25/04/2012

Debido a que hoy se publica la segunda parte de la muy interesante columna de opinión de Victor M. Toledo , he decidido publicar de nuevo la primera  (El enigma de las encuestas que se bifurcan) , de esta manera todo aquel que no haya leído la primera , tenga oportunidad de hacerlo  :

Enigma electoral: el misterio de las encuestas que se bifurcan


Víctor M. Toledo

Foto
Tabla 1
Foto
Tabla 2
Estamos a menos de tres meses de las elecciones presidenciales y la gran mayoría de los medios televisivos, periodísticos y radiofónicos repiten con notoria frecuencia los resultados de las principales casas encuestadoras. Éstas ubican en primer sitio a Enrique Peña Nieto (EPN), seguido con cierta lejanía por Josefina Vázquez-Mota (JVM) y Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Usando técnicas estadísticamente válidas, estas empresas levantan muestras de entre mil y mil 500 personas visitadas en sus hogares en más de 100 municipios de la mayoría de los estados del país, y consideran variables como sexo, edad, estrato social y ubicación. Como puede verse en la tabla 1, existe cierta regularidad o consistencia en los resultados de siete empresas, en las encuestas levantadas de mediados de marzo a principios de abril. Sin embargo, ésta es apenas la mitad de la historia. La otra son el conjunto de prospectivas que realizan encuestas independientes de ciudadanos, académicos, medios e instituciones. A diferencia de las casas que encuestan, levantan la opinión de un número elevado de ciudadanos (90 mil, 120 mil y hasta 161 mil opiniones) vía Internet o directamente. Estos casi sin excepción ubican a AMLO en primer sitio, a veces con porcentajes desusadamente elevados, seguido por JVM y luego EPN. Es decir, hay dos percepciones diametralmente opuestas de la situación de los candidatos. ¿Cuál es la correcta?

La opinión de que las encuestas de las empresas están manipuladas o cuchareadas difícilmente se sostiene. Tendríamos que imaginar un complot descomunal donde al menos siete empresas habrían sido sobornadas. Similarmente, la crítica que se hace de los sondeos independientes de que no son estadísticamente válidos tampoco es aplicable. Unas quizás lo son, pero hemos identificado al menos tres cuyos métodos son ampliamente justificados y explicados. El primero es el realizado por Urna Abierta, por Internet y realizada exclusivamente con usuarios registrados de Facebook. Este ejercicio constituye una investigación de doctorado en la Universidad de Guadalajara. Esta encuesta arroja: AMLO 40.8, JVM 30 y EPN 28.2. Un segundo sondeo es la 3ª Encuesta Nacional Independiente, que reporta mensualmente, y que levanta la opinión directa de (mil 300) ciudadanos en plazas públicas de ciudades estratégicas del país. Esta encuesta arroja: AMLO 40 por ciento, EPN 31 y JVM 27. Finalmente, por su alto número de votos por Internet (128 mil 842) aparece el sondeo de El Menos Peor que registra 62 por ciento para AMLO, 27 JVM y 10 EPN. Además, en apoyo a la hipótesis de la manipulación de las encuestas no puede dejar de señalarse el retiro inexplicable de tres sondeos realizados por televisoras: Univisión, UNO Noticias y Milenio Tv. En los tres, pero especialmente en el primero y tercero, AMLO rebasa y arrasa a los otros candidatos con más de 80 por ciento de las opiniones (Tabla 2). Finalmente, resulta interesante el sondeo telefónico realizado a la clase media por Demotecnia, donde EPN y AMLO comparten las preferencias de los entrevistados. Como si fuera apenas un primer episodio, dejamos para una próxima colaboración nuestra interpretación de lo anteriormente mostrado y, especialmente, su significado político y social. Mientras, los lectores pueden sacar sus propias conclusiones y avanzar hipótesis.

Twitter: @victormtoledo



No hay comentarios.: