darle vigencia” a ese régimen al que ahora consideran tan nefasto que no les queda sino describir que es regido por la irresponsabilidad, el cortoplacismo y la ambición de poder, y que ha llevado a la nación a escenarios de injusticia, desgracia y crispación. Incluso, en un juego de palabras sugerente para quien se sienta con derecho a ponerse el saco 0.56, la presidenta formal del PRI dijo que siempre han estado dispuestos a dialogar con liderazgos legítimos, sin precisar si en el caso calderónico aplica tan genérica amabilidad.

Cierre de filas de los priístas de elite que con la muerte del candidato del gobernador de Tamaulipas a la sucesión creen tener aún más al alcance de la mano las victorias en los estados donde este domingo habrá elecciones y que creen oportuno comenzar a deslindarse de ese dieguismo priísta de convalidaciones que hasta hace meses habían practicado, para dar paso a la faceta de fiera “oposición” que les confirme el paso franco rumbo a la reconquista de Los Pinos.

El “lucro político” convertido en el coco de todos. Los priístas acusaban a otros de buscar ese provecho y los otros acusaban a otros de lo mismo, mientras por doquier surgían las declaraciones tradicionales de abatimiento por la muerte de Rodolfo Torre Cantú, a quien velaban los priístas con un ojo puesto a los comicios de este domingo y otro al grupo político que resultará beneficiado con la sustitución tamaulipeca que habrá de anunciarse hoy en Ciudad Victoria. Calderón, desde luego, quiso tener ganancia de la situación mortuoria con su propuesta de diálogo que pretendería responsabilizar a la sociedad de la toma de decisiones sobre una catástrofe consumada: dialogar, analizar, decidir… tres y medio años después de que el propio Calderón ordenó por sus muy individuales pistolas el inicio de una “guerra” que nadie autorizó ni aprobó más que el deslegitimado panista que necesitaba tener bandera de imposiciones y controles con la cual tratar de asentarse en la pantanosa silla presidencial que se había allegado de manera fraudulenta.

Calderón alcanzado por la realidad, que muy temprano quiso poner algo de resistencia a la acometida priísta que se anunciaba para la noche de este martes. A las ocho de la mañana había ofrecido un “Mensaje a los medios de comunicación” (como si todos los demás mensajes públicos, montados para ser atendidos por reporteros, no fueran dirigidos a esos medios que sin falta los difunden), que en realidad era una especie de posdata de su anterior comparecencia mediática, la noche del lunes de la sangre de candidato derramada, que a su vez había sido precedida por las palabras que con igual cobertura mediática amplia había pronunciado Fernando Gómez Mont en nombre de la parte del gobierno federal que al parecer él ejerce sin coordinación con su presunto jefe Calderón. Tan insólita multiplicación de posturas obedeció a la razón simple de que el ocupante de Los Pinos quiso adherirse de forma expresa y madrugadora a las recomendaciones de su más reciente diseñador de estrategias, el polivalente Manuel Camacho que mediante el artefacto denominado Dia ha promovido las famosas alianzas perreánicas ampliamente aceptadas y promovidas por el felipismo y, ahora, el igualmente percudido plan del “diálogo” de última hora y ante desgracias consumadas con que el Presidente LegaL pretende demostrar su buena voluntad en medio de un camposanto nacional de 23 mil caídos y entre los colmillos afilados de los priístas coaligados que no solamente trabajan para cobrarle afrentas en las urnas mediante mapachería tricolor en 14 estados sino, además, exhibirlo como peligroso fracasado político unos días antes de esas elecciones-guillotina.

La feria de disparates con crespón se completó ayer con las frases dignas de inscripción dorada en muros de honor del ya infaltable Gómez Mont (el todavía secretario, no el hermano rijoso ya destituido): son más fuertes votos que balas; y los arrebatos oratorios del endurecido Calderón al puntualizar a los ciudadanos que no quiere actos de heroísmo o martirio sino apoyo decidido y comprensión (por ejemplo, propone esta columna siempre práctica, sumarse sin chistar a la creciente lista de muertos sin explicación ni indagación, asumirse como reserva comprensiva de voluntarios daños colaterales por cumplir), y que entre sus planes próximos está la creación de un frente nacional que apoye la “guerra” en curso.

Y, mientras las amenazas, el miedo y el tufo a defraudaciones programadas recorren los estados en que habrá comicios, sobre todo en Oaxaca del ulisismo dispuesto a sostenerse a sangre y fuego, Sinaloa donde el poder real no está en las urnas ni en las oficinas públicas, Veracruz del fidelismo impune y la Puebla del preciosismo mapacheril, ¡hasta mañana, en espera de la resolución de la Suprema, Corta de Justicia, sobre el caso Atenco y la justa liberación de los dirigentes presos!

Fax: 5605-2099 • juliohdz@jornada.com.mx • http://twitter.com/julioastillero





Bienestar y concentración




Luis Linares Zapata

Al ceder el momento álgido de la crisis, distintos países del mundo sufren la confrontación entre el llamado estado de bienestar y ese otro modelo atado a la concentración de la riqueza. Los teatros donde se desarrolla la contienda son diversos. En cada uno la lucha se da con intensidad creciente. Latinoamérica, por ejemplo, ya lleva una larga temporada enfrascada en el intento, a veces con marcados retrocesos, por acceder a un estadio que aleje a las masas depauperadas de su cotidiano horizonte, reduzca la nociva influencia y control de sus elites o la grotesca acumulación de toda clase de riquezas y oportunidades. En Asia el ascenso en bienestar ha sido constante en algunas de sus regiones. En otras, apenas se observan signos de mejoría. Pero lo cierto es que, en general, la pobreza asiática ha experimentado drástica reducción. Sin embargo, todavía se debaten por encontrar sendas que aseguren una creciente distribución de los bienes producidos.

Asunto distinto puede observarse, hoy en día, en aquellos países que, habiendo alcanzado notables grados de desarrollo, son asediados por las consejas, ambiciones sin límites y los intereses cobijados bajo los postulados neoliberales. La disputa que se ha condensado en la vieja Europa se concretiza en las acciones capitaneadas por los llamados mercados. Por este fenómeno habría que entender, no la concurrencia de millones de inversionistas individualizados (que los hay), sino las tramas especulativas de voraces flujos de enormes capitales. Todos ellos centralizados en unos cuantos directorios, con respaldos bien estructurados y dictados desde una, dos o, a lo sumo, tres de las más notorias sedes financieras. Todos bajo el influjo de obtener cuantiosos, muchas veces exagerados rendimientos para sus directivos, socios o accionistas mayoritarios. En realidad tales organismos son instrumentos diseñados para la concentración y captura de la riqueza mundial. Una forma por demás rapaz de acumulación que no tiene límite ni consideración alguna sobre lo que, en el otro extremo de la ecuación, se ocasiona de manera inevitable: miseria, decaimiento, nulas oportunidades para las mayorías, desequilibrios continuos, aberrantes deformaciones, medianías insoportables y, con frecuencia inusitada, violencia y crimen.

Europa es, por ahora, el teatro por excelencia de la disputa mundial. Lo que se concebía como maduros estados de bienestar han cedido terreno ante la presión de los mercados. Éstos exigen que los nocivos efectos económicos provocados por la crisis sean subsanados por aquellos que padecen sus efectos. Los que, en verdad la causaron, quieren ser exceptuados, perdonados y levantarse, además, con las utilidades. Las bolsas de valores, los bancos, fondos de inversión y demás instrumentos que condensan la parte perversa de los llamados mercados, hasta hoy día, parecen ser los triunfadores. Los líderes políticos de distintos países, muchos de ellos socialdemócratas, cristiano-demócratas y aun socialistas, han cedido a sus reclamos, a sus caprichos y urgencias. Irlanda fue la primera en instrumentar un programa de duro ajuste. Grecia le siguió presionada por sus socios europeos y el FMI no sin desatar feroces refriegas callejeras que todavía continúan. Después la atención se concentró en España. El gobierno de Rodríguez Zapatero, a pesar de su orientación partidaria de izquierda, introdujo un draconiano plan de recortes fiscales. No importa que, a su país, ya en posición de desventaja frente al bienestar logrado en la Unión Europea, se le exigiera penurias adicionales. Le han seguido la pauta Hungría e Inglaterra.

Se parte de reconocer que las naciones mencionadas pusieron algo de su parte para configurar un cuadro de clara debilidad: el volumen de su deuda, tanto pública como privada. España por recargarse en el crédito para financiar su acelerado y a veces ineficiente y derrochador programa de expansión externa. Latinoamérica ha sido testigo de las cuantiosas inversiones de empresas españolas, todas ellas mediante apalancamientos con frecuencia desorbitados. El volumen de deuda con bancos franceses, británicos y alemanes, han sido, en verdad, causa de preocupación legítima. La ambición de reconquista de sus añorados territorios la cimentaron los españoles con cientos de miles de millones de euros en créditos.

Italia es otra economía en riesgo. Y la propuesta de Berlusconi es similar a las demás. Alemania misma ha marcado pauta con su plan de ahorro fiscal, a pesar de diversas opiniones que le solicitan desatar el consumo interno. El mismo gobierno de Sarkozy se ha atrevido a proponer que, en la Francia de los grandes avances en bienestar, se ensayen recortes al gasto y la inversión social. Ante tal andanada depredadora sobre la justicia distributiva, la única defensa efectiva recaerá en la movilización ciudadana. El desencanto con sus gobiernos, la intranquilidad cotidiana y hasta el coraje de las masas ya ha empezado a mostrar los dientes. La fuerza, la enjundia organizada que llevó a estas sociedades a lograr los avances en su nivel de vida, empieza a llamar para la defensa de sus asentados modos de vida. Millones han salido a las calles y los ensayos de huelgas generales se escuchan por doquier.

Pero mientras eso sucede en Europa, en México todavía se quiere concluir el premeditado plan neoliberal que lleva ya más de un cuarto de siglo de ensayos y fracasos. A pesar de haber rellenado casi la totalidad de los formularios dictados desde los que han sido centros de mando ideológico, todavía se insiste en completar, hasta las últimas consecuencias, las llamadas reformas estructurales. No importan los terribles resultados que han producido: pauperización del trabajo, desempleo, emigración forzada, desarticulación productiva de la fábrica nacional, desamparo rampante, violencia incontrolable y demás plagas que distinguen al México actual. Pero, tal y como sucede en Europa, la rebelión de las mayorías, aunque congestionadas por la intensa propaganda inmovilizadora del oficialismo, no se hará esperar. El cambio es una impostergable necesidad. Sólo hace falta mayor organicidad popular para enfrentar esta nefasta combinación de plutócratas insensibles y políticos doblegados que encadenan al país.




29/06/2010


Sin AMLO no hay diálogo nacional, y no debe haberlo con Calderón




Federico Arreola
29 de Junio, 2010


Ha trascendido que el presidente espurio Felipe Calderón Hinojosa ha buscado al presidente legítimo Andrés Manuel López Obrador para que este último participe en un "diálogo" nacional.



Entiendo a Calderón: no le basta reunirse con la izquierda dócil, es decir, la dirigida por Manuel Camacho, Jesús Ortega, Marcelo Ebrard, etcétera.



Es tan profunda la crisis nacional, sobre todo después del asesinato de Rodolfo Torre, candidato del PRI al gobierno de Tamaulipas, que Calderón necesita urgentemente ser arropado por todas las fuerzas políticas.



A Felipe Calderón ya lo apoyan el PRI de Beatriz Paredes, Manlio Fabio Beltrones, Enrique Peña Nieto y Fidel Herrera; el PAN, al que pertenece Calderón, y un sector de la izquierda mexicana (pero el menos importante) esto es, el de Camacho, Ebrard, los chuchos, etcétera.



La verdadera y única oposición a Calderón la representa el movimiento de resistencia de Andrés Manuel López Obrador, el presidente legítimo de México.



No es cualquier oposición la de AMLO. Este representa a millones de mexicanos políticamente organizados más allá de los partidos de izquierda.



Desde luego, AMLO representa a más mexicanos de izquierda que el PRD, Convergencia y el PT y que los líderes de estos partidos Camacho, Ebrard, Ortega y los demás.



Por eso, en la actual crisis a Felipe Calderón le urge que AMLO participe en los diálogos que el gobierno federal necesita encabezar para buscar salidas.



Pero millones de mexicanos agraviados por el fraude electoral no deseamos que AMLO se junte con Calderón, a no ser que el presidente espurio acepte las siguientes condiciones:



1. Que pida perdón por el fraude electoral de 2006.



2. Que el diálogo se celebre en las oficinas del gobierno legítimo de México, ubicadas en la colonia Roma del Distrito Federal.



3. Que no sea un diálogo en lo oscurito, sino, como propuso alguien, totalmente abierto al público, transmitido por televisión e internet y en el que se permita, mediante sistemas como twitter, la participación de los ciudadanos.



Sin eso Andrés Manuel no debe rebajarse a dirigirle la palabra a Calderón.



Por lo demás, el gran problema actual lo provocaron Calderón y sus patrocinadores y aliados que, luego de robarse las elecciones de 2006, intentaron legitimarse llevando al país a una guerra hoy más perdida que nunca.



Si Calderón puede, que arregle él el problema. Si no, que encuentre la manera de irse sin provocar mayor inestabilidad.







Calderón busca a AMLO para un "diálogo nacional"





Fuentes del Gobierno del Distrito Federal y del Diálogo para la Reconstrucción de México (DIA) informaron a este medio que, en efecto, a través de los líderes del PRD se está buscando que el presidente legítimo de México acuda a un encuentro que ha planteado el panista.







¿1994=2010…?


• El PRImer saldo
• El Estado… fallido de Calderón




Peligroso déjà vu. Sugestivo reloj que regresa en instantes este Vive México a las épocas doradas priIstas de ilustre desestabilización que hicieron clímax en 1994 con el magnicidio de Luis Donaldo Colosio, entonces candidato del PRI a la Presidencia. Época salinista que empezó a hacer agua con la ejecución del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo en 1993, después el levantamiento zapatista el 1 de enero de 1994, Colosio y para rematar con moños negros, el asesinato de José Francisco Ruiz Massieu. Época de tiempos aciagos, confusión y la certidumbre de generar incertidumbre… que siempre conlleva poderosos beneficiarios.

Final y lamentablemente, my friend, sucedió la crónica de una tragedia largamente anunciada. El hecho que marca un delicado parteaguas para este desgobierno que no ha hecho otra cosa mas que generar encono, división, traición, frivolidad, incompetencia, ineficacia y una descomunal ola de polarización y violencia verbal que ha marcado su destino.

El artero asesinato del candidato del PRI a la gubernatura de Tamaulipas, entidad salvajemente golpeada por esa “ridícula minoría”, Rodolfo Torre Cantú, devela la rapidez de una descomposición política, social y de seguridad desarrollada por las malas acciones, la pésima estrategia y la nula capacidad de gobernar de la cúpula en el poder (del no poder). Un Estado rebasado por el organizado crimen, cuyo poder se siente y resiente, que sigue sin dar respuestas claras y contundentes ante los constantes desafíos esgrimidos desde la impunidad. Un desgobierno donde los discursos desgastados en las formas y el fondo han sido brutalmente aplastados por una escalofriante realidad que lo coloca en el epicentro de la ingobernabilidad.

Felipe Calderón y su runfla de disfuncionales no pueden con el volátil paquete, y las balas que mataron a Rodolfo golpearon ferozmente la línea de flotación del cacareado barco de gran calado que naufraga (eso si, emocionado) ante la majestuosa adversidad. Las secuelas del mensaje, dirigido también al gobernador Eugenio Hernández y a ese PRI que se bate en las aguas de la descarnada lucha por el poder, es ilustrativo y demoledor. Porque en este México, mi estimado, sí se puede.

Sí se puede amedrentar y violentar impunemente el Estado de derecho que se ha convertido en el derecho del estado y su PANdilla para enrarecer un proceso electoral. Para contaminar desde las instituciones, que tanto dicen es urgente defender, la vida política y pública mediante el uso faccioso de los órganos jurídicos y brazos policiacos del poder. Botones han sobrado y la factura pasó la primera aduana en Tamaulipas… que muestra las vísceras de la peligrosa fragilidad de este desgobierno, donde las consecuencias, la rendición de cuentas y los cortes de caja no han existido.

Y así, con la violencia descontrolada y la infiltración enraizada en poderosos despachos, difícil quitar la paja de lo sucedido en Tamaulipas. Se ha desarrollado ese monstruo que impedirá conocer la perversidad de la jugada a tres bandas que trastoca al priismo, su sucesión y… su futuro. Y ese simpático futuro pasa por este próximo proceso electoral, donde la ausencia de las reglas escritas y no escritas se ha transgredido… donde la ausencia del árbitro electoral, el juego permanente del Tío Lolo, la simulación, las entretelas de las curiosas alianzas electorales, la falta de un oficio político y la embestida contra un PRI que tiene la oportunidad de volver a Los Pinos han hecho una mezcla de C-4 graduado letal para México.

De nada sirven los llamados oficiosos a la unidad si no hay liderazgos. De poco sirve desgarrarse las vestiduras en la delicada coyuntura política que se tiñe de sangre.

Este crimen político en el año de los símbolos, con el puntual timing y donde no hay coincidencias, abre la pregunta obligada de quién (es) se beneficia(n) con el cobarde hecho. Obligada por la circunstancia. Por los personajes. Por la fecha, el lugar. Por los mensajes.

Esos que son constantemente subestimados, ridiculizados y negados por Felipe & his dumb squad que ahora pretenden salir oliendo a rosas conciliadoras en un mar de impune estiércol.

Aquí ha quedado muy claro que el que se ríe se lleva… y el que se lleva se aguanta. Y de seguir en Los Pinos con la misma táctica de choque lo único bueno de esto, my friend, es lo malo que se va a seguir poniendo.

Nada más provechoso y adecuado para acorralar aún más a este desgobierno y pavimentar las rutas… pero de salida.

Next!

Por la mirilla

¡¿Y Diego Fernández de Cevallos, apá…?!

gomezalce@aol.com












Calderón se tambalea











Álvaro Delgado


MÉXICO, D.F., 28 de junio (apro).- Habitualmente fríos al drama cotidiano de millones de mexicanos a merced de la pobreza y la violencia, a las que suelen aproximarse sólo mediante sus proyectos filantrópicos, los ricos de México padecen cada vez más los embates de la delincuencia, aun en las fortalezas que habitan y detrás de nubes de guaruras.

En medio de matanzas que apilan casi 25 mil cadáveres, balaceras a cualquier hora, secuestros cotidianos, extorsiones por doquier, abusos policiaco-castrenses crecientes y desasosiego general, todo en un contexto de impunidad absoluta, las élites ya están hartas.

Y han dado con el responsable: Felipe Calderón.

En las conversaciones en los restaurantes de postín de todo el país, en los centros financieros y en sesiones de organismos empresariales, son cada vez más despectivos y soeces los comentarios sobre Calderón y sus colaboradores, que van desde “nacos”, “ineptos” y “corruptos” hasta imputaciones sobre ostensibles aficiones etílicas.

En esos corrillos corren toda suerte de especulaciones, inventivas y asertos sobre la élite burocrática y sus supuestos negocios materializados gracias a amoríos, afectos o consanguinidad al más alto nivel.

En esos ámbitos no dan un centavo por un futuro prometedor para Calderón y su círculo cercano, que creen que inevitablemente reemplazará el grupo de Enrique Peña Nieto –al que ven más moldeable--, y aun se cruzan apuestas si puede concluir el sexenio.

Las expresiones despectivas sobre Calderón han cobrado auge ahora que recibió, este lunes28, un segundo obús en su línea de flotación y exhibió, otra vez, su extrema fragilidad.

Se trata de la ejecución a balazos del candidato priista a gobernador de Tamaulipas, Rodolfo Torre Cantú, y de otras cuatro personas, a menos de una semana de las elecciones en ese y otros 14 estados, un embate criminal que México no conocía desde el asesinato del candidato presidencial Luis Donaldo Colosio, el 21 de marzo de 1994.

El primero obús que cimbró a Calderón y su enclenque gobierno fue el secuestro del panista Diego Fernández de Cevallos, el viernes 14 de mayo, un hecho que no sólo exhibió que cualquier organización delictiva es capaz de privar de la libertad a quien sea –incluido, como es el caso, uno de los individuos que encarnan los intereses oligárquicos--, sino de poner de rodillas al Estado, que eso implica el repliegue de éste ante el secuestro que ni siquiera se acepta como tal.

Este secuestro espantó a la élite económica y política de México, que se ve desde entonces extremadamente vulnerable a los criminales o grupos guerrilleros que, como en 1994, secuestraron a prominentes magnates como Alfredo Harp Helú, cuyo rescate de 30 millones de dólares, por cierto, no quería pagar el socio de éste en Banamex, Roberto Hernández.

La ejecución del candidato priista a gobernador han reactivado en la élite la certeza de que Calderón ya no es capaz de dar seguridad a los mexicanos, en primer lugar a ellos que lo impusieron en el cargo, y que su empecinamiento en su “guerra” sólo agravará las condiciones de peligro.

Los megacrímenes de Fernández de Cevallos y de Torre Cantú indican que la escalada delincuencial va en ascenso y que apunta a la comisión de otros homicidios de gran relevancia. Si no se tomó con la debida seriedad el asesinato del candidato panista a Valle Hermoso, Mario Guajardo, y de su hijo y uno de sus empleados, ahora no puede soslayarse la muerte a balazos del virtual próximo gobernador.

Porque, así como ya se atentó contra políticos del PAN y del PRI, puede preverse que sigue un personaje de peso del sector empresarial o en general de la élite que impuso, a toda costa, a Calderón, que ahora lo aborrecen y que pueden facilitar su caída...



Apuntes



Si Calderón removió a Miguel Gómez Mont como director de Fonatur por el pleito en el que participó con familiares de los futbolistas de la Selección Mexicana, después de que ésta fue sepultada por la de Argentina --a cuyos naturales ese sujeto insultó: "todos los argentinos que se vayan a la chingada"--, hay muchas más razones para hacerlo con otro miembro del clan, Fernando, el secretario de Gobernación, cuya más reciente estupidez fue insultar a las comisiones nacional y estatales de derechos humanos llamándolos “tontos útiles”. Arrogante y frívolo, Gómez Mont tiene la instrucción de su jefe de evitar, a toda costa, que se sancione a los asesinos de Brayan y Martín Almanza, los niños asesinados a balazos por soldados en un retén en Tamaulipas. Tiene razón el obispo Raúl Vera López: Calderón es un dictadorzuelo y Gómez Mont es un fascista…



delgado@proceso.com.mx













E D I T O R I A L


Política: el crimen dicta



El atentado mortal contra Rodolfo Torre Cantú, aspirante priísta a la gubernatura de Tamaulipas, en el que murieron además el diputado local Enrique Blackmore Smer y cuatro escoltas, no puede ser desvinculado de su circunstancia de persona, tiempo y lugar: se trata del candidato de mayor rango que muere asesinado en el país desde el homicidio de Luis Donaldo Colosio; fue perpetrado, además, a menos de una semana de las elecciones, y en una de las entidades en las que resultan más palpables el control territorial de organizaciones delictivas y la incapacidad del Estado para garantizar la seguridad y la vigencia de las leyes.

Aunque diversos analistas han mencionado el fenómeno del flujo de dinero sucio a las campañas en curso, y por más que la pavorosa ola de violencia que azota a México había ya cobrado las vidas de diversos políticos, la muerte de Torre Cantú, independientemente de quiénes la hayan planeado y ejecutado, constituye un mensaje inequívoco: la criminalidad ha mostrado su determinación de dictar quién ocupa un cargo de poder y quién no, y con ello la ofensiva criminal se arroga una facultad política y confirma que el acontecer electoral ha sido contaminado por un componente mafioso. Semejante irrupción desembozada constituye, en el ámbito estatal, una suerte de golpe de Estado que desmiente, en forma rotunda, la optimista prédica oficial acerca de un debilitamiento de las instancias delictivas a consecuencia de las acciones gubernamentales.

En tal situación, la agresión homicida contra el político tamaulipeco no es únicamente un delito, de suyo condenable, contra un individuo, sino constituye un atentado contra la vida republicana en su conjunto: sería un pecado de ingenuidad suponer que la ejecución de Torre Cantú no altera de manera radical el escenario partidista y electoral de Tamaulipas y no conlleva un impacto grave en la credibilidad y la confianza de los procesos comiciales en el resto del país. Independientemente de que el Instituto Estatal Electoral de Tamaulipas (IETAM) haya decidido seguir adelante con la elección, es claro que ésta ha quedado distorsionada, no sólo por la desaparición del aspirante a gobernador que aparecía puntero en las encuestas, sino también por el temor de la ciudadanía, ahondado por el crimen de ayer, por las inevitables especulaciones que, ante la incierta perspectiva de esclarecimiento, recorren ya la entidad nororiental.

La pavorosa proliferación delictiva que padece el país es consecuencia anunciada de la aplicación de un modelo económico depredador y desarticulador, pero también de un añejo estilo de ejercicio del poder que se mantiene intacto a pesar de las alternancias: en general, en el país se gobierna, en todos los niveles, con arbitrariedad, desapego a las leyes, patrimonialismo, búsqueda de impunidad para los propios, sesgos facciosos en la procuración de justicia y connivencia con intereses ilícitos. La criminalidad desbocada, que ahora golpea al ámbito partidista y electoral, es un engendro creado por los vicios de la propia clase política. Ésta no tiene ya margen para actuar como si en el país no pasara nada, ni para repetir en forma indefinida ritualismos cada vez más insustanciales y autorreferenciales. Es preciso que funcionarios, representantes populares y dirigentes políticos se asomen al abismo que han generado y que emprendan una moralización y una reforma profunda del poder.





Astillero

Río cantadamente revuelto

Guerra contra lo político

Premuras de FC

Miedo extendido


Julio Hernández López



Un soldado custodia el sitio donde fueron ultimados el candidato priísta a la gubernatura de Tamaulipas, Rodolfo Torre Cantú, y cuatro personas másFoto Pablo Martínez Borrego



Descomposición sobre aviso y casi bajo menú: de las alianzas perreánicas que enturbiaron las aguas electorales, a la firma y traición de los acuerdos de Bucareli entre priístas y panistas para canjear votos legislativos fiscales por inhibición selectiva de esos pactos de partidismos desesperados, a la difusión desestabilizadora de grabaciones cisénicas de gobernadores priístas en conversaciones de criminalidad política, a la comisión de delitos contra la integridad personal de candidatos de diverso nivel, hasta llegar ayer al asesinato del médico tamaulipeco que daría continuidad al negocio regional. Allí está el salto cualitativo que lleva de la guerra” contra el narcotráfico a la guerra contra lo “político”. La inviabilidad electoral demostrada a punta de cuerno de chivo, las pugnas entre grupos políticos llevadas a su expresión terminal, la vida institucional convertida en esquirla o casquillo detonado.

Allí está bajo cirios el boceto alguna vez llamado “normalidad democrática”: candidatos bajo proceso penal, en la cárcel o amenazados; gobernadores en funciones exhibidos en pláticas telefónicas políticamente sucias; aspirantes a cargos y dirigentes partidistas advertidos por el narcotráfico de riesgos mortales si no obedecen instrucciones. Tamaulipas es el ejemplo contundente: nadie sabe para quién trabaja, y lo mismo el asesinato del médico es un ajuste de cuentas entre priístas inconformes con el manejo personal que de la sucesión ha hecho Eugenio Hernández, que una fórmula terrible de contención del desbordado priísmo, tratando de crear condiciones de alternancia como las que en Sonora dieron, así fueran naturales, no provocadas, vuelcos favorables al PAN. Muere el virtual gobernador que Eugenio había puesto, y ahora habrán de verse los perfiles del relevo (fantasmas del salinismo revuelan: el secretario general de gobierno es Hugo Andrés Araujo, pero no podría ser candidato sustituto; un hijo de Manuel Muñoz Rocha está en la lista de aspirantes. De pronto pareciera 1994 redivivo). Y el panismo pinolero insiste en buscar la anulación de ésas y otras elecciones que sabe perdidas, insistente en que soldados y policías federales “cuiden” los comicios de este domingo próximo, atentísimo a la creación o detección de circunstancias que ayuden a descarrilar el tren de la segunda derrota electoral escandalosa del felipismo.

Es una tragedia anunciada (pero no solamente allí, ni solamente en eso). Por ejemplo: Felipe Calderón se apresuró ayer a insertar en la irredimible lista de daños colaterales a quien fue candidato del PRI a administrar Tamaulipas. Como si fuera uno más de los 23 mil muertos por el narcotráfico a los que ha echado a la fosa común institucional de los muertos “por enfrentamientos” o por ser “sicarios”, sin asignarles siquiera el mínimo consuelo procesal de abrir averiguaciones previas e indagar causas y responsables de sus fallecimientos, el ocupante de Los Pinos dictaminó que Rodolfo Torre Cantú y varios de sus acompañantes habían caído en el marco del fuego disparado por los comerciantes de drogas, es decir, en un episodio más de la “guerra” en curso, tratando de excluir así las posibilidades de que entre las motivaciones de esos hechos de sangre estuvieran las de índole política y electoral, como si no se hubiera creado con anticipación y crudeza el ambiente de tensión y enconos que tiene hoy en vilo las expectativas electorales en varios estados del país. Calderón parecía, con el discurso y argumentos que ayer dio en transmisión televisada, más interesado en arrojar sospechas hacia ese mundillo inasible del narcotráfico y sus múltiples jefaturas e intereses, deseoso de ganar bonos para su tesis tan repetida de que la fórmula de salvación nacional pasa obligadamente por la unificación de criterios y acciones en torno a su mando e ideas, necesitado de insistir en la defensa de su personalísima “guerra” contra el narcotráfico. Escogió, además, una escenografía de combate, con los secretarios de la Defensa Nacional, Marina, Seguridad Pública y Gobernación, y el titular de la PGR, para mostrar luto y demostrar fuerza.

Lo cierto es que el asesinato del médico tamaulipeco ha cimbrado el escenario de la política institucional y ha inyectado en la sociedad más miedo y confusión (factores, éstos, con los que se ejerce el poder desde diciembre de 2006; con los que se pretende continuar el espinoso tramo final y con los que se alimentan las tentaciones de golpismo electoral o directo que permitan la continuidad “patriótica” del calderonismo bélico). Aquí se ha hablado con insistencia de la inviabilidad electoral, es decir, de los esfuerzos del felipismo por crear las condiciones que hagan imposible el ejercicio cívico e inaceptables los resultados, reducido el espejismo electoral a una farsa controlada por las armas y el dinero, sujeta a las amenazas de los cárteles del narcotráfico asociados al poder político dominante, prohibido para los ciudadanos el criticar, protestar, competir electoralmente si no se cuenta con la aprobación de los politizados armamentos que abatirán obstáculos a los preferidos y abrirán tumbas a los indeseados. Ayer, en Tamaulipas, en el marco de una política dominada por el narcotráfico, en la persona de un médico programado para continuar con la administración de lo real, se dio un paso más hacia el abismo institucional y político.

Astillas

Los priístas afilan cuchillos contra Calderón. Lo culpan de enrarecer el ambiente y obcecarse en arrebatar triunfos. Hoy se reunirán en la capital del país los jefes regionales denominados gobernadores… Doble derrota para la firma Gómez-Mont: directivos de comisiones estatales de derechos humanos han rechazado las palabras torpes del secretario de gobernación al calificar de tontos útiles a quienes desde la CNDH han precisado que la muerte de dos pequeños en Tamaulipas fue responsabilidad de militares; y el hermano del funcionario de Bucareli fue despedido del suculento Fonatur por andar de peleonero en un palco de estadio futbolero en Sudáfrica… ¡Hasta mañana!

Fax: 5605-2099 • juliohdz@jornada.com.mx




Aquellos que se desgarran las vestiduras por la selección mexicana de foot boll , y sufren hasta las lagrimas por ella , lean el comentario de un lector de la columna de Enrique Galvan y dense cuenta como juegan con ustedes .



Dinero

El rumor de la renuncia

De Zedillo a Calderón

Dólar, reservas y especuladores





Enrique Galván Ochoa

En los terribles días que siguieron a la devaluación de 1994 corrió el rumor insistente de que el presidente Zedillo presentaría su renuncia. Era la encarnación del Principio de Peter: había llegado a su nivel de incompetencia. El salvavidas de 50 mil millones de dólares que le lanzó desde la orilla el presidente Clinton lo salvó de ahogarse. No se habían vuelto a escuchar rumores de dimisión de un presidente, hasta ahora con Calderón; ni siquiera en los peores días de los escándalos de corrupción del foxismo. También necesitó el calderonismo del salvavidas estadunidense: Washington puso a su disposición una generosa línea de crédito de la Reserva Federal y, por su lado, el Fondo Monetario Internacional acudió en su auxilio. Sólo que esta vez las calamidades presidenciales no sólo son económicas y financieras. Calderón enfrenta los problemas que tuvo Zedillo con el agregado de un imparable río de sangre que corre por toda la República. Los que piensan que debe dimitir dicen que su capacidad de detener ese flujo de sangre ya fue probada suficientemente sin resultados positivos. El futuro no se ve mejor que los años y meses ya transcurridos del sexenio. Otros países han probado con éxito que en periodos de penumbras el pueblo tiene derecho a buscar opciones. En Argentina, el presidente Fernando de la Rúa –otra encarnación del Principio de Peter– renunció a su cargo en diciembre de 2001, no obstante que había sido electo para un periodo que terminaba en 2003. Lo sucedieron Ramón Puerta, Adolfo Rodríguez Saá, Eduardo Camaño y Eduardo Duhalde en el curso de unos pocos días. El proceso abrió las puertas a la era Kirchner. El asesinato del candidato del PRI a gobernador de Tamaulipas por la Coalición Todo Tamaulipas (PRI-PVEM y Panal), Rodolfo Torre Cantú, cuando aún sigue secuestrado uno de los jerarcas del panismo, Diego Fernández de Cevallos, habla de la necesidad de un cambio radical y urgente que nos devuelva la paz.

Las reservas

Con 100 mil millones de dólares en las reservas del Banco de México, y con el antecedente de que el gobierno es capaz de deshacerse de los que sean necesarios para mantener una paridad aceptable, no es de temer que ocurra una devaluación abrupta. Después de octubre de 2008, el Banco Central vendería 30 mil millones de dólares a los bancos comerciales. Ahora nos enteramos de que no era indispensable, ya nadaban en una alberca repleta de billetes verdes generados por las actividades ilícitas. Nos deben una explicación. Sin embargo, no pueden descartarse movimientos especulativos para dar otra ordeñada a las reservas. Hubo un tiempo en que su cuantía era secreto de Estado. Hoy el secreto consiste en la forma como son administradas y urge develarlo.

@Vox Populi

Asunto: transferencia bancaria

Por cuestiones de tiempo requiero hacer mis pagos por medio del portal de Bancomer, donde me depositan mi nómina. El pasado 31 de mayo realicé el pago de mi tarjeta de crédito Banamex a través del portal de Bancomer, pero no se reflejó en el estado de cuenta. Verificando mis movimientos en Bancomer detecté que me equivoqué en los últimos cuatro dígitos de la tarjeta de Banamex o, lo que es lo mismo, deposité a otra cuenta. Quiero avisarte que ya se corrigió el error y recuperé el dinero. Gracias.

Myrna León/DF

R: Anótale una buena a Bancomer. Saludos.

Asunto: la tenencia

Quiero comentar sobre la tenencia. La exención es puramente electorera porque sólo aplica desde hoy hasta fin de año. La exención completa empezaría hasta 2012. La pregunta es: ¿por qué no a partir de 2011? Calderón estará afectando los ingresos del próximo gobierno federal. Incluso a los gobiernos estatales que perderán este ingreso.

Alfredo Contreras/DF

R: El acuerdo fue del Congreso. Por otro lado, no hay que dar como hecho que desaparecerá en 2012. La ley ha dejado la puerta abierta para que los gobiernos locales la conviertan en una tenencia “estatal”.

Asunto: El Vasco hace ocho años

Hace ocho años me tocó ver perder al Tri en octavos de final y envié a tu columna mi sentir de ese momento. Fue el Mundial Corea-Japón y la selección enfrentó a Estados Unidos con resultado de una derrota 2-1. Hubo un movimiento extraño: El Vasco sacó a Ramón Morales (que venía haciéndolo bien) y metió a uno de sus cuates. Anexo tu respuesta de aquel entonces:

R: Tranquis, tranquis… a todos nos afectó mucho el nuevo naufragio. Te invito a que rías con esta cadena que anda circulando por la red:

Información confidencial. Cisen-SG

Llamada salida de Los Pinos… unas horas antes el juego México vs. Estados Unidos.

–Javier, buenas tardes en Corea. ¿Cómo están los muchachos?

–Bien, señor Presidente, ya listos para derrotar a los gringos… ¿qué es lo que quiere que le diga a los muchachos?

–Pues no es a ellos, es para ti el mensaje, Javier, no me compliques este partido, no me lo compliques, vamos a ayudarle a Bush ya que trae la moral baja. Te propongo que hagas un planteamiento al estilo de Ojitos Meza; mete a gente que no sea de peligro, mete a Luis Hernández o al Beto García Aspe para que echen a perder el juego… si lo haces bien te invito a comer a Los Pinos.

–Voy a hacer lo posible por perder, señor, al cabo México ya está acostumbrado a ser el ya merito.

Creo que si hacemos algunos cambios de nombres, la esencia de tu respuesta sigue siendo válida: hoy, como hace ocho años, El Vasco se vendió al mejor postor.

César Martínez Olvera

Tecnológico de Monterrey

R: Conservo tu email en mi buzón. Era Fox el que desgobernaba al país.

(Los textos completos aparecen en el foro.)

galvanochoa@yahoo.com • Foro: http://www.elforomexico.com/




México SA

Condusef y la carabina de Ambrosio

Si lo hostiga un banco, acuda al lobo

Asesinato y “percepción ciudadana”





Carlos Fernández-Vega

¿Qué hacer con la espesa burocracia nacional, que goza de los placeres presupuestales, engulle glotonamente recursos públicos sin ofrecer mayores resultados y que, lejos de reivindicarse con los mexicanos, cada día que transcurre hace menos y complica más las cosas? Se dan casos de película de terror, como el pago de impuestos (cada día más crecido y menos justificado) o la supuesta atención de excelencia” que brinda el IMSS y demás instituciones del sector salud; otros se asemejan a un programa de los tres chiflados, como el Instituto Nacional del Derecho de Autor (Indautor), dependiente de la SEP, donde dejaron de entregar constancias (primeros días de enero de 2010) “porque se nos fue la luz”, de tal suerte que fue necesario esperar hasta su “regreso”, por mucho que un buen número de solicitantes provenían de interior de la República. Súmense los programas “sociales” (con fines netamente electorales) y/o “para el campo” (caja chica de políticos, sus amigos y uno que otro narco), inquilinos de Los Pinos que satisfacen su pasión futbolera con dineros públicos y descarada mentira a los ciudadanos, y demás actos vandálicos a costillas de la nación, sin olvidar los cometidos por autoridades estatales y municipales.

Hay muchos casos que comentar, pero toca el turno a la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), dependiente de la Secretaría de Hacienda, creada por decreto presidencial en 1999. Según su propia versión, se dedica a “dos tipos de acciones: preventivas (orientar, informar, promover la educación financiera), y correctivas (atender y resolver las quejas y reclamaciones de los usuarios de servicios y productos financieros)”. Su compromiso, dice, es “buscar siempre una relación justa y equitativa entre los usuarios y las instituciones financieras”, entre otras cosas.

Conocida es su defensa, pero de los intereses de la banca y demás instituciones financieras que operan en el país, pero un caso concreto en el que la burocracia de la Condusef de plano le toma el pelo a quienes (¡oh!, ilusos) suponen que en ella encontrarán ayuda para contrarrestar la voracidad de bancos y banqueros, así como de sus buitres profesionales disfrazados de “agencias de cobranza”. En 2010, tal comisión se comerá un presupuesto de 568 millones de pesos, de los cuales casi 60 por ciento se destina al pago de nómina y el 40 por ciento restante a otro tipo de gasto corriente. Su “presidente”, el aclamado escritor Luis Pazos, obtiene un salario bruto anual de 3 millones 169 mil 541 pesos; 80 de sus funcionarios tienen asignados sueldos que van de un millón 200 mil a 2 millones 900 mil pesos cada 12 meses. Y ni así.

Pues bien, resulta que un iluso defensor de las instituciones –que no de la burocracia enquistada– decidió recurrir a una de ellas (la Condusef) para denunciar el hostigamiento telefónico por parte de un banco (Banamex) y su agencia de cobranza. El trámite lo realizó vía Internet (“Cobranzas: ¡Denuncia los malos tratos!”), por medio de la cual se da todo tipo de facilidades para realizar la denuncia correspondiente y la “garantía” de que “en un plazo no mayor de 20 días hábiles” obtendrá respuesta. En este caso, el motivo fue más que simple: Banamex y sus buitres quieren cobrar algo que el denunciante no debe, por la simple razón de que no es cuentahabiente del banco (de hecho, nunca lo ha sido), ni usuario de ninguno de sus productos. Se especifica que puede deberse a un error en la base de datos, se anota la información personal de quien recurre a la comisión, se le proporciona un número de folio (en este caso el 2010/PGC/3652) y asunto resuelto, según la propaganda.

Tres semanas después el denunciante recibe lo que la citada comisión califica de “respuesta”, misma que a la letra señala (con espeluznante sintaxis, íntegramente respetada): “con relación a su asunto el cual recibimos con fecha 02 de Junio de 2010 (la denuncia se hizo 24 horas antes), respecto a la problemática consistente a Gestión de Cobranza sin ser el cliente deudor Operaciones crediticias / Tarjeta de crédito, nos permitimos informarles lo siguiente: por este medio le informo que recibimos su aclaración vía gestión electrónica de Condusef, sobre el particular me permito comentarle, que su solicitud no es procedente, ya que no menciona el número telefónico que está recibiendo gestiones de cobranza, el nombre del despacho de cobranza que está realizando las gestiones, el número completo de la cuenta o crédito que están cobrando, el nombre con los dos apellidos de la persona a la que buscan. Por lo anterior, le proporcionamos la dirección electrónica a la que puede enviar su solicitud con los datos completos y en donde le atenderemos: unebanamex@banamex.com. Banco Nacional de México, SA, Integrante del Grupo Financiero Banamex. Atentamente: Lic. Mónica Núñez Grajales” (¿en la nómina gubernamental, o en la del banco?).

¿Qué resolvió la Condusef? Absolutamente nada. ¿En qué ayudó al quejoso? Ídem. Lo que sí hizo fue mandar al denunciante directamente al banco hostigador (y que, por lo mismo, denuncia ante la supuesta autoridad), para que éste le resuelva el “asunto”, como lo califican. Independientemente de lo anterior, la referida “respuesta” miente con pleno descaro, al asegurar que no se proporcionaron los números telefónicos por medio de los cuales se hostiga al denunciante (55 2000 2143, 2226 4449, 2262 9332, 2226 0077, 22629313, 2262 9315, 2262 9375, 2226 4446, 2226 9333, 2226 9095, 22629334, 2262 9096, 2226 4448, la mayoría de ellos anotados por el quejoso en el formato de denuncia proporcionado por la institución pública). Por lo demás, ¿cómo se supone que el hostigado conoce el nombre del despacho de cobranza, si los buitres nunca se identifican?; ¿cómo, que conoce el número completo de la cuenta o crédito que pretenden cobrar y el nombre con los dos apellidos de la persona a la que buscan, si él no es el deudor? ¿De dónde lo obtiene?

Entonces, si esa es la constante, si así “resuelve” las denuncias, qué caso tiene un ente público que para “defender” a los usuarios de los servicios financieros los manda directamente con el lobo, y que para tal fin se coma casi 600 millones de pesos en recursos públicos. Aberrante.

Las rebanadas del pastel

Pues nada, que la tan cacareada “goliza a la inseguridad” (Calderón dixit) sube de tono, y a qué velocidad: ahora alcanza a los candidatos a gobernador. Pero no se preocupen, también este debe ser un asunto de “percepción ciudadana”, como dice el desmoronado inquilino de Los Pinos.

cfvmexico_sa@hotmail.com - mexicosa@infinitum.com.mx




4 de julio: ensayo general



Luis Hernández Navarro

El asesinato de Rodolfo Torre Cantú, aspirante a la gubernatura de Tamaulipas por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) este lunes 28 de junio, a escasos días de las elecciones y en el marco de una guerra abierta entre el cártel del Golfo y Los Zetas por el control del estado, es, simultáneamente, síntoma de la descomposición política que se vive en el país a escala nacional y expresión de unos comicios profundamente viciados.

En Culiacán, Sinaloa, fueron arrojadas durante la madrugada del pasado 18 de junio bombas molotov contra las oficinas del Partido de la Revolución Democrática (PRD). Ese día fue atacado también el comité de campaña del candidato del PRI a la alcaldía de Ahome. El 12 de junio se produjo una agresión similar contra el edificio del comité municipal del Partido Acción Nacional (PAN). El objetivo de estos atentados sería crear un clima de inseguridad que inhiba la votación.

En Oaxaca, la empresaria y ex secretaria de Transporte durante el gobierno de José Murat, Aurora López Acevedo, denunció que fue secuestrada y violada por cinco personas. Los agresores le dijeron: “hija de tu puta madre, deja de estar chingando, ya te advertimos dos veces y ésta es la tercera y no entiendes...”. La transportista acusó a Manuel Moreno Rivas, ex director de la policía ministerial, de estar detrás del ataque. El ex gobernador Murat ha apoyado la campaña de Gabino Cué en la entidad. El candidato de la Coalición Unidos por la Paz y el Progreso anunció un inminente conflicto poselectoral.

En Durango, los integrantes de la coalición Durango nos Une han informado sobre el robo y la quema de vehículos, persecución contra sus militantes, así como detenciones arbitrarias y amenazas contra sus simpatizantes. Señalan al gobernador del PRI como responsable de las agresiones.

Estos tres hechos son apenas una pequeña muestra de la intensidad y el fragor de la guerra sucia en los comicios del próximo 4 de julio. La lista de las trapacerías cometidas en esta pelea de lodo llena páginas y páginas. Nadie parece estar a salvo. Baste enumerar tan sólo otro par. Al candidato a la gubernatura de Quintana Roo por el PRD, Gregorio Greg Sánchez, se le dictó auto de formal prisión y se le suspendieron sus derechos político-electorales por supuestas ligas con el narcotráfico.

Simultáneamente, medios nacionales han divulgado grabaciones ilegales en las que se muestra a mandatarios estatales y funcionarios electorales intervenir en las campañas. Este 29 de junio, los dirigentes nacionales del PAN, PRD, Partido del Trabajo (PT) y Convergencia acudirán a la Fiscalía Especial de Delitos Electorales para demandar penalmente por ilícitos electorales y daño patrimonial con recursos públicos, por la violación a la Ley Electoral y a la Constitución al gobernador de Sinaloa, Jesús Aguilar Padilla, así como a funcionarios de su gobierno y a consejeros del Consejo Estatal Electoral, y procederán de la misma manera contra otros gobernadores priístas.

Las elecciones del próximo 4 de julio son claves de cara a los comicios presidenciales de 2012. Un triunfo arrollador del tricolor en ellos le allanaría al PRI, en lo general, y a Enrique Peña Nieto, en lo particular, el camino a Los Pinos. Es por ello que la actual contienda partidista se ha convertido en un ensayo general de lo que el país vivirá en la próxima sucesión presidencial: un pleito entre las elites, en el que todo se valdrá para mantenerse o para llegar a la Presidencia de República; una guerra de una intensidad en la que el conflicto que el país vivió en 2004-2006 será apenas un juego de niños.

Como muestran las actuales campañas, uno y otro bando echarán mano de cuantos recursos tengan a su alcance para derrotar a su adversario: tratarán de cooptar a enemigos prominentes, ventilarán sus juegos sucios en los medios de comunicación, colocarán “pájaros en los alambres”, judicializarán las elecciones, chantajearán con la carta del narcotráfico, utilizarán los programas sociales y, si es necesario, recurrirán a la violencia.

Como parte de su estrategia de campaña, el PRI ha anunciado por anticipado su triunfo en los 12 estados en los que se renovarán ejecutivos locales. La “blanqueada” tricolor sería parte de una imparable racha ganadora que no se detendrá sino hasta 2012. El mensaje priísta, sin embargo, deja de lado que en varios estados se encuentra profundamente dividido, y que triunfar sin unidad interna no es fácil.

Es ya costumbre en las elecciones que los partidos y candidatos divulguen en la opinión pública encuestas en las que “informan” que la mayoría de los ciudadanos los apoyan. Los sondeos de opinión se han convertido en un arma más en la guerra sucia y no en un instrumento para medir las tendencias de voto. Lo notable en este proceso electoral ha sido que, salvo en casos muy específicos, la mayoría de las encuestas no se ponen de acuerdo en varios de los posibles triunfadores y/o en sus márgenes de triunfo.

A pesar de ello, y con las limitaciones del caso, es evidente que no todo es miel sobre hojuelas para el PRI. Tan sólo durante el último mes, los sondeos mostraron que en Puebla y Chihuahua el tricolor ha perdido más de 10 puntos porcentuales, mientras en Durango su ventaja disminuyó en cinco puntos. En este último estado la declinación del candidato a gobernador por el PT en favor de la coalición Durango nos Une, complica las cosas al PRI.

Grandes dificultades para triunfar tienen también los candidatos del tricolor de Oaxaca, Sinaloa y Tlaxcala. En los dos primeros estados el partido está fuertemente dividido. Gabino Cué tiene tras de sí el apoyo de los ex gobernadores Diódoro Carrasco y José Murat. Mario López Valdez, integrante del PRI hasta hace unas semanas, cuenta, entre otras, con las simpatías del senador Francisco Labastida y su hijo, así como del ex gobernador Juan S. Millán.

Como parte del ensayo general hacia 2012 en el que se ha convertido este 4 de julio, el gobierno de Felipe Calderón no puede permitir el triunfo priísta por un marcador de 12 a cero. Para ello, las divisiones tricolores juegan en su favor. También las herramientas de todo tipo que proporciona el estar en Los Pinos. Parecieran inevitables varios conflictos poselectorales y, por supuesto, una mayor descomposición política.





Tontos inútiles




Pedro Miguel

En 1887 L. L. Zamenhof publicó su primer opúsculo en esperanto. Ciento veintirés años más tarde, el 25 de junio de 2010, el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, pronunció un discurso en una nueva lengua sintética, distinta del esperanto y del volapük, a la que llamaremos, a falta de nombre oficial, gomezmontés. La complejidad gramatical de este nuevo idioma (quienes lo duden pueden comprobarlo en el sitio web de la SG) y la inexistencia de textos normativos y diccionarios específicos hacen difícil la plena comprensión de los conceptos de su único hablante, por lo que cualquier intento de análisis resulta arriesgado. Sin embargo, en algunos de sus pasajes esa pieza oratoria tiene cierto parecido con el español y con ayuda de elementos contextuales tal vez sea posible entender algo.

Dirigiéndose al titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, el erudito en el idioma de sí mismo dijo que esa institución federal, al igual que sus equivalentes estatales, “deben ser perspicaces para no ser instrumento injusto de deslegitimación de los esfuerzos del Estado y de la nación para reconstruir a sus fuerzas de seguridad (¿están destruidas?), para que no se deslegitime este esfuerzo y se sirva involuntariamente a aquellos intereses contrarios a los principios básicos de la convivencia, contrarios a los intereses fundamentales de la sociedad y de sus miembros (…) Deben ser perspicaces para distinguir aquellos actos que pueden ser propios de la tortura, a aquellas huellas que sólo reflejan la necesidad de someter a quien siendo llamado de la autoridad para ser privado de su libertad o porque está cometiendo un delito, o porque es llamado por la autoridad para rendir testimonio, o porque es llamado por la autoridad en calidad de indiciado. Hay veces que en estas operaciones hay resistencia de los particulares al llamado legítimo de la autoridad y se tiene que entrar por vías de hechos a someterlos, a fin de cumplir con dichos actos. (…) Esta es la difícil tarea que hoy nos congrega: Ni ser cómplices ni encubridores de las anomalías que puedan existir dentro de las instituciones de seguridad, ni ser tontos útiles de una delincuencia a la que le sirve deslegitimar, perseguir, contener, condicionar, debilitar la acción de esa autoridad”. La cita es literal.

O sea, los defensores de derechos humanos deberán vivir en lo sucesivo bajo la sospecha de ser tontos útiles.

Beneficiemos al gobierno con la duda y pensemos que el único vínculo de sus integrantes con el narcotráfico es la enemistad; supongamos, incluso, que son sinceros y honestos los argumentos de la guerra oficial contra la delincuencia organizada. Aun así, si se juzga con base en los resultados, el empeño calderonista por robustecer la seguridad y la legalidad ha tenido consecuencias opuestas a las deseadas: de acuerdo con los datos disponibles, hoy la criminalidad es más poderosa, más impune y más acaudalada que hace tres años y medio (ya hay en la lista de los asesinados un candidato a gobernador), en tanto la zozobra y la indefensión de la población son mucho más graves que al inicio del calderonato; es posible que, en la perspectiva de los malos de la película, los chicos del gobierno sean los verdaderos tontos útiles (para entrar al universo semántico del señor secretario). Peor aún: si se les coteja con los objetivos y los resultados declarados por ellos mismos, son más bien tontos inútiles. O bien las intenciones que esgrimen son puras mentiras y entonces no son tan tontos.

Sea como fuere, no se recuerda el caso de un delincuente que se haya visto beneficiado en su carrera por la tontería útil de un activista humanitario; en cambio, la memoria está repleta de inocentes agraviados por funcionarios públicos, y así fuera sólo por eso, no está bien que el señor que despacha en Bucareli plante la sospecha sobre los defensores de derechos humanos, quienes ya bastantes broncas tienen en el México de hoy. Tampoco está bien que se pretenda justificar con la “resistencia al arresto” el estado de evidente maltrato físico en que son presentados a los medios buena parte de los detenidos por las instituciones de seguridad y procuración; no es bueno que las autoridades se refocilen en una disolución de escrúpulos semejante a la que disfruta la delincuencia organizada.

¿O será que el gomezmontés es menos semejante al español de lo que podría pensarse en un primer golpe de vista y que su hablante quería decir otra cosa?

navegaciones@yahoo.com -
http://navegaciones.blogspot.com




El candidato priísta y su comitiva, emboscados por sicarios

Asesinan a Torre en Tamaulipas; habrá elecciones

Perecen un diputado local y tres escoltas; graves, otras cuatro personas

Fueron interceptados, obligados a bajar de sus vehículos y acribillados

PGR y fuerzas armadas despliegan grupos especiales de investigación


Los cuerpos de Rodolfo Torre Cantú, candidato de la Alianza Todos por Tamaulipas –que agrupa a PRI, PVEM y Panal– y de cuatro de sus acompañantes quedaron tendidos en la carretera Ciudad Victoria-Soto La Marina, a la altura del kilómetro 6.5, tras el ataque de un comando armado en el trayecto al aeropuerto Pedro José Méndez. Para cubrir su huida, los agresores bloquearon la arteria con un tráiler de una empresa refresquera Foto Pablo Martínez Borrego



Gustavo Castillo y Martín Sánchez
Enviado y corresponsal

Ciudad Victoria, Tamps., 28 de junio. El asesinato del candidato por la coalición Todos Tamaulipas que aglutina a los partidos PRI, PVEM y Panal, a la gubernatura de Tamaulipas, Rodolfo Torre Cantú, “cimbra a México, amenaza a las instituciones y trastoca el anhelo de tranquilidad y paz social”, afirmó el gobernador de esta entidad, Eugenio Hernández Flores. En tanto, el Instituto Electoral de Tamaulipas (Ietam) ratificó que el proceso electoral continuará, y en las próximas horas se espera que sea designado un candidato sustituto de Torre Cantú.

En el Código Electoral de Tamaulipas no existe algún artículo acerca de la suspensión de comicios. Estipula que los candidatos a gobernador pueden ser sustituidos en caso de fallecimiento en todo momento antes del día de la votación. La Constitución de la entidad prevé que cuando no se celebren elecciones a gobernador, o el ganador no se presente a rendir protesta, el Congreso designará a un gobernador interino que convocará a elecciones en los siguientes diez días de iniciado su mandato.

En conferencia de prensa, el gobernador Hernández Flores señaló: “hoy más que nunca trabajaremos contra la delincuencia”, tras señalar que un comando armado interceptó y asesinó en el kilómetro 7.5 de la carretera Ciudad Victoria-Soto la Marina, a cinco personas, entre ellas al candidato de la coalición Todos Tamaulipas, Rodolfo Torre Cantú, y otras cuatro quedaron gravemente heridas.

El mandatario tamaulipeco informó que peritos y agentes del Ministerio Público Federal trabajarán de manera coordinada con la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas para esclarecer lo sucedido. “Esta pérdida irreparable nos lastima a todos, nos lastima como institución y como sociedad”, señaló el mandatario, quien aseguró que el presidente Felipe Calderón le manifestó “su compromiso pleno para coadyuvar con las investigaciones necesarias y esclarecer los hechos”.

El ataque ocurrió al filo de las 10:30 horas, cuando el candidato Rodolfo Torre Cantú y una comitiva de ocho personas se dirigían al aeropuerto Pedro José Méndez para una reunión privada que tendría lugar en Matamoros.

En el atentado fallecieron el diputado local Enrique Blackmore Smer y los escoltas Luis Gerardo Subiate, Rubén López Zúñiga y Francisco López Catache.

Los heridos fueron Enrique de la Garza Montoto, Aurelio Balleza, Alejandro Martínez Villarreal y Dante Quiroz, de quienes el procurador de esta entidad, Jaime Rodríguez Inurrigarro, dijo que “están evolucionando favorablemente”.

Al filo de las 19 horas el Instituto Electoral de Tamaulipas reanudó sus sesiones en medio de un fuerte dispositivo de seguridad que incluyó el despliegue de militares y cierre de calles aledañas a su sede. El órgano dio a conocer un pronunciamiento, y en voz de su presidente, Jorge Luis Navarro Cantú, declaró que los comicios se realizarán como está previsto, el próximo 4 de julio.


El priísta Rodolfo Torre Cantú, en un acto de campaña realizado en mayo pasadoFoto Reuters



La declaración del órgano electoral fue de “condena al ejercicio de la violencia y a todo apartamiento de la ley y el estado de derecho. Esta institución es garante del derecho político al sufragio de los ciudadanos de Tamaulipas. Hemos venido dando cumplimiento a las obligaciones que el Código Electoral indica para que manifiesten su voluntad el 4 de julio. Continuaremos con las actividades que permitan la expresión democrática de los tamaulipecos en las urnas.

“Conforme a lo previsto por la fracción tercera del artículo 217 del Código Electoral, corresponde a Todos Tamaulipas llevar a cabo la sustitución del candidato a gobernador del estado. El instituto estará atento a la decisión que adopte dicha alianza.

“Toda vez que las boletas electorales ya se encuentran impresas y distribuidas en los consejos municipales para su entrega a los presidentes de las mesas directivas de casilla, en términos del artículo 243 del propio Código Electoral, la votación que se emita contará para la coalición Todos Tamaulipas, y el candidato que registre.

“Pese a los lamentables y reprobables acontecimientos, la democracia en Tamaulipas es un valor ciudadano que debemos proteger, y en nuestras manos se encuentra la responsabilidad de tutelar el derecho al sufragio que tiene el pueblo de Tamaulipas. El Consejo General continuará cumpliendo con su cometido, haciendo del conocimiento público las decisiones colegiadas que tome este órgano electoral”, señaló Navarro Cantú.

En tanto, el representante del PRI ante el Ietam, Édgar Córdoba González, puntualizó: “en las próximas horas se definirá al candidato sustituto. La dirigencia en el estado enviará una propuesta al Comité Ejecutivo Nacional del PRI, y en caso de que sea aprobada se registrará al nuevo abanderado ante los órganos electorales aunque su nombre no aparezca en las boletas.

“No podemos dar marcha atrás; no realizar elecciones sería dar gusto a los criminales que tratan de vulnerar la democracia.”

El Código Electoral de Tamaulipas no menciona ninguna causal de suspensión de comicios; únicamente en su artículo 136 indica que se puede sustituir un candidato “por fallecimiento, inhabilitación o incapacidad”.

En tanto, la Constitución de la entidad refiere en su articulo 83 que “si no hubiere habido elección de gobernador, si se hubiere hecho ésta y expedida la declaratoria por el Consejo Estatal Electoral para el día 31 de diciembre del año de la elección, pero el electo no se presentare a tomar posesión de su cargo, cesará sin embargo el anterior, y el Poder Ejecutivo se depositará interinamente en el ciudadano que nombre el Congreso o la Diputación Permanente, aquel o ésta, en su caso, en sesión permanente y secreta por 17 del número total de sus miembros, si se tratare del Congreso, o por la mayoría, si se tratare de la diputación permanente”.





El también director de Fonatur fue cesado tras difundirse video

Hermano y sobrino de Gómez Mont, en trifulca futbolera

Los involucran en agresión a la esposa del Guille tras la eliminación del Tri

Un pariente de Cuauhtémoc Blanco defendió a la cónyuge de Franco

“No saben con quién se meten”, amenazó familiar del titular de la SG



En un video difundido por YouTube, Miguel Gómez Mont es sacado por las fuerzas de seguridad sudafricanas del palco del estadio Soccer City –reservado por la Federación Mexicana de Futbol para familiares de jugadores de la selección, directivos e invitados– durante el partido en que el Tri perdió con Argentina. El hasta entonces director de Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) –organismo que primero difundió que el funcionario no estaba en el Mundial– se vio involucrado en la agresión contra la esposa de Guilllermo Franco, donde hubo reacción del hermano menor de Cuauhtémoc Blanco


Detalle del video que fue subido al portal de YouTube: en el círculo, el ex funcionario de Fonatur









Miguel Ángel Gómez Mont Urueta fue cesado como director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) por estar involucardo en la trifulca con familiares de jugadores del Tri después de la derrota ante Argentina.

La información del fulminante cese del hermano del secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, fue confirmada en un boletín de última hora de la Secretaría de Turismo.

Fonatur no dio mayores detalles y durante el día había asegurado que el funcionario se encontraba en el país, negando su presencia en Sudáfrica. Sin embargo, durante este lunes se difundió un video en el cual se observa cómo Miguel Ángel Gómez Mont Urueta y su hijo participaron en la trifulca con familiares de jugadores en el palco para 70 personas que la Federación Mexicana de Futbol (FMF) dispuso para parientes, directivos e invitados en el estadio Soccer City, el domingo.

Según declaraciones de testigos, la esposa de Franco fue quien inició la disputa al reclamar a Mariana Gómez Mont, hija del director de Fonatur, por insultar al Guille en voz alta.

Junto con ella, otras personas habrían reaccionado, lo que inició el zafarrancho que se registra en la grabación, entre familiares de futbolistas y un grupo de personas vinculadas a patrocinadores y parentela de políticos.

La esposa de Franco fue objeto de insultos y le dieron un jalón de cabello, tras lo cual el hermano menor de Blanco salió en su defensa y levantó una silla que después depositó en el suelo sin golpear a nadie, porque su madre, Hortensia Bravo, logró calmarlo.

En el video, que el periódico El Diario Mx, de Ciudad Juárez, puso en el sitio de Internet de YouTube, se observa cómo el ex director general de Fonatur y su hijo fueron protagonistas de los insultos y empujones. Entre gritos, el segundo advirtió “no saben con quién se meten. Soy sobrino de Gómez Mont”.

Aunque las imágenes son confusas, testigos reportaron a la prensa que durante el jaloneo el presidente de la FMF, Justino Compeán, trató de impedir que Gómez Mont Urueta fuera retirado del palco, pero la policía del estadio hizo caso omiso a su petición y desalojó a los rijosos, a quienes les gritaron “¡fuera, fuera!” y “¡pinche naco jodido”!

Durante el transcurso de este lunes, la Federación Mexicana de Futbol no emitió comunicado alguno al respecto.

Por otra parte, el comentarista deportivo José Ramón Fernández urgió a realizar un cambio en el futbol mexicano para recuperar al “secuestrado” balompié nacional y abandonar el camino del fracaso.

“Las televisoras y los directivos tienen secuestrado al futbol mexicano”, afirmó Fernández durante una transmisión de la cadena ESPN y llamó a todos a “rebelarnos” para el bien del balompié nacional.

“A los directivos hay que meterlos a todos en una licuadora, ponerle a toda velocidad, hasta el número ocho, batirla y de ahí echarlos y que salga algo nuevo. El futbol mexicano tiene que cambiar, debe cambiar, es obligatorio hacerlo cambiar. Y si el gobierno se quiere meter, involucrar, que lo haga para bien, no solamente para recibir a los jugadores cuando salgan rumbo a alguna empresa importante. Pasa en Juegos Olímpicos, pasa en Copas del Mundo, ¿somos un país que está predestinado para perder?, ¿por qué?”, se preguntó.

Por último, alertó “atención: hagamos algo, saquemos de las cenizas lo que queda del futbol mexicano, cepillemos a quien tenga que cepillarse y volvamos a rehacernos todos juntos de cara a mejorar el futbol de México”.

En tanto, los jugadores del Tri abandonaron a temprana hora el hotel Thaba Ya Batswana luego de su participación en el Mundial, tras quedar fuera en octavos de final.

Javier Hernández, Cuauhtémoc Blanco, Guillermo Ochoa, Jonny Magallón y Jorge Torres Nilo, entre otros, así como sus familiares, tomaron el vuelo chárter que rentó la FMF. Rafael Márquez, Andrés Guardado, Carlos Salcido y Carlos Vela partieron para reintegrarse a sus equipos en Europa. Javier Aguirre y Néstor de la Torre abordaron un automóvil de la FIFA para dirigirse al aeropuerto. El Vasco saludó y no habló.

La FMF apoya al Vasco

Mientras Compeán reveló que la FMF “invitó” a Aguirre a continuar en el cargo, De la Torre informó que este miércoles se realizará una conferencia para anunciar el futuro del banquillo nacional y “lo que se está pretendiendo y pensando para el proceso hacia el Mundial de Brasil 2014”.

El presidente de la FMF se dijo insatisfecho porque México no hizo historia en el continente africano y pidió respeto a los aficionados, quienes lo despidieron con gritos de “¡renuncie!”