25/11/2010


Salinas ama a Calderón



Federico Arreola


Poco creativo, Carlos Salinas de Gortari llamó "innombrable" a Andrés Manuel López Obrador. El Peje debería cobrarle regalías al capo de capos. Digo, porque la palabrita la había patentado AMLO precisamente para referirse al nuevo admirador de Felipe Calderón.

Cuántos elogios ha lanzado don Carlos a don Felipe. Muchos, demasiados seguramente, excesivos sin duda y claramente todos inmerecidos. Si hasta parece amor. Amor político, esto es, amor vendido, comprado y bien pagado.

Algo le va a pedir Salinas a Calderón, es obvio. O algo ha recibido ya, desde Los Pinos, el promotor principal de Enrique Peña Nieto. El caso es que, sin venir al caso, el político más desprestigiado que hay en México abrió la boca y dijo que Felipe Calderón es valiente y que se le debe apoyar y no sé cuántas otras tonterías.

Qué satisfecho debe haber quedado Calderón con los piropos recibidos. Decía un amigo español que habrá quien no se trague un halago, pero que todos al menos lo paladeamos. Don Felipe paladeó el halago de don Carlos y luego se lo tragó completito.

Salinas, experto en el arte de hechizar serpientes, decidió lanzarse a apoyar con todo a Felipe Calderón. Sabe Salinas que el presidente espurio, ya totalmente rebasado por la crisis económica y absolutamente derrotado en su guerra contra el narco, si algo necesita es apoyo político. Pero Salinas, comerciante del poder, nada da sin esperar un pago.

¿Qué espera Salinas de Calderón como retribución por tanto elogio? El propio Carlos Salinas lo dijo: que Calderón no se olvide de que sus enemigos no están en el PRI, sino en la izquierda, y no en toda la izquierda, sino específicamente en el movimiento de resistencia civil encabezado por Andrés Manuel López Obrador.

La aritmética política es muy sencilla. Salinas elogió a Calderón y, después de eso, descalificó al "neopopulista innombrable" López Obrador. Semejante suma solo puede dar un resultado: "No te olvides, Calderón", es lo que en realidad dijo Carlos Salinas, "que somos aliados y que nuestro enemigo es AMLO. El tuyo y el mío. No pelees más contra el PRI, asegúrate mejor de que el izquierdista tabasqueño no llegue al poder".

En los últimos meses han crecido los ataques contra López Obrador. Se entiende. Ha aumentado tanto la popularidad de AMLO que la mafia empezó más que a preocuparse, a asustarse. De ahí que sus integrantes hayan decidido cerrar filas. Todos contra El Peje, es la consigna. Todos, sí: Calderón, Salinas, el PRI, el PAN, Televisa, otros medios al servicio del poder, los grandes empresarios.

Así viene el 2012. Habrá que estar preparados para resistir y vencer. A los que queremos un cambio verdadero en México, no nos queda más opción que la resistencia y el optimismo. Porque, evidentemente, tanta agresión solo puede significar que Andrés Manuel y su movimiento están haciendo lo correcto




No hay comentarios.: