08/12/2010


Dinero

Tronó Beltrones la ley antimonopolios

Banamex, el desenlace del problema

La señora Wallace





Enrique Galván Ochoa


El interés de los consumidores fue el gran ausente ayer que se discutió en la Cámara de Senadores el proyecto de ley antimonopolios. El senador Beltrones lanzó un operativo en gran escala para quedarse con el control de la Comisión Federal de Competencia. Para ello pretende cambiar su estructura jurídica, convertirla en un organismo descentralizado y quitarle al Presidente de la República la facultad de nombrar libremente a sus miembros. Tendría que proponer a los candidatos al Senado y convencerlo de que los aceptara. Ahí se subiría al escenario el astuto don Beltrone. Quiere que los monopolios –en particuar Telmex y Televisa– recurran a su favor cuando algo se les atore en la comisión. Hoy en día los favores, y también los disfavores, los hace el presidente de la Cofeco, Eduardo Pérez Motta, pero se abonan a cuenta propia o a la del presidente Calderón. No se ha olvidado que en fecha reciente Pérez Motta sacó la autorización exprés para que pudieran asociarse Televisa y Nextel en el negocio de la telefonía celular. Más adelante tomaron distancia, pero no por su culpa: él demostró un desmedido entusiasmo por servir a la televisora, hasta trabajó en fin de semana. También sabe hacer disfavores. Anda circulando un documento, cuya autoría se atribuye a Pérez Motta, en el que supuestamente pide que se cancele el título de concesión a Telmex. Pero el senador Beltrones hasta hoy sólo ve de lejos cómo se desarrollan estos acontecimientos de alto valor político y económico. Así que ayer se lanzó a fondo, apoyado por sus chalanes de los partidos de la chiquillería, el PRD incluido, y le ganó la partida al PAN. Sin embargo, hay un problema. Las reformas al paquete conocido como ley antimonopolios deberá volver a la cámara de origen, la de Diputados, para incorporar los cambios. La tarea se antoja complicada, lo más probable es que la ley quede congelada un buen tiempo, y esa será otra forma como el senador Beltrones sirva a los monopolios.

Banamex, el desenlace

El gobierno de Estados Unidos se dispone a vender las acciones de Citigroup. Son la garantía de un préstamo por 45 mil millones de dólares que le hizo al banco en calidad de rescate, hace dos años, en medio de la crisis. La venta tendrá repercusión en México, porque Citigroup es el principal accionista de Banamex. La legislación mexicana permite la inversión extranjera privada en la banca, pero no que sea propiedad de otros gobiernos. Banamex ha venido operando con un permiso económico que le extendió el entonces secretario de Hacienda, Agustín Carstens, pero hubo inconformes que pretendieron que el banco se vendiera a mexicanos. Ahí también apareció el senador Beltrones, quien impulsó un recurso en la Suprema Corte. Pero el presidente Obama ya se anticipó y venderá las acciones en poder de su gobierno; los señores ministros no tendrán que hacer nada –de hecho no han hecho nada en más de un año.

@Vox Populi

Asunto: la señora Wallace

Te envío saludos desde Canadá y al mismo tiempo aprovecho la ocasión para felicitar a la señora Isabel Miranda de Wallace por los resultados que ha logrado en el proceso de investigación del asesinato de su hijo Hugo Alberto Wallace. Personas como ella hacen falta en México, y me pregunto: ¿no podría ser la señora Wallace la mejor candidata presidencial para el 2012?

Alberto Rojas/ Montreal

R: Mucho tiempo hemos supuesto de que si llegara a Los Pinos un ciudadano íntegro, valeroso y firme, como la señora Wallace, podría cambiar al país con un conjuro mágico. Esperamos que el cambio opere de arriba hacia abajo, pero no es así. La transformación del país debe darse de abajo hacia arriba. Necesitamos a muchos mexicanos que sean un clon de la señora Wallace. Sólo entre muchos con tesón, con una gran perseverancia, conseguiremos el cambio. Llegará un día que Los Pinos tenga un habitante a la altura de este gran país. (No me refiero a la física.)

Asunto: la Corta Suprema

Recordarás las célebres palabras de uno de estos personajes famosos de la Suprema Corte; decía que necesitaban ganar sueldos fabulosos para no caer en la corrupción. Pero lo que mueve a pensar a uno es cómo llamar a lo que hacen las veces en que se inclinan injustamente a favor de alguien o algún grupo.

Armando Burciaga/ Distrito Federal

R: La ecuación funcionarios con sueldos millonarios igual a funcionarios probos no se sostiene ni con muletas. ¿Entonces un funcionario público tiene que ser millonario para no ser corrupto? ¿Y deben ser necesariamente corruptos los millones de burócratas que ganan sueldos muy modestos? No nos hagamos bolas. Simplemente los ministros de la Suprema Corta –como la moteja el pueblo– son insaciables.

Asunto: los otros Jean

Leí el comentario de Daniel Silva sobre los trabajos en Canadá; que tenga cuidado, aunque acá la crisis se detuvo, el país no se ha recuperado y las ofertas de empleo son escasas. Hace cinco años que emigré a estos lares de Dios; casi casi bajando del avión ya tenías empleo, ahora no, que tengan cuidado todos los jornaleros, y si en algo te puedo servir desde acá, si sabes contar, cuenta conmigo. Quisiera pedirte un favor: hay una jornalera que te escribe desde Francia, cerca de Marsella, ¿podrías darle mi correo electrónico? Me interesa contactarla para que me ayude a buscar a la familia de mi abuelo paterno, que era de Barcelonette, Francia, y sé que emigraron para Marsella.

Julio Jean Salvatori

p.d. Para desgracia de Emilio Azcárraga Jean y gracia mía, no somos parientes.

R: El Jean es un apellido poco común en México. Si tuvieras alguna remota relación familiar, tal vez te convertirías en la nueva estrella del canal.

(Los mensajes no publicados en este espacio aparecen en el foro)


galvanochoa@yahoo.com • Foro:
http://elforomexico.com









No hay comentarios.: