13/03/2012


Astillero
¡Sí, telepromptesto!

Cura de dolores

Josefina Vasquedando Sola

Cassez, ¿al pleno?

Julio Hernández López



JUEGOS DE GUERRA. Elementos del Ejército Mexicano participan en el curso de adiestramiento de combate individual en la pista de entrenamiento del Campo Militar número unoFoto Roberto García Ortiz


El cura Enrique Peña y Costilla (segundo apellido que el portador cree que significa Gaviota en algún encriptado lenguaje televisivo) enarboló el estandarte tricolor en Dolores Hidalgo (en su arrebato liberador, el prócer supuso encontrarse en la tierra dominada por sus compas, Jesús Murillo Karam y Miguel Ángel Osorio Chong, y no en suelo guanajuatense) para iniciar el rodaje de una telenovela histórica en la que él conducirá una guerra (electoral) de Dependencia, arengando (gulp, en el colmo de la desmemoria intencional) contra los malos gobiernos.

Magna producción en la que ayer aparecieron cinco espontáneos oradores encendidos que pronunciaron frente al padre de… de varios hijos, lo que fue bautizado como los Sentimientos del Pueblo de México, en abierta adaptación, al altlacomulquense tardío, de aquellos de Morelos y Pavón. Otro acomodo de glorias ajenas para beneficio electoral del Copete de Interdependencia fue el realizado con cargo al vate (con v, no con b: deportivo aviso oportuno para candidatos iletrados) Ricardo López Méndez, pues al final de las loas al Gran Jefe Mucho Gel se pronunció el mantra de credulismo antipoético: Enrique, creo en ti.

El arranque de la filmación épica tuvo ayer como punto de máximo interés el momento en que El Galán rindió protesta como candidato a regresar al pinar donde el priísmo reinó durante más de siete décadas. Para evitar posibles errores en la pronunciación del conjuro protocolario, el insurgente de ocasión se hizo ayudar no por un apuntador verbal, como en el teatro antiguo, ni por un chícharo más moderno colocado en la oreja, sino por una gloria de los foros de televisión, el famoso teleprompter convertido así en electrónico sustituto de memoria y convicción, una especie de generador de ventriloquías políticas que el intelectualmente desvalido Enrique PRImero utilizó para salvar momentos de peligro ritual, aunque al conocerse el tamaño del reto presentado (la fórmula corta del “Sí protesto”, aderezada con ciertas consideraciones menores y, en condiciones normales, fácilmente memorizables y repetibles) desató en Twitter una enorme cascada de críticas y pitorreos bajo la etiqueta de #EPNteleprompter que luego, en una reacción de sus robots de Twitter, fue superada, aunque tardía y torpemente, por la promoción de la más reciente consigna en busca de condolencias políticas para el cura Peña y Costilla: #EnriqueCreoEnTi.

El carácter mercadológico de la candidatura del adicto al apuntador electrónico quedó de manifiesto con la nueva embestida telenovelera en curso. Peña Nieto se asume, en realidad, como cura de dolores, es decir, como producto farmacéutico, analgésico y antinflamatorio, en busca de éxito comercial mediante publicidad intensiva y exageración o abierta invención de sus presuntas bondades terapéuticas.

Dolores también había en otra telenovela en cartelera: Josefina Vasquedando Sola, una tragicomedia que comenzó a grabarse en el Estadio Azul, donde la protagonista principal sufrió aban- dono precoz cuando pronunciaba las frases soñadas de su vida. Ante la debacle de la Heroína de la Tardanza (una motivadora profesional que de las rutinas de superación personal saltó a la pasarela política), un sacrificado galán chiapaneco se declaró dispuesto a asumir la responsabilidad del desastre dominical en que un acarreo descarado acabó en un desaire vergonzoso a la hora en que la aspirante a primera actriz, de apellidos Vázquez Mota, declamaba con rasgada voz parlamentos tan vacíos como el graderío: Roberto Gil, exsecretario particular de Felipe Calderón en Los Pinos, productor de uno de los discursos más lambiscones hacia el michoacano, usado siempre por éste para operaciones “especiales”, se dijo responsable del caos logístico que habría causado el éxito de la encuesta de salida en la sede del Cruz Azul, que lleva largos años quedándose en el subcampeonato futbolístico, encuesta de salientes que confirmó que la solicitante de viudez ante la divinidad está a cuatro puntos de sutura del primer lugar en la contienda por la Presidencia de la República.

Doloroso pago de favores pinoleros hubo de cumplir Isabel Miranda defensora de García Luna, pues siendo una extraña candidata “ciudadana” a gobernar la capital del país se prestó ayer a las maniobras de presión desesperada que Calderón ha ordenado desplegar contra la Corte en el caso de Florence Cassez. El errático discurso de presuntos alegatos jurídicos que ha esgrimido Miranda debería servir para que los futuros votantes chilangos adviertan con oportunidad los criterios de torpe e ignorante mano dura con que serían tratados si llega a triunfar la garcialunesca dama en mención.

Gravísima es, por lo demás, la intención felipista de torcer la mano a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para que sean ellos, en pleno, quienes decidan la suerte de García Luna Productions y no una sala de lo penal, como hasta ahora ha estado programado. El protector FC cree tener más posibilidades de ganar la votación, y salvar al cineasta del sexenio, ante la totalidad de votantes que en un foro acotado. De triunfar esa pretensión, se confirmará lo insistentemente dicho: un golpe a la Corte.

Astillas

Gustavo Madero ha requerido una declaración unánime de apoyo de la comisión política del CEN del PAN, lo que en realidad significa la disminución de su de por sí muy precaria fuerza… Importante la definición de Juan Ramón de la Fuente al anunciar que acepta la invitación del candidato de la izquierda electoral a ocupar la Secretaría de Educación Pública si esa opción triunfa en julio venidero… Y, mientras López Obrador prefiere guardar silencio en relación con los sufrimientos de Vázquez Mota en el Azul, por amoroso respeto a las estrategias de cada partido, ¡hasta mañana, con Los Tigres del Norte siendo castigados en la ciudad de Chihuahua por cantar en público La reina del Sur, como si la cultura popular (en este caso los narcocorridos) pudiera estar alejada de la cruda realidad que vive el país!

Twitter: @julioastillero

Facebook: Julio Astillero

juliohdz@jornada.com.mx





No hay comentarios.: