18/01/2009


El despertar
José Agustín Ortiz Pinchetti
jaorpin@yahoo.com.mx

Nuestra democracia: camino accidentado

Para entender por qué nuestra democracia está atascada y en peligro, recordemos lo esencial: el sistema presidencialista fluyó 50 años con estabilidad política y crecimiento. En 1982 sus contradicciones produjeron un colapso financiero y el crecimiento se interrumpió. Una nueva generación de políticos conservadores tomó el mando e impuso un proyecto económico que a su vez les imponían los conservadores estadunidenses. Como era lógico esto despertó resistencia y una insólita rebelión cívica que empezó en el norte, en los reductos panistas hacia 1985. El PRI perdió control sobre la sociedad. En 1986 sólo con un fraude pudo impedir que los panistas ganaran en Chihuahua. Se provocó una división en el partido oficial. Cuauhtémoc Cárdenas, Porfirio Muñoz Ledo y sus compañeros retaron al sistema en 1988 y el gobierno debió organizar otro fraude para derrotarlos.

Más allá de los partidos, grupos ciudadanos, que Gabriel Zaid llamó “maderistas”, empezamos a exigir la reforma democrática. Organizamos observaciones de elecciones reñidas y denunciamos irregularidades. Poco a poco se creó una corriente de opinión nueva y poderosa en favor de la modernización política.

Carlos Salinas (1988-1994) intentó restaurar el sistema e imponer reformas reaccionarias aliándose al débil PAN y acosando al partido neocardenista en 1989. Sin embargo, su proyecto naufragó por sus propias contradicciones en 1994 con un colapso peor que el de 82. Zedillo hizo una reforma electoral eficaz y la transición empezó. En 1997 Cárdenas ganó la capital, el PRI perdió el control del Congreso y en 2000 la Presidencia a manos de un panista atípico: Vicente Fox.

Fox en el poder se corrompió y traicionó a la democracia. Fue enemigo de la alternancia y se asoció con la oligarquía, al PAN, al PRI y a los medios para impedir el triunfo de AMLO. Fue necesario otro fraude en 2006, cuyas consecuencias aún pesan sobre nosotros y sobre Calderón.

La resistencia de AMLO y de millones de seguidores contra la voluntad de aniquilar a la corriente reformista y sustituir la democracia por un bipartidismo espurio con un PRI y un PAN retrógrados ha logrado no sólo sobrevivir, sino consolidarse. Hoy el movimiento está vivo y es poderoso.

Es evidente que la coalición PAN-PRI terminaría con la restauración de un esperpento: el viejo régimen. Pero las contradicciones de la oligarquía, la partidocracia y una corrupción expansiva han causado una crisis mucho mayor que las de 82, 94 y cualquier otra en nuestra historia. Es improbable que el aparato pueda resistirla. Las corrientes en pro del cambio y de una nueva política económica tienen una gran oportunidad. De nuevo por el camino de la adversidad la democracia mexicana puede recuperar impulso.







Convoca a quienes luchan por libertad, justicia y democracia a no dejarse intimidar

La violencia, fruto podrido de la política económica, acusa AMLO


Condena la detención del periodista Miguel Badillo; “se trata de acciones de los potentados”

Exige juicio político contra magistrados que anularon elecciones recientes en dos municipios

Fabiola Martínez (Enviada)



Carichí, Chih., 17 de enero. Andrés Manuel López Obrador llamó a la movilización social –“pese a las intimidaciones que lanza la mafia”– para lograr la reducción de los precios del gas, la energía eléctrica y las gasolinas, entre otros productos y servicios de consumo generalizado.

“Yo les digo a todos los luchadores sociales, quienes luchan por la libertad, la justicia y la democracia en México, que no hay que dejarse intimidar; necesitamos seguir adelante. No están solos. No estamos solos”, expresó durante su gira por zonas rurales de Chihuahua.

Respecto al movimiento que encabeza, actualmente en favor de la economía popular, advirtió que ninguna amenaza lo detendrá, aun cuando la “mafia” (en referencia a los 30 hombres de mayor riqueza en el país) no lo vea con buenos ojos.

“Quieren intimidar, pero no van a lograr su propósito. Como lo hemos dicho siempre, la libertad no se implora, se conquista”, expresó el tabasqueño.

Manifestó su solidaridad con los campesinos de Chihuahua que iniciaron un paro de labores para exigir la reducción de precios de los energéticos utilizados en las actividades productivas de este sector: diesel agropecuario, electricidad, gasolina y amoniaco anhidro.

Es un abuso, añadió el ex candidato presidencial, que la gasolina y otros insumos cuesten en México más que en Estados Unidos.

Los campesinos de Chihuahua se sumaron a las medidas de protesta de pescadores y transportistas de diversas entidades.

Productores de esta región manifestaron en las asambleas encabezadas por el tabasqueño que el plan anticrisis federal olvidó el papel principal del campo como amortiguador de la crisis, debido a que a éste se acogerá la mayoría de los migrantes que regresarán de Estados Unidos.

López Obrador afirmó durante su recorrido por Satevó, San Andrés Riva Palacio, Carichí, Cusihuiriachi y Gran Morelos que “con movilizaciones es como se logran las cosas”.

En otro tema, el “presidente legítimo” de México anunció que pedirá a los legisladores de los partidos que integran el Frente Amplio Progresista promover una demanda de juicio político a los magistrados que anularon las recientes elecciones en Zimapán, Hidalgo, y San Marcos, Guerrero.

Con su resolutivo, indicó, se han convertido en provocadores de la gente; “no es posible que los magistrados, con tanta arbitrariedad, estén a favor de la mafia política”, aseveró.

Durante el recorrido manifestó también su solidaridad con el periodista Miguel Badillo (detenido por orden de un juez de Jalisco, tras la demanda de un empresario). Aseveró que se trata de acciones de los potentados para acallar lo mismo la investigación periodística que la defensa de los derechos.

Agregó que ése y otros asuntos los informará en la asamblea del próximo domingo 25 de enero, en el Zócalo, en el contexto de la movilización para lograr la disminución de los precios de la gasolina, el gas y la energía eléctrica, así como la eliminación del impuesto empresarial a tasa única (IETU).

Este sábado recorrió áreas de la zona menonita, y lamentó que los pueblos están abandonados, principalmente a causa de la migración. Por ejemplo, expuso, en Satevó existe la mitad de la población que había hace 20 años.

Criticó también la política económica aplicada en el país desde hace 26 años.

La violencia e inseguridad son el “fruto podrido” de esa estrategia política y económica, señaló.

El “presidente legítimo” de México fue a San Andrés Riva Palacio, zona en la que avanzó la lucha encabezada por Francisco Villa. Ahí dijo a los campesinos que la crisis actual no ocurre por casualidad ni por obra del destino, sino por las arbitrariedades del mal gobierno.








Arnaldo Córdova

El Estado y el irredentismo eclesiástico


Del 14 al 18 de este mes se realiza en México el sexto Encuentro Mundial de las Familias, patrocinado por la Iglesia católica. Es un evento como cualquier otro, a decir verdad, y pasaría inadvertido si no fuera ocasión para que la jerarquía católica mexicana vuelviese a insistir en condenar el laicismo constitucional y a replantear sus aspiraciones a hacerse cargo totalmente de la conducción espiritual de la sociedad mexicana, una sociedad que ella misma sabe que ya no la sigue por entero y que profesa cada vez más otras confesiones religiosas.

De la temática del encuentro los especialistas en la materia seguramente nos habrán de ilustrar. Aquí importa ocuparse de nuevo de la relación entre la Iglesia y el Estado en México. En términos generales, hay que destacar el hecho de que la primera jamás ha aceptado formalmente la existencia del Estado laico ni de su Constitución. Ese irredentismo está activo desde 1917 y, lejos de apaciguarse, se ha venido exacerbando continuamente. La Iglesia católica, sin más, aunque no se diga enemiga del Estado, se le opone sin concesiones porque, lo dice en todas las ocasiones, está usurpando funciones que, desde su punto de vista, religioso y político, no le corresponden y la sustituye a ella misma en sus funciones.

Sus exponentes (obispos y personeros legales y políticos) jamás han sabido fundamentar, ni jurídica ni políticamente, ese peculiar punto de vista y éste se ha revelado, una y otra vez, totalmente insostenible. De dientes para afuera aceptan la separación entre el Estado y las iglesias y profesan fidelidad a las leyes. Pero, de palabra y, sobre todo, en los hechos, siempre están haciendo constar que no aceptan la soberanía del Estado y menos que éste se encargue de regular los cultos y materias tan sensibles como la educación o el estado civil de las personas.

Se han vuelto duchos en enmascarar sus verdaderas pretensiones. Por ejemplo, exigen que se permita la educación religiosa; pero lo que demandan es que toda educación sea religiosa y les caería de perlas que los dejaran encargarse de ella. Educación religiosa, para ellos es, obvio, educación católica. Pregonan también que sus valores son los verdaderos valores. Nunca podremos saber cuáles ni cuántos son. Es sólo cosa de inventiva. La tesis es que sólo la Iglesia y nadie más puede dar verdaderos valores de vida a la sociedad. ¿Cómo podría un Estado laico y ateo dar lecciones de valores de vida? En suma, el Estado gobierna pero no da valores ni educa ni tiene por qué encargárse de ello (como lo postula la Carta Magna). El cuadro parece estar completo.

En ocasión del Encuentro, Desde la Fe arremete de nuevo. Dejemos de lado la acostumbrada morralla acerca de que el Estado anula el derecho “inobjetable” de la familia y de los padres de educar a sus hijos o de que el Estado es un “educador absolutista”. Llama la atención sobre el gravísimo estado de deterioro en el que el narcotráfico y el crimen organizado han sumido al país y concluye expeditamente: eso se debe a que la sociedad ahora carece de valores y eso sucede porque a la Iglesia no se le ha permitido ejercer su ministerio e inculcar como se debe esos valores. El desmadre en que estamos metidos se debe al Estado laico y su culpa consiste no en su mal gobierno de la sociedad que ahora todo mundo acusa, sino porque no se ha dejado a la Iglesia hacer su tarea histórica.

Ese portavoz de la Arquidiócesis metropolitana tan divertido que es Hugo Valdemar afirmó: “La Iglesia quiere mostrar que tiene un gran conocimiento y una gran apertura al diálogo y al análisis, además de una gran comprensión de aquellos que no están de acuerdo en la forma en que la Iglesia percibe y fomenta la familia”. Ciertamente, ganas no le han de faltar, pero el hecho es que está muy mal equipada intelectualmente para llenar esa ambición. Seguramente es el bueno de Valdemar quien escribió en su periódico que el vacío espiritual y la ausencia de valores que vivimos se deben a “un malentendido Estado laico que ha dejado en la más absoluta indigencia de valores a la educación pública”. Debería dejarse a la Iglesia encargarse de ello, ¿no es cierto?

Seguramente todas esas historias que nos inundan acerca de narcolimosnas, protección reservada a delincuentes (bajo confesión, que conste), templos al pastel ranchero que adornan muchos pueblos de la República y costeados por delincuentes, o los pederastas que infectan a la organización eclesiástica y muchas otras cosas tenebrosas son meras invenciones de ese “malentendido Estado laico” y los muchos enemigos de la Iglesia. Hay que reconocer que los jerarcas católicos de vez en cuando expresan su mea culpa y nos dicen: “pero, ¡qué barbaridad!” Sí, después de todo, se trata sólo de manzanas podridas en el tonel de la Iglesia.

Con la Iglesia sucede algo de verdad hilarante: admite de palabra la existencia del Estado como el organizador supremo de la sociedad, pero lo quisiera bajo su supervisión y dirección espiritual, como en el pasado. Jamás se asumiría como fuerza gobernante de la sociedad. Eso compete a otros, sin que se diga claramente quiénes. Ella quiere reservarse todas las áreas de la vida social que tienen que ver con las costumbres, la educación, los valores de vida (que son unos cuántos y de verdad muy elementales y ultramontanos), las relaciones sociales de convivencia y de comportamiento (a veces por encima del derecho vigente). De todo lo demás que se encargue el Estado.

El Estado que está en la mente de los jerarcas católicos es muy simple: antes que nada, debe cambiar su Constitución política para incluir en ella a la Iglesia católica como supremo poder espiritual y educador de la sociedad; debe ser un Estado que no se meta con la vida particular de los individuos; la educación se la debe dejar a ella en todos los niveles; debe protegerla de la competencia desleal de otros credos religiosos e impedir que se expandan, para bien de la civilización católica de nuestro país, lo que quiere decir que debe consagrar de nuevo el principio de la religión única y sólo a eso se debe reducir su regimentación de cultos, y todo lo demás que pueda fortalecer y consolidar esa comunidad católica en la que la guía será su Iglesia católica.

¿Por qué? Pues porque más de 80 por ciento de los mexicanos son católicos. La Iglesia, según el Evangelio, es la comunidad de los fieles. Erga, México es su Iglesia católica. ¿Y los demás, los no católicos?



17/01/2009


Desfiladero
Jaime Avilés
jamastu@gmail.com

■ ¿Narcotráfico o rebelión?

■ El informe del Pentágono

■ Cartas sobre Palestina


David Brooks, corresponsal de La Jornada en Nueva York, publicó ayer un reporte del Pentágono acerca de los “peligros mundiales a futuro más preocupantes” para Estados Unidos. El texto afirma que en cualquiera de los próximos 25 años, dos países podrían sufrir un “colapso” como el que en 1992 acabó con Yugoslavia. Estos serían Pakistán y México.

Nuestro compañero agrega que el informe fue preparado para los altos mandos militares y encargados de la “toma de decisiones” civiles en asuntos de seguridad nacional, e insiste en que, “en términos de escenarios del peor caso para las Fuerzas Conjuntas, y de hecho para el mundo”, Pakistán y México estarían en riesgo de sufrir “un colapso rápido y repentino”.

Comparado con el de Pakistán, según los analistas del Pentágono, el caso de México es “menos probable, pero el gobierno (mexicano), sus políticos, la policía y la infraestructura judicial están todos bajo asalto y presionados de manera sostenida por bandas criminales y cárteles de la droga”. Esta forma de ver las cosas, como todos sabemos, es tramposa e insuficiente.

Primero: el auge del narcotráfico en nuestro país es el fruto más notable y jugoso del modelo de destrucción neoliberal que nos fue impuesto en 1982 y que ha traído consigo toda clase de retrocesos políticos, económicos, sociales y humanitarios (léase fraudes electorales, regímenes saqueadores, libertad de prensa restringida, devaluaciones, inflación, desempleo, migraciones masivas y violencia y miseria extrema en proporciones inéditas).

Segundo: es falso que “el gobierno, sus políticos, la policía y la infraestructura judicial” estén “presionados de manera sostenida por los cárteles de la droga”. Todo lo contrario: en todos los niveles de gobierno, políticos, policías y jueces forman parte de los cárteles y comparten o disputan su fortuna con ellos. De allí el baño de sangre que vive el país y que sigue extendiéndose en forma incontenible.

Pero el Pentágono soslaya un factor clave: los grandes empresarios constituyen, de hecho, una auténtica organización criminal que se roba las elecciones y apoya a gobiernos inútiles (como los de Zedillo, Fox y Calderón) a cambio de privilegios que les permiten multiplicar exponencialmente sus riquezas mientras el resto de la población se hunde y, en parte, busca alivio a sus problemas en el extranjero y/o en el narcotráfico.

Es imposible que los generales del Pentágono aprecien la realidad mexicana bajo esta óptica. Como bien señala David Brooks, su reporte es “para los altos mandos militares y (los) encargados de la toma de decisiones civiles en asuntos de seguridad nacional”. En otras palabras, lo que han hecho ha sido advertir a los encargados de las fuerzas armadas y a los políticos estadunidenses que los cárteles mexicanos poseen ya tal poderío que en cualquier momento se justificaría una intervención de los marines en nuestras tierras (como lo explicó Luis Javier Garrido en su atinado artículo de ayer).

Felipe Calderón sueña con ello. Hace dos años, no lo olvidemos, intentó derogar (mediante la bancada panista de San Lázaro) la Ley Nacional de Neutralidad que prohíbe el ingreso de tropas extranjeras a territorio mexicano. No lo logró, pero hoy cuenta con el plan Mérida, que le regaló George WC, y que pronto administrará Obama. ¿Y luego?

Como lo demostró Yugoslavia, la desintegración de un país (o de un imperio como el de la Unión Soviética) no la para nadie. Cuando las cosas se pudren desde adentro ya no hay nada que hacer. En 1989, Bush padre bombardeó e invadió Panamá, encarceló al presidente Manuel Antonio Noriega y arrasó con los bancos y negocios de pantalla que servían para lavar el dinero del narcotráfico colombiano. ¿Qué sucedió entonces? El narcotráfico colombiano se mudó a México, estableció nuevos y mayores mecanismos financieros de lavado, y el narco mexicano se convirtió en la sexta mafia más poderosa del planeta.

Situémonos. ¿Obama invadiría México, encarcelaría a Calderón, bombardearía los centros de negocios de Santa Fe e Interlomas? Se antoja improbable. ¿Los marines patrullarían las calles de Ciudad Juárez, Tijuana, Durango, Torreón o Culiacán y detendrían la violencia? Suena ridículo. El tema del narcotráfico requiere soluciones de fondo, que no están en manos de Calderón y los neoliberales porque ellos son parte del problema. Éste se resolverá únicamente cuando el pueblo imponga un cambio radical de política y de políticos.

Todos lo sabemos: lo que tiene de cabeza a México es el agotamiento del ciclo económico de 100 años que a partir de 1810 y de 1910, reinventó al país, y que ahora, ante el evidente desastre del sistema y desde las perspectivas y programas de los movimientos sociales que se ensanchan por toda la República, volverá a sacudirlo todo. En el fondo, es eso lo que hace temer a los generales del Pentágono que, en cualquier momento, México sufra un colapso “rápido y repentino”.

Mosches y el antisionismo

Pocas pero sustanciosas cartas llegaron al buzón de esta columna acerca de la carnicería desatada en Palestina por el gobierno sionista de Tel Aviv. Al respecto, el poeta Eduardo Mosches ve el peligro de que “una indipensable posición antiosionista” pueda desviarse “hacia lo antijudío”, y expone cómo y por qué. Eduardo García Silva escribió un agudo ensayo titulado “¡No hay guerra en Israel”. “Como judío y lector habitual de La Jornada”, Daniel Zappi envió una reflexión llamada “¿Ética laica o ética ligth?”. Estos y otros textos ustedes pueden leerlos completos desde hoy en El Patín del Diablo (http://patindeldia.blogspot.com).

En ese mismo espacio hallarán las opiniones de María Cristina Sánchez Velasco, militante de la brigada 15 en defensa del petróleo, que exhorta al autor de Desfiladero a reconsiderar su postura de “ni un voto al PRD”, ya que podría ser “contraproducente”.

En otras cosas, al paro de pescadores contra el inflacionario precio del diesel podría agregarse un paro de trabajadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia en protesta por la destrucción de Teotihuacán, que auspicia el muñeco de la rosca, Enrique Peña Nieto, miembro quizá de la secta de fanáticos religiosos que hacen lo mismo en el parque de La Venta, Tabasco, en nombre de su dios.

Mientras, en Monterrey se espera de un momento a otro (y si no a otro) el destape de los candidatos a gobernador de Nuevo León, con una sorpresa: Natividad González Parás habría pactado con el PAN y el Panal para ayudarle a ganar a Fernando Elizondo, traicionando de esta forma al PRI, a cambio de un puesto en el gabinete calderónico… Y ya que estamos, ¿por qué la resistencia civil pacífica no convoca a una besada nacional en Guanajuato, donde El Yunque hecho ayuntamiento encarcelará a quienes se cariñen con la boca en la vía pública?





Enrique Calderón Alzati

La izquierda mexicana: asignatura pendiente


El inicio de año me ha permitido reflexionar sobre la situación que vive nuestro país, tratando de encontrar una explicación al fracaso de la izquierda durante las recientes décadas, no obstante las condiciones de empobrecimiento, desempleo e injusticia social entre amplios sectores de la población, condiciones que parecieran ser suficientes para disparar un cambio que simplemente no llega, por mucho que algunos sigamos pensando que está próximo.

Esta reflexión me lleva a dos momentos decisivos de nuestra historia; el primero, cuando ocurre la lucha entre los conservadores (que representaban la permanencia del dominio de los poderes establecidos, de la prepotencia de la Iglesia y la aristocracia, del régimen de opresión, injusticia y explotación de los trabajadores por una minoría privilegiada y poderosa) y los liberales (que representaban y demandaban el cambio en beneficio de las mayorías). La historia nos indica claramente que el pueblo, la inmensa masa del pueblo, estuvo siempre del lado de los segundos, totalmente decidida a apoyarlos hasta las últimas consecuencias, incluyendo la guerra y la muerte.

Éste fue el México del que surgió en primerísimo lugar Benito Juárez, acompañado de un grupo de hombres preparados, capaces y comprometidos con los ideales y las esperanzas que él representaba; todo ello los llevó al triunfo y al establecimiento de un régimen liberal comprometido con las causas populares. Aparentemente la muerte de Juárez y la ambición desmedida de Porfirio Díaz y de otros jefes militares terminaron con aquella visión nacionalista y liberal.

El otro momento se dio hace un siglo, en 1910, cuando Madero dijo de algún modo ¡ya basta! Basta de impunidad y de saqueo de los más pobres, de enajenamiento de los bienes de la nación. Basta de los privilegios de unos pocos que todo lo tenían y de seguir soportando la miseria, el despotismo y los privilegios; al llamado de Madero respondieron distintas voces en todo el territorio, voces que clamaban por el derecho a la tierra, al trabajo, a la vida digna, y entonces el pueblo lo dio todo en aras de ese cambio que el país necesitaba a gritos.

La tragedia de Madero me hace pensar en un problema triste, pero real: a diferencia de Juárez, él no pudo rodearse de un equipo de colaboradores que hiciera posibles los cambios que el país requería, teniendo que hacer uso de hombres identificados con el gobierno de Díaz; es decir, de la “derecha” del momento. Es posible que el mismo Madero propiciara tal fenómeno, pero esencialmente eso fue lo que pasó.

El último momento de la historia en el que México tuvo un gobierno claramente identificado con la izquierda fue de 1934 a 1940, con Lázaro Cárdenas como presidente; después todos los gobiernos se fueron moviendo a la derecha, si bien con diferentes matices, con jefes del Ejecutivo que en algunos casos simpatizaban con la izquierda, como López Mateos, quien en algún momento afirmó que su gobierno era de izquierda; también en gestiones que podríamos identificar de centro o centro derecha hubo personajes bastante comprometidos con las ideas de izquierda, como Flores de la Peña en el tiempo de Echeverría, o Carlos Tello y José Andrés de Oteyza en el de López Portillo, y más recientemente David Ibarra y Fernando Solana.

A partir del gobierno de Miguel de la Madrid, a consecuencia del endeudamiento externo, las presiones internacionales, las alianzas internas y los intereses personales, se ha mantenido a los sucesivos gobiernos de la República en una posición de derecha bastante inmoderada, por decir lo menos, generando condiciones de empobrecimiento, desempleo, miseria y descontento generalizado, que constituyen los ingredientes fundamentales para los cambios de rumbo e ideología en los países, como ha estado sucediendo en Venezuela, Argentina, Brasil, Chile, Bolivia y Ecuador, mediante movimientos locales que están empezando a conformar con Cuba una nueva alianza latinoamericana, y entonces regresamos al cuestionamiento original: ¿por qué aquí no? ¿Por qué estamos fuera de todo eso?

Creo que la pregunta es importante y la izquierda debiera hacérsela antes de que el tiempo siga pasando. Mi impresión es que las fallas han estado en la misma izquierda. En tres ocasiones recientes la sociedad mexicana ha volteado a buscar una respuesta a sus problemas y demandas hacia la izquierda. La primera vez en 1988, la segunda en 1994 y la tercera en 2006, luego de las protestas de 1968, que plantearon también demandas importantes, más no un cambio estructural del país.

Podemos decir que tanto en 1988 como en 2006 los grupos de derecha apoderados del gobierno lo impidieron con sendos fraudes electorales; sin embargo, surgen interrogantes muy serias respecto de hasta dónde el pueblo, la gran masa popular, hubiera estado dispuesta a impedir la consumación de esos fraudes y con qué tanta organización y capacidad contaba en la realidad para lograrlo con éxito, como lo estuvo por ejemplo en el caso del plebiscito de Chile; mi impresión es que las cosas no hubieran marchado bien y esto no por Cuauhtémoc Cárdenas en un caso, ni por López Obrador en el otro; las fallas me parece que estuvieron en las organizaciones que eran necesarias para tal desafío.

Podemos hacernos otra pregunta: en el caso de que uno de los triunfos hubiese sido reconocido, ¿qué habría pasado? Seguramente se habría establecido un gobierno capaz de funcionar, cosa que resulta clara luego de que aun Fox pudo terminar su sexenio luego de la incapacidad exhibida por él y sus colaboradores. Pero no se trataba de eso, se trataba de un gobierno capaz de cambiar el rumbo y sacar al país del marasmo y el caos en el que está sumido. ¿Habría sido eso posible?

A tratar de responder esta pregunta y hablar de la tercera posibilidad, surgida en 1994 con el movimiento zapatista, dedicaré mis siguientes artículos.




16/01/2009


Comunicado del Gobierno Legítimo


Apoyará AMLO a candidatos a puestos de elección de elección popular del PRD, PT y Convergencia


Santa Bárbara, Chihuahua
Viernes 16 de enero de 2009
* Ningún distanciamiento con el Partido de la Revolución Democrática, aclara
* Subraya que militantes del FAP participan en el movimiento en defensa de la economía popular
* La hipocresía es la verdadera doctrina que practican los panistas de arriba, afirma
En la antesala de los comicios del próximo 5 de julio, Andrés Manuel López Obrador informó que apoyará a los candidatos que postule el Frente Amplio Progresista, formado por el PRD, PT y Convergencia, a diputados locales y federales, así como a presidentes municipales y gobernadores.
Al conceder una entrevista al matutino “Buenos Días Parral”, que se transmite por el 101.7 FM, el presidente legítimo de México afirmó que no existe distanciamiento alguno con su partido –el PRD— y subrayó que su tarea se concreta en estos momentos a la defensa de la economía popular en este periodo de crisis nacional y mundial.
El principal objetivo es la transformación del país, de la defensa de la economía popular y del petróleo, puntualizó al recordar que en el movimiento por el cambio real y verdadero participan militantes y simpatizantes del PRD, PT y Convergencia, así como ciudadanos sin filiación partidista o que pertenecen a diversas agrupaciones sociales y sindicales.
En el segundo día de actividades por territorio chihuahuense, López Obrador calificó de hipócritas a los panistas de arriba y reprobó la intención del ayuntamiento de Guanajuato, precisamente de extracción panista, de castigar con 36 horas de cárcel o aplicar una multa de 30 salarios mínimos a todo aquel ciudadano que sea descubierto lanzando palabras altisonantes o besándose en la vía pública.
Luego de que el alcalde de Guanajuato, Eduardo Romero Hicks, anunciara esta misma mañana que se suspende la entrada en vigor del Bando de Policía y Buen Gobierno, el presidente legítimo de los mexicanos anunció:
“Yo voy a ir a Guanajuato para decirle chachalaca ladrona a Vicente Fox. A ver si me van a multar”.
Enseguida declaró que los panistas son los principales predicadores de la doctrina de la hipocresía.
En la jornada de este día, López Obrador sostuvo que el mal gobierno y el régimen de injusticias son los responsables de que en México esté hundido en la pobreza, el desempleo, la carestía, la inseguridad y la violencia y, por ello, es necesario que cambie la vida pública del país.
En los municipios del Valle del Rosario, Huejotitlán, El Tule, Balleza y Valle de Zaragoza dijo que “insistiremos en que el pueblo de México requiere un mejor destino, porque ya no es posible continuar con la misma política económica neoliberal, que desde hace más de 26 años, vienen imponiendo los gobiernos panistas y priistas, con la cual no ha habido crecimiento económico”.
Señaló que en México no se ha registrado un estallido social, porque los mexicanos deseamos vivir en paz y porche muchos jóvenes han decidido emigrar para trabajar y vivir en Estados Unidos.
Para este año, mencionó, los expertos en economía pronostican que habrá cero crecimiento económico y, por ello, es necesario que el gobierno espurio cambie la actual política económica.
En otro orden de ideas, López Obrador dijo que Calderón es un pelele, un mequetrefe y fue impuesto por la banda de los 30, que se creen amos y señores de México.
Recordó que el falsario y el mentiroso de Felipe Calderón anunció un plan anticrisis, pero no fue capaz de reducir los altos e insultantes sueldos de la alta burocracia del gobierno espurio, que destinó 6 mil millones de pesos para la atención médica de los altos funcionarios.
Convocó al pueblo de Chihuahua a participar el próximo 25 de enero a la asamblea nacional, en el Zócalo de la Ciudad de México.
Para mañana, Andrés Manuel López Obrador recorrerá los municipios de San Francisco Javier de Satevó, San Andrés Riva Palacio, Carichi, Cusihuiriachi
(Chopeche) y Gran Morelos (La Paz).




Luis Javier Garrido

La visita



Las relaciones entre México y Estados Unidos son cada día más tensas, en particular por la ineptitud y falta de patriotismo de Felipe Calderón, pero la “clase política” no parece darse cuenta de la encrucijada a la que han estado llevando al país.

1. Los medios estadunidenses han dado un paso más al inicio de 2009 en su escalada para desacreditar a México como “un peligro para Estados Unidos” por la vía de magnificar el papel del narcotráfico, y el gobierno espurio de Calderón no hace otra cosa que seguir dócilmente la misma estrategia trazada por George W. Bush haciéndoles el juego: intensificando la violencia policiaco-militar que desatara hace dos años contra algunos de los cárteles y buscando venderle ese escenario al próximo gobierno de Obama. Es decir, haciendo todo lo posible para provocar la intervención.

2. La visita de Felipe Calderón a Washington para renovar la tradición de que el presidente electo del país vecino recibe antes de asumir el cargo a su homólogo mexicano (12-13 de enero) se llevó a cabo cuando arreciaba en México un vendaval de opiniones tras la difusión de varias notas contra nuestro país presentándolo en manos de los cárteles, y a éstos como organizaciones “terroristas”, para hacer posible la intervención armada de Estados Unidos, pero el viaje sólo sirvió para que el gobernante espurio, absolutamente doblegado, brindara su agradecimiento a Bush e hiciera una serie de ofrecimientos indignantes al futuro gobierno estadunidense, en una actitud de verdadera traición a la patria.

3. El escándalo había arreciado en México días atrás al trascender que el historiador Enrique Krauze había dicho el viernes 9, durante una reunión en Relaciones Exteriores con los embajadores mexicanos, que la secretaria Condolezza Rice le había reiterado a un amigo que “Pakistán y México” eran los dos puntos álgidos para el gobierno estadunidense, y había continuado poco después al divulgarse un artículo de Forbes Magazine del 22 de diciembre que califica a nuestro país de “Estado fallido”, pero en nada modificaron estas señales de alarma la actitud de Calderón.

4. Los ofrecimientos que Calderón balbuceó de manera irresponsable en la escasas dos horas en las que estuvo cerca de Obama no fueron todos hechos explícitos de inmediato, pero a los pocos días han empezado a conocerse y son de enorme gravedad, pues atentan contra la soberanía de la nación, ya que el gobernante de facto de México le pidió al futuro presidente estadunidense nada menos que “una alianza estratégica” en materia de seguridad (que es la noción que Washington busca imponer para justificar su intervencionismo), y se comprometió a no demandar una renegociación del TLCAN, como lo exigen amplios sectores sociales del país lesionados por éste, y a proseguir la aplicación de las medidas neoliberales que tanto lesionan a los mexicanos, ofreciéndole de paso a Obama trabajar para superar “el creciente sentimiento antiestadunidense” en América Latina.

5. La propuesta de Calderón a Obama es por lo tanto la misma con la que se movió frente a Bush: demandarle un creciente apoyo económico y político ante el desastre nacional a cambio de seguirle entregando a retazos, en nombre de la globalización neoliberal, las riquezas fundamentales de México y el control estratégico del país, y de seguir actuando como su instrumento en América Latina. La titular de Relaciones Exteriores había advertido que Calderón abordaría prioritariamente el tema de la seguridad –con el que consiguió la entrevista–, cosa que nadie le había pedido, y éste cumplió ese ofrecimiento.

6. Las omisiones suelen ser tan graves como los actos, y obvio resulta señalar que Calderón se hizo el desentendido en relación con las cuestiones esenciales, pues ignoró lo mismo el tema de la violación cada vez más bárbara y sistemática de los derechos de los más de 12 millones de indocumentados mexicanos en Estados Unidos y el del muro fronterizo, que el del incumplimiento de EU al TLCAN, o el del daño ecológico que hacen a nuestro país. No actuó como el representante de un país soberano que encuentra a su homólogo, sino como el encargado de un protectorado.

7. La visita de Calderón a Washington en busca de la foto con Obama, y cuyo objetivo inicial era ofrecerle a éste su sumisión y de paso restañar su imagen ante la derecha mexicana, luego del apoyo abierto que brindó durante meses al derrotado candidato republicano John McCain, se saldó, como era de suponerse, por una nueva actuación bochornosa suya que avergüenza a los mexicanos y compromete aún más el futuro del país.

8. Las tardías reacciones del secretario de Gobernación Fernando Gómez Mont y de la titular de Relaciones Exteriores Patricia Espinosa ante el escándalo el miércoles 14 no pudieron negar el fondo de los hechos. Durante dos años Calderón no ha hecho otra cosa con su simulación de guerra contra el narco, diseñada desde Washington, que trabajar para generar un escenario de caos que propicie la calificación de “Estado fallido” y abra la vía a la intervención, y ahora no parece darse cuenta de la gravedad de sus actos.

9. La “clase política” actual se asemeja por su entreguismo a los políticos mexicanos de 1846-1848, que parecían más ansiosos que Nicholas Trist, el negociador del presidente James Polk, de alcanzar el tratado que cedería más de la mitad del territorio mexicano a Estados Unidos. La totalidad de los panistas, un sector mayoritario del PRI y hasta un grupo de perredistas han aceptado desde hace ya varios meses que el control estratégico del país se halle cada vez más en manos de Washington y que el Ejército Mexicano se someta a las agencias de seguridad estadunidenses. No sorprende, por ello, que ahora estén colaborando para crear las condiciones a fin de que sea aplicable en México la tesis de los halcones del Pentágono de que, en función de la Ley Patriótica estadunidense, pueden intervenir en cualquier momento en México para enfrentar a los cárteles mexicanos entendidos como “grupos terroristas”.

10. El problema que se le presenta al futuro gobierno de Obama en relación con México es, por consiguiente, asumir que puede seguir entendiéndose con un gobierno de facto que trata de utilizar la política exterior para beneficio de un grupo y de su partido, con lo que los grandes problemas entre los dos países no harán sino seguir creciendo, o entender que Calderón no representa a México y que los intereses del pueblo mexicano son otros muy distintos de los que el panista plantea en su balbuceo entreguista, y abrir en consecuencia el diálogo con otras fuerzas sociales y políticas del país que tienen una real representatividad.





Astillero
Julio Hernández López
Fax: 5605-2099 • juliohdz@jornada.com.mx

■ Hambre, obuses e higos

■ El Estado fallido se santigua

■ AMLO no va de candidato


Felipe Calderón Hinojosa fue a hacer campaña al Encuentro Mundial de las Familias. Como en pocos lugares, allí encontró muchas manos deseosas de saludarlo, aplausos convencidos y asentimiento a las posturas y palabras con que remarcó su filiación ideológica católica. Sintiéndose en casa, nombró con soltura a congregaciones religiosas que, precisó, “han sido en parte responsables, no faltará quién diga que culpables, pero en fin, de mi formación y mi educación”. En línea con lo dicho antes por algunos cardenales, el jefe formal del Estado mexicano definió a ésta como la “tierra de María de Guadalupe y de San Juan Diego, también de los Mártires de la Persecución”. Luego aprovechó para emitir lo que él mismo definió como un “comercial”, al mencionar al “primer santo mexicano, que es además mi patrono, que es San Felipe de Jesús” y aprovechó versos de López Velarde (“Suave Patria, frente al hambre y al obús, un higo te dará San Felipe de Jesús”) para asegurar que, “a propósito de los tiempos que vivimos”, esas santas caridades frutales son aplicables “precisamente a lo que mucho siente y mucho quiere este pueblo de México”.

Es altamente discutible la suposición de que el pueblo mexicano quiere higos felipistas en estos tiempos de crisis económica y terrible inseguridad pública. El hambre asoma por varios lugares y los obuses estallan en todo el país, en lo que un estudio del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos define como parte de los “Estados débiles y fallidos”, México y Pakistán los más preocupantes. Hambre como factor de inestabilidad y posibles estallidos sociales y obuses de narcos y de militares en una “guerra” que no hace sino subrayar la decadencia y disolución del Estado mexicano, con los militares gringos advirtiendo el riesgo de un “colapso rápido” de los dos países mencionados y, en especial, que “cualquier derrumbe de México a una situación de caos demandaría una respuesta estadunidense, basándose simplemente en las graves implicaciones para la seguridad interior” (¡Iniciativa Mérida, los que van a derrumbarse te saludan!).

Frente a ese cuadro de descomposición, el abad de Los Pinos complementa el verde olivo nativo, al que se entregó desde el principio de su administración, con el púrpura cardenalicio de un clero deseoso de que la llegada de panistas al poder se traduzca claramente en avances y modificaciones legales neocristeras. Felipe de Jesús ofrece, por tanto, frutos de la higuera presupuestal para paliar las desgracias derivadas de las hambres y los obuses. El pícaro representante del priísmo caciquil, Gonzalo N. Santos, decía que si la moral no era un árbol que daba moras no servía para nada. En el panismo persignado del presente, si la higuera no es un árbol que dé indulgencias sociales y votos electorales no sirve para nada. ¡Ah, Patria, hoy rasposa!

Astillas

En la página electrónica del Gobierno Legítimo de México fue colocada una nota periodística de la casa, fechada en la ciudad de Chihuahua, con el título “Rechaza López Obrador competir por una diputación federal”. En el texto se asienta que el tabasqueño continuará cumpliendo “con el encargo de presidente legítimo que le confirió el pueblo” y se atribuyen las “versiones periodísticas” sobre su posible postulación a maniobras de “sus opositores que quieren que deje de participar en la defensa de la economía popular y de la soberanía nacional”. A esos adversarios hizo saber el todavía perredista que “creen que voy a ir a hacerles el juego; no es así, porque el movimiento para la transformación del país que encabezo es muy serio”. Herón Escobar, el dirigente del PT que fue citado en Milenio y El Universal como fuente de la presunta invitación a AMLO para que fuera candidato a diputado federal, aseguró que hubo una confusión de los periodistas a causa de que en rueda de prensa se dijo que al movimiento encabezado por López Obrador se le ofrecerían candidaturas, “pero no específicamente a él”. Hubiese sido conspiración de sus opositores para tratar de retirarlo de sus ocupaciones legítimas o enredo declarativo causado por el emisor o los periodistas, el amago de la pejecandidatura provocó agruras en los Chuchos que tuvieron oportunidad de calibrar en fase virtual los riesgos y costos de tener al jefe de la resistencia civil pacífica empujando electoralmente desde otras trincheras… El negocio familiar encabezado por Jorge Emilio González, oficialmente denominado Partido Verde Ecologista de México, ha iniciado una campaña de llamadas telefónicas grabadas para ofrecer una tarjeta de presuntos servicios gratuitos médicos y de ambulancias a los ciudadanos que den sus principales datos personales. Una melosa voz femenina comienza señalando que el mencionado partido busca ayudar al pueblo mediante costos reducidos o entrega gratuita de medicinas y que promueve castigos extremos para secuestradores y otros delincuentes de alta peligrosidad. Luego hace las ofertas de ayuda gratuita y enseguida pide a los hipotéticos interesados que dejen en el sistema de grabación su nombre y apellido, domicilio completo, incluyendo código postal, edad, y los diez números de su teléfono celular… La moralina panista está de risa loca en el municipio de Guanajuato, gobernado por Eduardo Romero Hicks, hermano de Juan Carlos, actual director medieval del Conacyt que también fue gobernador de aquella entidad. Según las nuevas disposiciones, se castigarán los besos prolongados (“de Olimpiada”, clasificó el deportivo censor), las manifestaciones públicas sin permiso (a menos, es de suponerse, que sean para apoyar más violaciones a la Constitución) y las palabras y actitudes obscenas, como gritarse “güey” entre amigos. A salvo de las penas que pueden llevar a prisión sólo estarán en delante las Momias… Y mientras llega a su fin la oscura página del gobierno bushista, ¡feliz fin de semana, con los dirigentes del sindicato de maestros haciendo la farsa obligada por las circunstancias de rifar las Hummers que la cacique les iba a entregar como regalos personales!





Pentágono: México, en latente riesgo de ‘‘colapso’’

Creciente ‘‘asalto de los cárteles de la droga’’, advierte en un informe

El reporte, en la sección de ‘‘estados débiles’’

Informe del Comando Conjunto de Fuerzas ubica al país entre los estados débiles y fracasados


David Brooks (Corresponsal)

Nueva York, 15 de enero. Entre los peligros mundiales a futuro más preocupantes está el “colapso rápido y repentino de Pakistán y México”, advierte un informe elaborado por el Comando Conjunto de las Fuerzas de Estados Unidos, dedicado a ofrecer una visión de los problemas estratégicos en los próximos 25 años.

En su sección de estados débiles y fracasados, el documento señala que aunque la mayoría están en África y partes de Asia, se debe tomar en consideración el “fenómeno del ‘colapso rápido’”, que se produce de manera sorprendente, y señala el caso de Yugoslavia como ejemplo. El informe, preparado para los altos mandos militares y encargados de la “toma de decisiones” civiles en asuntos de seguridad nacional, afirma que “en términos de escenarios del peor caso para las Fuerzas Conjuntas, y de hecho para el mundo, dos estados grandes e importantes merecen consideración (ante la posibilidad) de un colapso rápido y repentino: Pakistán y México”.






14/01/2009

Sale a relucir el peine . Aqui lo hemos dicho desde siempre ; tambièn lo hicimos cuando se diò aquella marcha de la derecha que "exigia" màs seguridad a raìz del asesinato de Alejandro Martì , tambièn lo denunciamos cuando se reunieron todos los iconos de la corrupciòn y la impunidad de este paìs para firmar los compromisos de todos los sectores de la sociedad para palear la inseguridad y lo dijimos fuerte y claro : "La agrupaciòn que representa Elena Morera no tiene ninguna autoridad moral para andar encabezando marchitas si vemos que su hijo trabaja ( con un sueldaso) , con el jefe de seguridad pùblica federal , Genaro Garcìa Luna y ademas su organizaciòn recibe dinero tanto de esta secretarìa como del ejecutivo federal .


Triplicó la SSP donativos a la agrupación de Elena Morera

México Unido contra la Delincuencia ha recibido 4 millones 256 mil pesos

La información de los donativos se tuvo que revelar por una queja presentada ante el IFAI



Elizabeth Velasco C.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal ha entregado a México Unido contra la Delincuencia un total de 4 millones 256 mil 916 pesos en donativos, informó la dependencia a una solicitud de información.

En septiembre pasado, la SSP dio a conocer que había donado a la organización un millón 476 mil 660 pesos entre 2005 y 2007. La diferencia, 2 millones 780 mil 256 pesos, fue entregada de enero a noviembre de 2008.

El monto se reveló a un ciudadano que interpuso un recurso de queja ante el Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI), por considerar que se le dieron datos de manera parcial, ya que también había solicitado informes acerca de las prestaciones y salarios que recibe la titular de la agrupación, María Elena Morera, y colaboradores cercanos.

Hay que recordar que la agencia Reporte Índigo dio a conocer el año pasado que el hijo de Morera se desempeñaba como asesor del titular de la SSP federal, Genaro García Luna. Sin embargo, la dependencia en su respuesta niega cualquier relación laboral con Morera, sus colaboradores o personas cercanas a ella.

La Dirección General de Recursos Humanos de la SSP federal respondió sobre el tema que “no se tiene registro de que la titular de México Unido contra la Delincuencia ocupe puesto alguno en la Secretaría de Seguridad Pública. Por otra parte (esa dirección) desconoce a el o los colaboradores de México Unido contra la Delincuencia, por lo que no está en capacidad de atender esta parte del requerimiento”.

La resolución de ese caso, registrado por el IFAI con el expediente 5057/08, corresponde al comisionado ponente Juan Pablo Guerrero.

También se discutirá una solicitud vinculada con datos personales, cuya regulación a escala federal no existe. Se trata de una solicitud a la Policía Federal Preventiva (PFP), en la cual se requieren los nombres de cada uno de los 700 elementos de seguridad regional que ascendieron a oficiales en la promoción 2008, el lugar que ocuparon del uno al 700, y el promedio obtenido.

El IFAI ha establecido el criterio de que el nombre de los funcionarios es público. Sin embargo, la PFP reservó por 12 años, el máximo tiempo de clasificación, los nombres para garantizar la “seguridad personal” de los agentes que laboran en la corporación.

En el orden del día que hoy se evaluará por el pleno del IFAI se incluye la respuesta de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la cual declaró la inexistencia de contratos celebrados con Hildebrando, SA de CV, empresa del cuñado del presidente Felipe Calderón, Diego Zavala, y cuyos negocios con diversas dependencias del gobierno federal (Instituto Federal Electoral, Secretaría de Desarrollo Social, Petróleos Mexicanos, Servicio de Admninistración Tributaria, CFE, Secretaría de Gobernación, Instituto Mexicano del Seguro Social y otras) se dieron a conocer en 2006 por la vocera de Andrés Manuel López Obrador, Claudia Sheinbaum.

La CFE aseguró que no existe convenio alguno con la empresa de Diego Zavala, de 2006 a 2008, lo mismo que la Secretaría de Hacienda, a la cual se le hizo la misma petición. Este diario revisó la página oficial de Compranet, en donde ya no aparece ningún contrato que haya sido suscrito entre alguna dependencia e Hildebrando.




13/01/2009

Cartones de La Jornada :







Se que muchisimos mexicanos ya no se tragan todas las patrañas del hombresito de los pinos , pero aquellos que todabìa albergan alguna minima duda lean este artìculo .

Aquellos que sin importar que les embarren en la jeta una y mil veces las pruebas de la corrupciòn que impera en el PAN y en el PRI y aùn asì los siguen defendiendo , mejor salgan de esta pàgina , sòlo perderìan su tiempo .........."El que por su gusto es buey , hasta la coyunda lame"







En los Pinos, intocables los privilegios
DANIEL LIZáRRAGA

Al presentar su plan anticrisis ante la clase política y empresarial y frente a legisladores, el presidente Felipe Calderón anunció que invitará a otros sectores para que asuman "mayores y distintos compromisos" para enfrentar la crisis económica internacional. Pero en los 25 puntos del Acuerdo Nacional a Favor de la Economía Familiar y el Empleo no tocó los privilegios de la burocracia ni mencionó siquiera un recorte a los gastos superfluos de su gobierno -cursos para el personal de Los Pinos, publicidad para promover la imagen presidencial-, lo que implica que la carga la llevará la sociedad.
Los embates de la crisis económica internacional no afectarán los bolsillos de los gobernantes ni perjudicarán su estatus.
Según el Acuerdo Nacional a Favor de la Economía Familiar y el Empleo, presentado el miércoles 7 por la mañana, no habrá disminución de salarios en la burocracia ni recortes al gasto corriente, lo que facilitará el uso indiscriminado de los fondos del erario federal.
Un ejemplo: Durante la gestión de Felipe Calderón, la Presidencia ha gastado por lo menos 125 millones de pesos en la difusión de campañas y en promocionar la imagen del mandatario, así como alrededor de 96 millones de pesos en encuestas y análisis políticos. Sin embargo, en ninguno de los 25 puntos del plan anticrisis se habla de controlar ese tipo de gastos.
Dentro de la propia residencia oficial de Los Pinos se han firmado contratos poco comunes. Así, el exdirector del Spa Royal Pedregal y coautor del libro El negocio del ejercicio, Christopher Martín Bolton Morgan, cobró 50 mil pesos por impartir un curso de "capacitación".
El miércoles 7, Calderón llegó puntual a la cita en Palacio Nacional para presentar su nuevo programa. Y lo dio a conocer cuatro semanas después de que las armadoras de automóviles anunciaron paros técnicos y despido de personal a causa del desplome de sus ventas.
Eran las 9:05 horas cuando descendió de una camioneta blindada y, con paso marcial, llegó al templete para saludar de mano a cada uno de los gobernadores, alcaldes, empresarios e integrantes de su gabinete, quienes fueron convocados apenas con un día de anticipación.
Y comenzó a leer las primeras líneas de su discurso: "Desde los últimos meses del año 2008 y a lo largo de este año estamos y estaremos viviendo un período de grandes dificultades en términos de crecimiento económico, inversión y empleo en nuestro país...".
Era su segundo día de actividades en este 2009. Frente a él, sus colaboradores más cercanos escuchaban atentos con la mirada fija en las macropantallas de plasma colocadas dentro del Salón Tesorería.
Mientras se acomodaban los invitados, comenzó a sonar música ambiental. Ninguna silla quedó vacía. Decenas de funcionarios hicieron fila para entrar. No se le escapó ningún detalle al equipo de logística de Los Pinos, preparado para este tipo de actos.
En julio de 2007 Los Pinos encargó a la empresa Imagen Pública y Media precisamente un estudio para conocer qué pensaba la población sobre el presidente, a fin de posicionar su imagen. Pagó 172 mil 500 pesos por ese servicio. Pero los gastos de imagen no fueron incluidos en el plan anticrisis presentado el miércoles 7.


En contraste, Calderón anunció que enviará a la Cámara de Diputados o al Senado una reforma legal para que los futuros desempleados puedan sacar de su fondo para el retiro hasta 60% de sus ahorros. "Se trata -dijo- de que todos hagamos lo que esté en nuestras manos para que, en lo posible, impulsemos la actividad económica, evitemos la pérdida masiva de empleos y fortalezcamos la economía".
Pero no mencionó ninguna medida para disminuir los fondos destinados al pago de desplegados y campañas publicitarias en los medios de comunicación. En lo que va de su administración invirtió 2 millones 980 mil 134 pesos en desplegados en los diarios editados en la Ciudad de México y en algunos de los estados. En ocasiones los pagos se hicieron directamente en las oficinas de los diarios, otras veces el servicio fue triangulado por medio de empresas especializadas, como Grupo Inter Arcot, Karpediem, Mikt Opinion y Potros Editores.
Los equipos de imagen y comunicación social de la Presidencia dispusieron que ese mismo miércoles 7, por la noche, Calderón apareciera en cadena nacional por televisión con un resumen del plan anticrisis. El mandatario se soltó: habló de apoyar con dinero a quienes caigan en la espiral de desempleo, de congelar el precio de la gasolina y de reducir 10% el precio del gas doméstico.
En 2007 y 2008, Los Pinos contrató a empresas como Corazón Film y AP Comunicaciones para que grabaran al presidente en video y en formato de cine. Los contratos firmados incluyeron servicios de producción, posproducción y edición.
Corazón Film cobró 22 millones 621 mil 980 pesos, según consta en el contrato ITP-037-035-08. La información se encuentra en el Portal de Obligaciones de Transparencia, administrado por el Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI).
Contratos y omisiones
El Acuerdo Nacional a Favor de la Economía Familiar y el Empleo no pasó por la oficina del mandatario; tampoco por los jardines de Los Pinos.
La Oficina de la Presidencia -que al principio encabezó Juan Camilo Mouriño y hoy es dirigida por Patricia Flores- ha sido la encargada de autorizar contratos sui géneris, imposibles de localizar en alguna otra entidad pública.
Uno de ellos es el que firmó Samuel Elizud López, quien durante 2008 impartió el curso de Administración y Preparación de Alimentos por el que cobró 28 mil 462 pesos; otro fue el de Regina Lheman, quien habló sobre Imagen de la Asistente Ejecutiva y se embolsó 46 mil pesos. De acuerdo con la información pública disponible, en ninguno de los dos casos se detalla el tipo de capacitación ni quiénes la recibieron.
En el portal de Obligaciones de Transparencia del IFAI se menciona otro contrato firmado a principios de mayo de 2008 entre la Coordinación General y Nicolasa Ravelo Medina para que diera un "concierto de dramatización de poesía". En el documento, con clave AD-033-08, se explica que Ravelo Medina cobró 28 mil 750 pesos.
Hasta el momento se desconoce si alguno de los servicios mencionados fue ilegal. La información de la Secretaría de la Función Pública y de la Auditoría Superior de la Federación, dependiente de la Cámara de Diputados, no precisa si se aplicó alguna auditoría a Los Pinos por esos casos.
Llama la atención que mientras el presidente Calderón pide cerrar filas para combatir el dispendio, en Los Pinos sus propios colaboradores sean pródigos en gastos de imagen y cursos de capacitación. Según el contrato AD-312-07, la empresa Cpc Orp recibió 126 mil pesos por capacitar a los funcionarios de la Oficina de la Presidencia en el manejo de estrés; así mismo, Marco Tulio Bustamente Contreras recibió 32 mil 200 pesos por capacitar a los servidores públicos en la "administración del tiempo libre".
Pese a esos gastos superfluos, Calderón dijo que el acuerdo firmado por los gobernadores, alcaldes y legisladores ese miércoles 7 tendrá la misma fuerza moral que el Acuerdo Nacional por la Seguridad y contará con la misma exigencia ciudadana.
"Hoy formalizamos un acuerdo de la mayor trascendencia para el presente y el futuro de los mexicanos. Lo hemos hecho en este Palacio Nacional, en el mismo lugar donde se discutió y se promulgó la Constitución de 1917, piedra fundamental de las garantías individuales", enfatizó.
También expuso que para salir de la crisis financiera se requiere la audacia, el carácter y la solidaridad de quienes tienen la alta responsabilidad de dirigir los destinos del país. "No depende de nosotros impedir que haya una crisis económica, lo que sí está en nuestras manos es la determinación de asumir las responsabilidades concretas que aminoren los efectos de esta situación", comentó.
Dispendios
Entre el 20 de septiembre y el 31 de diciembre de 2007, la Presidencia pagó 60 mil pesos a Adriana Guzmán Cabildo por el "suministro de postres", de acuerdo con los contratos AD-201-07.
Así mismo, el servicio de mantenimiento a macetas y macetones dentro de la Casa Miguel Alemán -dentro de la cual se encuentra el despacho presidencial- costó 450 mil 794 pesos en los dos primeros años de la gestión calderonista. La beneficiaria fue Ana Paula Estévez García. A su vez, el Centro Cultural Mexicano recibió 89 mil 930 pesos por el curso Tono Humano y Estilo Profesional Competente.
Y pese a que el Acuerdo Nacional a Favor de la Economía Familiar y el Empleo se diseñó para mitigar los efectos de la mayor crisis financiera internacional de los últimos años, este tipo de gastos superfluos ni siquiera se mencionaron.
Y todo parece indicar que habrá cartera abierta para que continúen. Muestra de ello es que mientras Calderón leía su discurso, detrás de él había mamparas y templetes diseñados expresamente para la ocasión. En uno de lo muros se leía la leyenda: Acuerdo Nacional a Favor de la Economía Familiar y el Empleo.
A lo largo de sus dos primeros años de Gobierno, Calderón ha recurrido a los servicios de empresas especializadas en montar escenarios. En este rubro no hay límites. Lo mismo se pagaron 279 mil 314 pesos para el evento 100 Días de Gobierno, organizado el 15 de marzo de 2007, que 224 mil 250 pesos para la cumbre Puebla-Panamá, realizada en el Centro de Convenciones Campeche Siglo XXI. Este tipo de erogaciones tampoco serán reguladas dentro del gasto corriente de Los Pinos.
Tampoco mencionó si habrá ajustes en los gastos de las celebraciones patrias del 15 de septiembre o en los desayunos ofrecidos cada 1 de diciembre para conmemorar su llegada al poder. En los contratos revisados por Proceso consta que se han pagado hasta 100 mil pesos por los servicios de banquetes a la Inmobiliaria Presidente Chapultepec.
En 2008, Los Pinos triangularon los gastos en pasajes de avión, así como los referentes a la organización de banquetes y ceremonias a través del Turissste. Este reportero localizó dos contratos de este tipo por un monto de 14 millones de pesos.
Y aunque la Presidencia ha gastado más de 260 mil pesos en la renta de teléfonos satelitales a la Globalster, la empresa que prestó el mismo servicio a la oficina de Marta Sahagún durante el sexenio pasado, el servicio telefónico tampoco fue incluido en el plan anticrisis.
Pero ello no impidió a Calderón decir en su discurso: "En las encrucijadas que nos ha puesto la historia, de algunas pareció que no saldríamos y salimos; guerras intestinas, guerras nacionales, guerra contra invasores, esa ha sido nuestra historia. A las desventuras estamos hechos, afrontarlas es nuestra grandeza; no rehuirlas, nuestra historia".
Cerca del sitio donde el mandatario leyó su discurso, el titular de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Guillermo Ortiz Mayagoitia, no dejó de aplaudir. Tenía sus motivos: al cierre de 2008, los 11 ministros de la Corte recibieron 3 millones 462 mil pesos de aguinaldo. Sus salarios representaron para el erario alrededor de 43 millones 979 mil pesos, incluyendo compensaciones, prima vacacional y "asignaciones adicionales".
El presidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, César Duarte, también aplaudió al jefe del Ejecutivo. Los legisladores, independientemente de su filiación política, perciben mensualmente alrededor de 77 mil 888 pesos, eso sin considerar los fondos extra por asistencia a las sesiones legislativas -45 mil 786 pesos- y por atención ciudadana -28 mil 772 pesos-. De esta forma, la "dieta mensual", como le llaman, asciende a 152 mil 446 pesos.
Al hablar en ese acto, Duarte comentó: "En la búsqueda del bienestar de los mexicanos debemos estar todos comprometidos. El Poder Legislativo federal representa un amplio mosaico social y político de la nación, en múltiples ocasiones han mostrado unidad en torno a las grandes causas sociales".
Y agregó: "El mandato del Poder Legislativo es salvaguardar los intereses nacionales sin menoscabo de las libertades y con estricto apego a derecho".
En México, un secretario de Estado puede ganar entre 142 mil y 151 mil pesos mensuales. En el plan anticrisis los salarios no se tocaron.
Según Felipe Calderón con la firma de este acuerdo ellos demostraron su capacidad para enfrentar la compleja situación económica internacional.
"Convocaré, posteriormente, a representantes de los sectores firmantes para darle seguimiento a este acuerdo a favor de las familias mexicanas y del empleo, e invitaremos siempre a otros sectores a que asuman mayores y distintos compromisos a los aquí suscritos", añadió Calderón.
Como colofón: la empresa Pop Films firmó con la Presidencia un contrato por 25 millones 450 mil 20 pesos por la posproducción y edición de los mensajes que transmita Calderón de 2008 a 2010. Estos gastos, así como los destinados a los viajes y los viáticos de funcionarios, tampoco serán recortados.






La salud de Andrés Manuel

Por Federico Arreola
11 de Enero, 2009 - 23:23


Ningún político trabaja tanto como Andrés Manuel López Obrador. De miércoles a domingo, cada semana, recorre cientos y hasta miles de kilómetros por carretera visitando todas las localidades de México. Los lunes se reúne con su equipo de colaboradores, el martes revisa los detalles de su agenda y el miércoles vuelta a empezar: otra vez la gira, de nuevo los larguísimos trayectos y, lo más agotador, seguir con la rutina de pasar las noches en hoteles de pueblo, normalmente incómodos y sucios, ya que no hay de otros en tantos lugares olvidados del país.

No es un trabajo fácil, pero Andrés Manuel no ha faltado al mismo en ningún momento desde 2005. Se sabe líder de un gran movimiento social y, por esta razón, no descansa.

Ahora bien, antes de ese año, recordémoslo, tuvo que resistir las fuertes presiones provocadas por el desafuero. Lo hizo sin descuidar su responsabilidad como jefe de Gobierno del Distrito Federal, un cargo en el que diariamente empezaba a operar desde las seis de la mañana, todos los días, disciplinadamente, con método, con la enorme seriedad exigida por la función pública bien llevada a cabo.

Desde 2004 a López Obrador se le ha agredido en exceso. Cuánto lo han calumniado sus enemigos alentados por los gobiernos panistas. Hasta intentaron meterlo a la cárcel por haber cometido el único pecado de haber construido una carretera para hace viable un hospital diseñado por sus propietarios a la medida de la gente de altos ingresos de la Ciudad de México. Pretendían evitar que fuera candidato a la Presidencia de la República. No lo lograron, pero no se dieron por vencidos.

En la contienda electoral de 2006 todos los grupos conservadores, desde los líderes del PRI y el PAN hasta los grandes empresarios y los principales medios de comunicación, se unieron para dar forma a la peor campaña de guerra sucia que se ha visto en México. Buscaban con eso quitarle votos. Como no lo consiguieron, coordinados por el gobierno federal simple y sencillamente se robaron la elección presidencial.

Eso obligó a Andrés Manuel a diseñar una salida pacífica al enojo de la gente que estaba totalmente decidida a rebelarse. AMLO, así, convenció a sus seguidores de dormir en las calles de la capital. Él acampó en el Zócalo, donde cada tarde llovía muy fuertemente (hubo no pocas durísimas, feroces granizadas) después de haber soportado calorones realmente infernales cada mediodía. No fue sencillo experimentarlo, me consta.

Una vida así, naturalmente, agota a cualquiera. Este domingo Andrés Manuel estuvo a punto de desmayarse durante un mitin en Mexicali. Por su propio bien, por el de su familia, pero sobre todo por el de una nación que no resistiría que algo le pasara, Andrés tendrá que disminuir el ritmo de sus actividades. Claro que sí.

Falta todavía mucho camino por recorrer antes de estar nuevamente frente al reto de enfrentar a las mafias del PRI y del PAN en la próxima campaña presidencial. Andrés Manuel las va a vencer, no tengo la menor duda. Si no por otra cosa, porque es un político decente, trabajador y serio. Es decir, porque le sobra autoridad moral.

Pero necesita cuidar su salud, ya que sin ésta no hay
nada.



12/01/2009


John M. Ackerman

Secretaría de la Disfunción Pública


El concurso para encontrar “el trámite más inútil” que culminó la semana pasada es la cereza del pastel de la incapacidad de los gobiernos panistas para elaborar una estrategia integral de combate a la corrupción. Más que fortalecer el principal órgano responsable de limpiar la administración pública federal, la Secretaría de la Función Pública (SFP), tanto Vicente Fox como Felipe Calderón han dejado esta estratégica institución en manos de políticos sin el menor conocimiento de la materia, quienes han utilizado el puesto como trampolín político.

En 2000, el “gobierno del cambio” nombró a Francisco Barrio, ex-gobernador de Chihuahua, como titular de la Secretaría de la Contraloría y Desarrollo Administrativo (Secodam), instancia antecesora de la SFP. El político no destacó en su nuevo trabajo y pronto lo abandonó para colocarse como coordinador de la fracción parlamentaria del PAN en la Cámara de Diputados. Fue entonces relevado en el gabinete por su fiel amigo y ex-secretario de gobierno de Chihuahua, Eduardo Romero, cuya escasez de experiencia en la materia solamente fue superada por su ausencia de carisma y arrojo.

Calderón ha seguido la misma línea de Fox. Su primer titular de la SFP fue Germán Martínez, quien se limitó a utilizar el puesto para promover su candidatura a la presidencia del PAN. Después de una breve gestión de 10 meses sin resultados o iniciativas notables, Martínez fue relevado por Salvador Vega, titular del organismo, quien como otros integrantes del actual gabinete federal se sostiene más por su amistad con el titular del Ejecutivo que por alguna capacidad demostrada en las trincheras del quehacer gubernamental.

Los resultados están a los ojos de todos. México se mantiene entre los países más corruptos, de acuerdo con todos los índices internacionales, como Transparencia Internacional, Global Integrity y el Barómetro de las Américas. Una de las explicaciones de esta falta de efectividad es la impunidad. En una revisión efectuada en 2005, la Auditoría Superior de la Federación descubrió que el gobierno federal logra cobrar apenas 0.03 por ciento de todas las multas impuestas por la SFP, ya que los sancionados casi siempre ganan sus litigios en los tribunales.

Pero la razón principal del fracaso de las estrategias de la SFP durante los últimos ocho años es la falta de voluntad política. Ya en estas páginas, Irma Eréndira Sandoval ha señalado la vacuidad del nuevo Programa Nacional de Rendición de Cuentas, Transparencia y Combate a la Corrupción (La Jornada, 24 de diciembre de 2008). Este presunto “programa”, como los que lo antecedieron, no es más que una cortina de humo. En lugar de implantar estrategias nuevas o promover las reformas necesarias, el gobierno prefiere hacerse de la vista gorda y distraer nuestra atención con “pan y circo”: propaganda, declaraciones y concursos vacíos.

Respecto del concurso del “trámite más inútil”, es de celebrarse que durante los 52 días que duró la convocatoria más de 20 mil personas acudieron a denunciar abusos de la autoridad. Este nivel de participación demuestra tanto el tamaño del problema como la buena voluntad de los ciudadanos que aspiran a participar en la construcción de soluciones.

Sin embargo, en lugar de tomar en serio esta ejemplar muestra de participación ciudadana, el gobierno se limitó a organizar una ruidosa actividad, donde el Presidente entregó cheques a los tres ciudadanos “ganadores” como si se tratase de un concurso de recetas de cocina. Con poca elocuencia, externó su voluntad de transformar la administración pública y prometió “no echar en saco roto” las miles de denuncias recabadas. En ningún momento habló de castigar a los responsables de los actos denunciados ni se comprometió a entregar resultados concretos en materia de combate a la corrupción.

De manera conveniente, en su informe final, los integrantes del jurado del concurso (Federico Reyes Heroles, Leo Zuckerman, Maricarmen Cortés, María del Carmen Pardo y Fuad Juan Zazar) explícitamente deslindan al gobierno de cualquier responsabilidad. “En opinión del jurado, la gravedad de los casos considerados en el ejercicio no pueden ni deben considerarse como patrones generalizados de comportamiento.” En su opinión, el concurso es apenas un “ejercicio ciudadano” que no puede servir como un “diagnóstico” de la realidad.

La limpieza del proceso de selección de los ganadores también está en entredicho. El informe señala que los cinco miembros del jurado dedicaron un total de 108 horas para evaluar las 21 mil 113 denuncias. Esta cifra se desdoblaría en un total de 21 horas de reuniones colectivas entre todos, lo cual implicaría la revisión de un promedio inverosímil de mil denuncias por hora. El informe no resume la metodología utilizada ni las razones para haber seleccionado a los tres casos ganadores. Tal como ha argumentado también en estas páginas Bernardo Bátiz (La Jornada, 10 de enero), todo indica que hubo línea política en el fallo.

Una vez más, la SFP y los gobiernos de la alternancia han ratificado tanto su compromiso con la simulación en el combate a la corrupción como su abierto desprecio a la participación plena de una ciudadanía vigorosa y comprometida.





Astillero
Julio Hernández López
Fax: 5605-2099 • juliohdz@jornada.com.mx

■ Tragicómico año electoral

■ Pugnas por candidaturas

■ Zimapán, un retroceso más


El año electoral arranca con un panista formalmente gobernante que se emociona en Washington por ser el primero de la lista de recepciones oficiales, un (pre)candidato presidencial perredista que maniobra para dejar el barco electoral enchuchado y pasarse a las balsas de emergencia que con él Convergen y Trabajan, y un priísmo que ve a Quique Gaviotón disparar comerciales de salva a diestra y siniestra mientras el acechante Manlio Fabio espera el momento de retomar delantera por la vía de la maña histórica que mata (políticamente) carita atlacomulca. El espectáculo político del año en curso se anuncia tragicómico a la luz de las desgracias económicas por venir, a las que el hacendoso secretario Carstens atribuye mimética forma de cero en cuanto a crecimiento económico anual, vaticinios a los que el antes sudoroso Memo Ortiz califica de optimistas desde el Banco de México, que prevé números negativos y no solamente estancamiento.

Los panistas esperan crecimiento legislativo deficitario, metidos entre las patas de los caballos rabiosos del felipismo y el vicentismo nuevamente confrontados. Éste puede ser el año del tosco Manuel Espino, quien pretende ganar puntos a costa del desinflado e insoportable Germancito Martínez. Empequeñecido, o reducido a un poco más de su talla real, el antes poderoso César Nava trata de aparentar que algo de poder felipense le quedó, mientras le carcomen las versiones de que fue desalojado de la secretaría particular de Los Pinos por haber hecho comentarios altamente críticos y burlones del ex secretario de Gobernación, cuya memoria es intocable en el ámbito íntimo del calderonismo. Véase como se vea la situación del partido cada vez más azul oscuro que blanco, lo cierto es que los pronósticos para las elecciones intermedias poco le favorecen, establecida desde ahora la percepción de que el PRI viene de regreso y que la distribución de diputaciones federales en este tramo intermedio de 2009 no alentará los sueños felipenses de tener fuerza legislativa suficiente para impulsar sus proyectos de por sí ya bastante ajados.

La izquierda parece encaminada a llegar dividida a las urnas este año. El juego de las semanas por venir se llama lista de candidatos. Los Jesuses lanzaron a los Andreses el anzuelo simplón de las invitaciones para que envíen sus propuestas de candidaturas a las oficinas institucionales del sol azteca, a lo que el lopezobradorismo respondió zafándose del garlito infantil y acelerando el proceso de conformación de la nómina de aspirantes que competirían bajo las siglas de los partidos que en los hechos dirigen Dante Delgado y Alberto Anaya. Según eso, en las postulaciones de la renacida coalición Por el Bien de Todos (a la que concurren solamente dos de las tres partes originales) serán incluidos personajes que destacaron en los movimientos populares de rechazo al fraude electoral y a la privatización del petróleo, pero la dinámica natural de los arreglos de cúpulas podría llevar a las boletas electorales a ejecutantes de artes de oportunismo y engaño si no hay participación y presión reales de quienes han empujado una alternativa política y electoral que no merece (como en 2006 con los chuchos, y muchísimas veces en otros comicios) ser convertida en masa votante para favorecer a personajes turbios que muchas veces están predestinados a la traición de la que luego se quejarán quienes no se opusieron a tiempo a esas postulaciones.

Aunque en realidad la vía electoral sólo ofrece esperanzas desvaídas de cambio y firmes promesas de decepción, como demuestra lo sucedido en Zimapán, Hidalgo, donde una larga y vigorosa lucha contra un tiradero de desechos tóxicos promovido por empresarios españoles creyó encontrar en las urnas la manera adecuada de expresar sus puntos de vista y construir opciones institucionales de combate al negocio ambiental, bien visto e impulsado por autoridades estatales y federales. El pasado 9 de noviembre hubo elecciones municipales y el Movimiento Todos Somos Zimapán, más otras agrupaciones de defensa ambiental y ciudadanos sin adscripción grupal, obtuvieron el triunfo por 6 mil 565 votos en favor de José María Lozano, dirigente del movimiento antes dicho y postulado por el PRD, contra 5 mil 514 del candidato propuesto por el PRI y el Panal. La diferencia de ocho puntos porcentuales fue echada abajo el pasado día 7 por la sala regional, con sede en Toluca, del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación mediante un súbito y extraño ataque de juarismo que invalidó los comicios porque sacerdotes impulsaron desde el púlpito y mediante impresos la defensa de la vida que, en el contexto local, se asociaba con la propaganda formalmente perredista, que pedía apoyar al candidato opositor al tiradero tóxico para así votar por la vida. La defensa de la separación entre Iglesia y Estado, y la sanción a formas de injerencia clerical en procesos electorales, sería válida si ese mismo poder electoral federal hubiese demostrado una pizca de tal celo en los comicios presidenciales de 2006, cuando empresarios, extranjeros y el entonces presidente Fox intervinieron abiertamente en contra de un candidato que apenas logró una diferencia oficialmente reconocida de medio punto porcentual a su favor.

El rigor jurídico de los juzgadores federales significa, en los hechos, tiempo de oro para que el consorcio hispano Abengoa-Befesa y los funcionarios federales y estatales que impulsan el confinamiento de residuos industriales consoliden jurídica y prácticamente las operaciones que ya comenzaron en ese poblado de la entidad gobernada por un priísmo caciquil y depredador, siempre dispuesto a hacer buenos negocios privados en asuntos públicos, así sean tan delicados como los ambientales, sobre los cuales, en todo el país, pasea la amenaza de la corrupción oficial asociada a intereses económicos extranjeros, particularmente los españoles.

Y, mientras es de celebrarse que Carmen Aristegui vuelva a los micrófonos públicos, ¡hasta mañana, en esta columna que, ya de regreso, da a todos sus mejores deseos!





“Si nuestro movimiento no representa nada, ¿por qué hay un ataque permanente?”, cuestiona

La detención del grupo de seguridad, para hacer escándalo y obstaculizarnos: AMLO

El político tabasqueño advierte que “no van a conseguir nada con su campaña de desprestigio”

Ciro Pérez Silva (Enviado)

Puerto Peñasco, Son., 11 de enero. La detención del grupo de seguridad que apoya las giras de Andrés Manuel López Obrador “fue una provocación”, insistió el tabasqueño, quien sostuvo que es parte del bloqueo y de los obstáculos “de quienes no nos ven con buenos ojos, de quienes les molesta mucho lo que hacemos, de (Felipe) Calderón y sus achichincles”.

En entrevista, López Obrador enfatizó que el equipo de seguridad tenía en regla los documentos que les fueron requeridos, “sin embargo actúan así. No es para que se cumpla la ley como ellos dicen, es para hacer el escándalo, para ponernos piedras en el camino, para obstaculizarnos. Cuando anda uno en esto es necesario tener una protección, porque cuando quieren hacer algo lo hacen, lo hicieron con Colosio y lo hicieron con Kennedy. Y en el caso de los cinco agentes de la Policía Bancaria e Industrial, su trabajo es que no tengamos contratiempos”, insistió.

Agregó que, si de acuerdo con el “gobierno usurpador” y la mayoría de los medios de comunicación, el Movimiento Nacional en Defensa de la Economía del Pueblo, del Petróleo y de la Soberanía Nacional no representa nada, no se explica por qué hay un ataque permanente, “son numeritos que montan; como no tienen cómo frenarnos, tienen que buscar alguna manera. Pero no lograron nada ni van a conseguir nada con toda su campaña de desprestigio, aunque nos atacan mucho un día sí y otro también”, adelantó.

Al continuar su gira de trabajo por la región norte de Sonora, el político tabasqueño escuchó las demandas de los habitantes de esta región, quienes condenaron la falta de oportunidades de empleo, y en el caso de la pesca –actividad preponderante en esta zona–, el alto costo del diesel, lo que hace prácticamente imposible el desempeño de esta labor.

López Obrador afirmó en primera instancia que los sonorenses “tienen que padecer a un gobernador como Eduardo Bours, autoritario y ladrón; un personaje que se siente de sangre azul y que desprecia al pueblo; un personaje que junto a Manlio Fabio Beltrones está más interesado en apropiarse de las costas de municipios, como Puerto Peñasco, que por atender los reclamos de la gente”.

Respecto del salario mínimo sostuvo que es una burla el incremento anunciado, porque la canasta básica, de acuerdo con cifras oficiales, ha tenido un incremento de 14 por ciento, mientras que el minisalario ha visto reducir su poder adquisitivo de manera importante.

“Esto es inaceptable, cuando hay funcionarios que ganan hasta 600 mil pesos mensuales o se autorizan hasta 6 mil millones de pesos para atención médica privada, se hacen hasta cirugías plásticas y en los municipios que aquí mismo en Sonora se conocen como del tercer mundo, tienen un presupuesto anual, en el mejor de los casos, de 10 millones de pesos al año. Esto es lo que gastan en atención médica los altos funcionarios, representa varios siglos del presupuesto de esos municipios”, condenó.

Respecto del diesel recordó que fue una propuesta de su campaña bajar el precio de los combustibles y de la luz, “propuesta que nos robó el pelele de Calderón, pero que incumplió, y ahora resultó hasta un mal copión porque está haciendo exactamente lo contrario”.

Recordó que en la pasada campaña presidencial Calderón y Roberto Madrazo firmaron un compromiso para bajar el precio de la luz y de los combustibles: “eso deja en claro que Calderón no es más que un soberano mentiroso”.

Adelantó que esos temas los habrá de abordar durante la asamblea informativa que tendrá lugar el próximo 25 de enero en el Zócalo de la ciudad de México.

Este domingo el tabasqueño concluyó en Sonoyta y en San Luis Río Colorado una gira de trabajo por 19 municipios de Sonora, y continuó por la noche con asambleas informativas en Mexicali y Playas de Rosarito, en Baja California, que al igual que el resto de las comunidades fronterizas demandan oportunidades de empleo ante la difícil situación económica y por la cual, advierten los pobladores, se incrementó el número de mexicanos que cruzan a Estados Unidos en busca de trabajo.

Destacan también que el endurecimiento de las leyes en aquel país ha hecho aún más difícil la migración, por lo que han muerto, en promedio, dos mexicanos por día durante 2008 en su intento de cruzar a Estados Unidos.

López Obrador mencionó que en una carta dirigida al presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, llama la atención sobre la necesidad de que la relación entre ambos países en materia migratoria se finque en la cooperación y no en la aplicación de medidas coercitivas, como la construcción de muros o las deportaciones masivas.

Confió en que el presidente electo, una vez asumido el cargo, honre su compromiso de campaña y promueva un acuerdo migratorio que atienda la regularización de los mexicanos que por necesidad migran a ese país.







Dictadura encubierta


* A unas cuantas horas de que se lleve a cabo en Washington la reunión entre el Presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, y el espurio, el Presidente Legítimo Andrés Manuel López Obrador envía una carta al estadounidense en la que exhibe que Calderón ocupa Los Pinos debido a un gran fraude electoral, orquestado por un grupo mafioso de traficantes de influencias y políticos corruptos
* En nuestro país existe una República aparente, simulada y falsa, afirma / Los Poderes Constitucionales están confirscados por un grupo que ha nulificado la vida democrática y causado una infame desigualdad económica y social en México




TUBUTAMA, Sonora, 10 de enero (Gobierno Lgítimo de México/UNIVERSAL/LA JORNADA).- A unas cuantas horas de que se lleve a cabo la reunión entre el Presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, y el presidente espurio Felipe Calderón, Andrés Manuel López Obrador pidió al próximo mandatario estadunidense mantener una relación bilateral que se sustente en el principio de cooperación y “no en el uso de medidas coercitivas”.
Desde el Norte del país, el Presidente Legítimo de México dio a conocer el contenido de una carta dirigida a Obama. El propósito principal de la misiva es “expresarle que sería un grave error poner en marcha, por parte de su futuro gobierno, una política que impida el flujo migratorio de mexicanos hacia Estados Unidos”, explicó.
Afirmó en el escrito que la solución al problema migratorio no se encuentra en la construcción de muros ni en la militarización de la frontera, sino en el desarrolló económico y social en México.
En la carta, de dos cuartillas, López Obrador expresó que espera que el Presidente número 44 de los Estados Unidos de Norteamérica ponga en práctica un plan para solucionar la situación migratoria de los mexicanos que viven y trabajan en el vecino país del norte.
“Estoy seguro que tendrá la virtud y la suerte para responder a las grandes expectativas que ha despertado entre su pueblo y el nuestro”, precisó al informar que emigran hacia territorio norteamericano un promedio de 500 mil connacionales cada año, en busca de oportunidades que mitiguen su hambre y su pobreza, debido a que en México se impuso, desde hace 26 años, una política de pillaje, llamada neoliberal, que canceló cualquier posibilidad de crecimiento económico y la generación de fuentes de empleo.
De esta forma y “como usted comprenderá -expuso a Obama- después de un largo periodo sin crecimiento económico, si no fuese por el fenómeno migratorio, ya hubiese habido un estallido social en México.
Antes, al inicio del documento, el Presidente Legítimo de los mexicanos informó a Barack Obama que Calderón se ostenta como presidente de México.
Detalló: “Este ciudadano -Felipe Calderón- ocupa dicho cargo como resultado de un gran fraude electoral, orquestado por un grupo mafioso de traficantes de influencias y políticos corruptos”.
Y agregó en la misiva: “En nuestro país existe una República aparente, simulada, falsa; hay Poderes Constitucionales, pero en los hechos un grupo ha confiscado todos los Poderes. Esta especie de dictadura encubierta no sólo ha nulificado la vida democrática, sino que ha causado una infame desigualdad económica y social”.
Sin embargo, aclaró que los mexicanos “ya estamos enfrentando de manera soberana esta penosa circunstancia”.