05/12/2010


El Despertar


AMLO y FCH, un cotejo




José Agustín Ortiz Pinchetti


En el drama político hay dos protagonistas, Andrés Manuel López Obrador y Felipe Calderón, ambos han practicado la política a la máxima intensidad en estos últimos 4 años. Ambos participarán de modo decisivo en las elecciones de 2012. Calderón no podrá ser candidato, pero su interferencia para imponer a su sucesor será fundamental. Carlos Salinas es otro actor pero está en la penumbra acosado por su pasado. Los priístas son institucionales y podrían ser sustituidos unos por otros sin diferencia. Ningún otro panista tiene relieve. Sería interesante cotejar a los dos protagonistas:

Trayectoria. Calderón se inició en la política muy joven, es descendiente de las familias fundadoras del PAN y fue su presidente (1996-1999). Fue un dirigente mediocre que estancó a su partido, quien tuvo que elegir a Vicente Fox, un virtual externo. Como candidato a la Presidencia se impuso con un fraude y el apoyo ilícito y hasta delictivo de Fox, los gobernadores, Elba Esther Gordillo y la oligarquía.

AMLO empezó también muy joven en la política, fue brevemente presidente del PRI en Tabasco y después fundador del PRD en un estado donde no existía oposición; ganó, de hecho, las elecciones en 1994. Fue presidente del PRD (1996-1998). Lo sacó de la postración y lo llevó al triunfo en 1997 con la primers gubernatura del Distrito Federal, y subió del 17 por ciento de representación en la Cámara de Diputados hasta el 27 por ciento. Hay indicios que como candidato a la Presidencia en 2006 ganó la elección.

Gestión de gobierno: López Obrador en el Gobierno del Distrito Federal redujo la inseguridad y gestionó los mayores programas sociales y la más grande obra pública en la historia del DF. Redujo 1000 por ciento los gastos de publicidad gubernamental y al terminar su trabajo tenía una aceptación mayor de 70 por ciento. Calderón ha tenido el peor desempeño de un presidente en los pasados 75 años. El estancamiento económico, la falta de empleo, los índices de pobreza extrema y de violencia, todos los problemas nacionales se han agravado. Su popularidad ha caído a pesar del gasto de miles de millones de pesos en abrumadora propaganda.

Resultados: a 4 años de iniciado el sexenio toda la nación ve con angustia e incertidumbre el final de la gestión de Calderón. AMLO ha resistido la campaña sucia, permanente, las traiciones de su propio partido y hoy preside el único movimiento de oposición creíble y peligroso para un régimen y un sistema de vida cada vez más decadentes.

joseaorpin@hotmail.com




No hay comentarios.: