18/04/2012

Verbos y cifras - Columna semanal de Sergio Aguayo - 21 de marzo 2012

Sergio Aguayo




Para obtener una visión más precisa de quienes se ofrecen a gobernarnos es indispensable escudriñar sus palabras y observar su trayectoria a través del prisma de hechos y cifras.

En los escritos y discursos de Enrique Peña Nieto aparecen constantemente cinco enunciados: 1) México tiene "una democracia que no da resultados"; 2) Son indispensables y urgentes los "cambios"; 3) Los cambios requieren de la "reconstrucción del Estado" porque es urgente "volverlo eficaz"; 4) La eficacia tiene como precondición lograr "mayorías estables en el Congreso"; y 5) La manera como un Presidente puede cumplir con su "programa de gobierno" es con una "mayoría".

Así pues, Peña Nieto quiere ganar las elecciones y reconstruir el presidencialismo, lo cual impone el reto de anticipar los métodos que emplearía. Otro rasgo de la personalidad de Peña Nieto es su apego a la cultura mexiquense. Su gestión como gobernante del Estado de México (2005-2011) permite darse una idea sobre su posible estilo personal de gobernar y hace posible evaluar sus atributos como gobernante.

Peña Nieto hizo lo posible por concentrar el poder en sus manos porque cree que sólo así se puede ser "eficaz". En 2010 propuso incluir una cláusula de gobernabilidad para que el partido que obtuviera 35% del voto llegara automáticamente a una mayoría de 51% en el Congreso local. La propuesta fue frenada, pero el PRI siempre contó con una cómoda mayoría en la legislatura por los votos que obtuvo o porque cuando fue necesario "maiceó" a (dícese de la compra o renta de) diputados panistas o perredistas.

En el Edomex Peña Nieto gobernó a su antojo porque tuvo muy pocos obstáculos. Una sistematización de números provenientes de diversas fuentes muestra que su gestión oscila entre la mediocridad y la catástrofe. Aquí un comparativo entre el Edomex del sexenio de Peña Nieto con otras entidades del país:

- Al terminar su gestión el Edomex mantenía el primer sitio por el número de automóviles robados (Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros).

- "Primer lugar de la República en materia de incendios forestales" (Probosque, dependencia de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario del Estado de México).

- Entre 2007 y 2011 crecieron 1225% las "desapariciones de mujeres" (Procuraduría de Justicia del Edomex).

- El Instituto Ciudadano de Estudios sobre la Inseguridad encontró que el "territorio más peligroso" por cantidad de secuestros es el Estado de México.

- El Estado de México ocupa el lugar 30 en el Índice de Desarrollo Democrático de México 2011 (Coparmex, Fundación Konrad Adenauer y consultora Polilat, Argentina).

- Se encuentra en los últimos lugares en competitividad. En 2008 ocupaba un humilde lugar 28 (Instituto Mexicano de Competitividad).

- Una variable utilizada para medir la densidad y fuerza del tejido social es el número de organismos de la sociedad civil. El Edomex está en el lugar 24. La levedad del capital social mexiquense se aprecia comparándolo con una entidad vecina. El Distrito Federal tiene el primer lugar nacional con 4420 organizaciones (Organización de la Sociedad Civil, OSC), y el Edomex se queda en 158 (Registro Federal de las OSC).

- Tiene el lugar 18 en el Índice de Desarrollo Humano (Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo 2006-2007).

- Ocupa el lugar 6 entre los estados con mayor prevalencia de sobrepeso y obesidad en población de 5 a 11 años de edad (Secretaría de Salud. Encuesta de 2006).

Enrique Peña Nieto gobernó con mayoría su estado pero ni hizo cambios profundos ni fue eficaz. Fue un "ninigobernante". Por el atraso de nuestra cultura cívica sé que pesa más la compra o coacción del voto o una aparición en el horario estelar de las televisoras que carretadas de cifras, historial y razones. Añadamos que en buena parte del país, las urnas se llenan a golpes de despensa, movilizaciones corporativas o intimidaciones de diverso origen. Entonces Peña Nieto puede ser el próximo presidente de México y desde Los Pinos hará todo lo posible por imponer los usos y costumbres mexiquenses al resto del país. El "maiceo" de sus opositores florecerá porque en los otros partidos sobran los dispuestos a mercadear sus conciencias.

Con esta conclusión propongo una hipótesis: de confirmarse las encuestas, los próximos años se caracterizarán por el enfrentamiento entre el gobierno federal peñista y las minorías sociales decididas a defender los indudables logros obtenidos con la alternancia. Será un choque de trenes que podría definir el desenlace de la transición.

LA MISCELÁNEA

Los entrecomillados donde se cita a Enrique Peña provienen de su libro México. La gran esperanza y de varios artículos y columnas de opinión. Los indicadores sobre la calidad de su gestión fueron tomados de los documentos originales o de notas publicadas en Reforma, El Universal, La Jornada y APRO.

Colaboraron Rodrigo Peña González y Maura Roldán Álvarez.

No hay comentarios.: