04/12/2010


Televisa, “fábrica de mentiras”: López Obrador


El semanario ha documentado sus negocios “con la mafia del poder”, afirma

Protección a Peña Nieto, motivo en el ataque de Televisa a Proceso: AMLO




Andrés Manuel López Obrador ayer durante su gira por ZacatecasFoto Alfredo Valadez



Alfredo Valadez Rodríguez y Claudio Bañuelos
Corresponsales


Zacatecas, Zac., 3 de diciembre. El ataque de Televisa contra la revista Proceso se debe a que el semanario ha documentado los negocios existentes entre el gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto, aspirante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Presidencia de la República, “con la mafia del poder”, a la que pertenece esa televisora, aseveró Andrés Manuel López Obrador.

Expresó su solidaridad con Julio Scherer García, fundador de Proceso, “que es una de las pocas publicaciones independientes de este país. Todo lo demás está controlado por la mafia del poder, empezando por Televisa, que es la encargada de destruir a opositores”, señaló en entrevista con reporteros locales y corresponsales de medios nacionales.

López Obrador lamentó que la televisora, cuyo dueño visible es Emilio Azcárraga Jean, ocupe en la actualidad un oprobioso papel dentro de la vida política y social de México, pues “es la encargada de la manipulación de los ciudadanos, es la fábrica de mentiras más grande del país. Televisa está en manos la mafia del poder”.

Por otro lado, opinó que se debe investigar conforme a la ley, con justicia y sin ánimo de venganza, el presunto desvío de recursos que se le imputa a la ex gobernadora de Zacatecas, Amalia García. Llamó a las autoridades a que haga la investigación correspondiente, que no se adelanten juicios, que no haya campañas de linchamiento, que no haya campañas mediáticas.

El político tabasqueño dijo no sentirse sorprendido por el contenido de los cables secretos que Wikileaks ha difundido en el mundo sobre México, en los que se expone abiertamente el espionaje y la opinión de los diplomáticos estadunidenses contra políticos y gobiernos de todo el mundo.

En realidad, afirmó el ex candidato presidencial, lo que se ha revelado hasta ahora en el caso de nuestro país “pone de manifiesto lo que ya sabemos” sobre el gobierno de Felipe Calderón y los miembros de su gabinete: “que son unos mentirosos, vendepatrias, corruptos, eso es lo que ya sabemos, sólo que todavía hay algunos que dudan, porque los tienen muy manipulados, muy hipnotizados con los medios de comunicación, sobre todo con la televisión, con honrosas excepciones, desde luego”.

Interrogado sobre el aval que los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación acaban de otorgar al gobierno federal para que el año próximo Petróleos Mexicanos otorgue contratos privados de exploración y producción a particulares y empresas extranjeras, Andrés Manuel López Obrador sostuvo:

“Los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación son empleados de la mafia del poder y lo que están avalando es la entrega de bienes de la nación a particulares, sobre todo a empresas extranjeras. Son unos traidores, como lo es Calderón como lo es Fox, como lo es Salinas.”

–¿Y donde quedan los diputados federales y los senadores para impedirlo?

–Es que es lo mismo. La mafia del poder tiene secuestradas las instituciones: domina en el Congreso, domina en el Senado, domina en el Poder Judicial, domina en la Suprema Corte, domina en Hacienda, en la Procuraduría, en el IFE, en el Trife, esa es la verdad.

Más tarde, durante un mitin ante unas 800 personas reunidas en un hotel de esta ciudad, López Obrador refirió que en caso de que prospere el proyecto de nación que él encabeza, entre otras acciones, “y cuando existan las condiciones económicas necesarias”, nuestro país “dejará de exportar petróleo crudo al extranjero y de importar gasolinas y otros derivados”.

Horas antes, el ex jefe de Gobierno del Distrito Federal realizó una gira por Aguascalientes, donde evaluó los comités del gobierno legítimo, en una reunión con alrededor de mil simpatizantes en el salón de actos de la Villa Charra, en el centro de la capital del estado.

En esa entidad comentó que ya esperaba que las dirigencias de los partidos de la Revolución Democrática (PRD) y Acción Nacional (PAN) acordarían forman una alianza en Nayarit, donde habrá elecciones para gobernador en julio próximo, como lo anunciaron el jueves, y manifestó su rechazo esa eventual coalición.

“Nosotros no estamos de acuerdo, vamos a trabajar de otra forma, vamos a hacer una alianza desde abajo con el pueblo, con ciudadanos sin partido, mujeres y hombres de buena voluntad que quieren que haya un cambio en el país”, puntualizó.







Los intereses de un grupo se imponen a los de la sociedad: activistas


Embestida de Televisa contra Proceso, un ataque a la libertad de expresión
Fernando Camacho Servín



La embestida de Televisa contra el semanario Proceso, a causa de la presunta solicitud de sobornos del reportero Ricardo Ravelo al narcotraficante Sergio Villareal, El Grande, implica en el fondo un ataque contra la libertad de expresión, así como un intento de intimidar a los medios que no se pliegan a la línea de los grupos económicos y políticos más poderosos.

Acerca de lo anterior coincidieron representantes de organismos defensores de derechos humanos, quienes además cuestionaron la validez de los testimonios obtenidos en el marco del programa de testigos protegidos, una herramienta cuyos resultados pueden prestarse a la manipulación.

Humberto Guerrero, de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, advirtió que lo que está en juego en este asunto es la libertad de prensa, al tomar en cuenta la importancia de la revista como un medio con una perspectiva crítica sobre la actual situación de seguridad.

“Cuando Proceso da luz sobre la infiltración del narco en los más altos niveles del Estado y de la iniciativa privada, hay una reacción negativa y represiva en su contra”, utilizando un mecanismo de uso arbitrario como el programa de testigos protegidos, señaló.

Luego de la ofensiva mediática de Televisa, es probable que después “veamos el cierre de los canales para conocer las investigaciones, por lo que se dificultará tener certezas y saber cuáles son las verdaderas causas de estas acusaciones”.

Declaraciones en duda

Édgar Cortez, investigador del Instituto de Derechos Humanos y Democracia, también consideró que la libertad de expresión es el tema de fondo en la cargada de la televisora, con el riesgo de que los intereses económicos de un grupo se impongan por sobre los de la sociedad de estar bien informada y escuchar diversos puntos de vista.

De igual forma, manifestó, surge la pregunta sobre qué tanto se puede confiar en las declaraciones de un personaje como El Grande, que podrían estar siendo inducidas con el único interés de minar la credibilidad de un medio de comunicación independiente.

El riesgo implícito, advirtió Édgar Cortez, es que temas del narcotráfico y la inseguridad puedan ser utilizados como pretexto para justificar otros ajustes de cuentas, no sólo contra periódicos y revistas, sino incluso entre particulares.




No hay comentarios.: