28/03/2012


GEA-ISA y Milenio MIENTEN en las encuestas... denuncia ¡Milenio!



Todas las noches, en su noticiero de Milenio Televisión, Ciro Gómez Leyva, el otrora respetado periodista cuya ética y prestigio se fueron a la mierda con el Canal 40, presenta el tracking (medición de opinión) sobre preferencias electorales en México.

Gómez Leyva, el mismo que hiciera el vergonzoso cambalache de su dignidad a cambio de seguridad económica, se ufana de proclamar a los cuatro vientos que su "ejercicio estadístico", como fanfarronamente le llama, presenta la misma invariable tendencia cada noche: un Enrique Peña Nieto que "va solo" o puntero, y un López Obrador que sigue hundido en un tercer lugar, que si se descuida puede arrebatarle un tal Gabriel Quadri.

Es burdo y evidente el interés que pone Ciro en aclararnos que ya todo está escrito y que mejor ni nos molestemos en ir a votar, porque de cualquier manera ganará Peña Nieto. Al menos es lo que dicen los alquimistas de GEA-ISA, la encuestadora mercenaria que sirve estudios a la carta siempre y cuando se le paguen bien. Pero con lo que ni Ciro ni GEA-ISA contaban es con la reacción de la gente, que harta de manipulación y engaños, decide ponerlos en evidencia y exhibir sus trampas.

En el portal de Grupo Milenio puede accederse a este sondeo en línea sobre preferencia electoral: http://votoxvoto2012.milenio.com/#!/encuestas . Si usted, estimado lector, da clic en el vínculo, verá lo siguiente (última vista:




No, estimado lector: no está viendo mal. Los resultados de este sondeo no se parecen en lo absoluto al llevado y traido tracking que Gómez Leyva nos receta cada noche de manera religiosa. ¿Saben por qué? Porque en este sondeo de Internet, Milenio y sus "sesudos" especialistas en redes sociales e Internet AUN NO HAN HALLADO LA MANERA DE CUCHAREAR LOS RESULTADOS.

Cierto, es diferente un sondeo de Internet a una encuesta, principalmente por el tamaño de la muestra. No tanto por el nivel o estrato socioeconómico, ya que el tracking de los farsantes de GEA-ISA se levanta via telefónica, lo cual necesariamente le da un sesgo conservador (derechista, pues) al ejercicio. Pero queda claro que los simpatizantes, militantes, afines, que votaremos por Andrés Manuel López Obrador el 1 de julio somos muchos, muchísimos más, que los que el tracking ha reconocido o reconocerá. Porque la intención del tracking NO ES contribuir a la democracia electoral. La finalidad del tracking de Milenio es dinamitar la democracia mexicana y allanar el camino al fraude y la imposición.

No hay comentarios.: