11/02/2012



Las manos sucias de Josefina



Manú Dornbierer

Es increíble que organismos ciudadanos y autónomos como dicen ser los ifes, trifes y cuatrifes, existiendo una denuncia contundente contra la secretaria de Desarrollo Social, del gobierno de Vicente Fox (2000-2006) Josefina Vázquez Mota, esta mujer haya podido desempeñarse sin el menor problema en varios altos puestos ¡como secretaria de Educación nada más ni nada menos! hasta llegar hoy a ser candidata a la presidencia de México. Su deshonestidad y corrupción fueron expuestas en detalle por el confiable periodista José Reveles en su libro “Las Manos Sucias del PAN” (Planeta 2006).

Las denuncias judiciales que sustentan el libro pueden o no haber sido destruidas. La editorial Planeta, con el vaivén de tantos directores españoles, no ha vuelto a reeditar el citado libro, pero los miles de lectores que tuvo y tiene no lo hemos olvidado y lo citamos con frecuencia. No se podrá librar jamás Josefina Vázquez Mota del crimen que cometió al haber robado dinero del Ramo 33, el dinero público destinado a los más pobres, a los grupos más vulnerables, los indígenas. En ese momento se trataba de construir viviendas rurales urgentes entre otras, en la sierra Tarahumara de los rarámuris a los que jamás gobierno mexicano alguno escrituró sus bosques, como exigía Fernando Benítez, dejándolos a merced de transnacionales como “La Ponderosa” que ha diezmado totalmente el que debió ser el patrimonio de esos pobladores originales. ¡Y hablan de sequías!

El dinero público destinado a proporcionar un techo a los rarámuris.

(entre otros) antes de que les llegara otro temible invierno, lo entregó en aquel entonces esta sinvergüenza funcionaria panista a una serie de aspirantes de su partido a diputados federales para sus campañas. Estaba comprando la actual candidatura. Y hoy que vuelven a ser desoladora noticia los sufrimientos de la gente en la Tarahumara por el frío, por el hambre, por la imposibilidad de sobrevivir con el producto de sus bosques ancestrales que explota hasta casi acabarlos la citada transnacional, ahora que el hambre y la desesperación propicia suicidios colectivos para vergüenza de México, le echan la culpa a todo menos a ese crimen denunciado y probado a plenitud. Es increíble.


EL DIABLO LOS CREA Y ELLOS SE JUNTAN

Claro que también es increíble que el PRIAN haya impuesto a Felipe Calderón para presidente de México en aquel año tras una campaña vergonzosa que él mismo evaluó con su frase célebre “haiga sido como haiga sido”. Ese Felipe Calderón que tampoco ha sido jamás un hombre y/o funcionario honrado (si es que tal cosa existe). Pesan sobre él también conocidas acusaciones de corrupción en su desempeño público, por ejemplo como director del Banco Nacional de Obras, Banobras, en 2003 cuando demoró tan sólo ocho semanas para tramitarse a sí mismo un préstamo aduciendo una antigüedad bancaria que no tenía, pues sólo tuvo una distante y fugaz actividad como ejecutivo en materia laboral y jurídica en un banco durante unos meses entre 1979 y 1980 (Inverlat, hoy Scotiabank). Se autoprestó 3 millones 100 pesos para comprar su casita de la colonia Las Águilas en el D.F. Contó con la complicidad de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público del primer gobierno panista, el de Fox. “Una vivienda, dijo, es un derecho que la ley me otorga”. Falso en su caso, pues nunca tuvo realmente la antigüedad requerida en la banca. Tan es así que tuvo que devolver aquel auto- regalito, al darse a conocer a la opinión pública la postura carente de ética y moral del abanderado panista para la contienda electoral del 2 de julio de 2006. Pero el banco IXE, del que era director uno de sus compinches, los Molinar Horcasitas, le dio un préstamo no sólo para comprar la casita de 174 m2 en el No 8 de la Privada de Cóndor 231, en la colonia Las Águilas, DF, que por fuera sigue igual, pero que se fue haciendo grande por dentro hasta llegar a los 2000 m2 (+ o -) con los lujos acostumbrados por los políticos, piscina, cancha deportiva, etcétera. Proceso describió en detalle cómo fue comprando “por dentro” las casas aledañas. De Banobras lo corrió Fox , pero sólo para subirlo a la Secretaría de Energía - de la que también terminaría por correrlo -. Tenía interés de que los hijos de Marta Sahagún, los nenes Bribiesca, tuvieran acceso directo a las arcas de Pemex con tan laxo funcionario de Energía y con César Nava impuesto en Pemex por Sahagún como abogado general aunque apenas tenía 25 años. La Mafia panista en acción, pero esa es otra historia demasiado larga para contarla hoy. Está siendo investigado por los que queremos que se le haga juicio político a Felipe Calderón, el de las manos recontra sucias

Por esos antecedentes de una y otro, a nadie sorprendió que Calderón nombrara a Josefina su jefa de campaña en 2006 y hoy su candidata. Que no, que era Cordero dirán. Cuentos. Ella fue también su compinche en la más sucia campaña política que se recuerde y ella es su verdadera heredera. Ha dicho que mantendrá el status quo, verbigracia a García Luna en el poder para continuar la guerra gringa ¿qué mejor prueba? Desde noviembre pasado el transa de cabecera de Calderón, se volvió el consejero principal de “Chepina”. Es el catalán Antonio Solá al que le dieron en 2009 la nacionalidad mexicana ¿y nadie se opuso? por su canallesca frase contra López Obrador: “Es un peligro para México”. Cuando empezó la masacre en México, demasiado tarde, los mexicanos que tanto gritaron por el plantón de Reforma se dieron cuenta de cuál era el verdadero peligro para México hasta empresarios como Alfonso Romo que hoy se han volcado hacia López Obrador o el mismo consuegro de Carlos Slim, Miguel Torruco. El PRI de Coldwell teme ahora que le aplique el infantil argumento, del “Peligro para México” a su candidato, Enrique Peña Nieto .


EL VIEJERíO

El inefable Fernández de Cevallos, creador del PRIAN con su amigo del alma, Carlos Salinas de Gortari, llama a las mujeres panistas “El Viejerío”, expresión despectiva que hace pensar en un rebaño a las órdenes de los barbados, tan católicos y despreciativos de las leyes que no acostumbraban casarse por lo civil con las mujeres con las que crearon su primera familia, como es el caso precisamente del ex jefe Diego, pero que utilizan fondos públicos para hacer carreteras que más rápidamente los lleven a casa de sus amantes jóvenes.

Ese concepto panista-machista no es aceptado por supuesto por mujeres con dignidad e inteligencia que transitan por la política con ideales superiores, pero hace babear de felicidad y agradecimiento a mujeres panistas sin conciencia, por ejemplo a la consentida Cecilia Romero, quien tras muchas canonjías, fue irresponsablemente depositada por Calderón en el puesto de directora del Instituto Nacional de Migración (INM) el 7 de diciembre de 2006, y lo tuvo que dejar en septiembre de 2010, cuando se descubrió la vergonzosa matanza en Tamaulipas de centroamericanos. El entonces secretario de Gobernación, Francisco Blake, le solicitó la renuncia a Romero, a quien responsabilizó por la masacre de 72 indocumentados, ocurrida en San Fernando, Tamaulipas. Pero ella, Cecilia Romero , tan insigne representante de El Viejerío, como Chepina, decía caprichuda: “No me voy”. Y agregaba algo tan imbécil como esto refiriéndose a las víctimas: “No eran visibles”. Es hoy secretaria del PAN.

Así son ellas, las panistas cupulares. No se vayan con la finta, congéneres libres y pensantes de cualquier partido. Por fortuna, no representan las panistas ciegas a la mujer mexicana de hoy, ilustrada y luchadora a la que no le van a hacer tragar a Josefina tan fácilmente utilizando el simplón slogan: “Por fin una mujer en la presidencia”, que será nada más una continuación de Felipe Calderón y una tapadera de sus crímenes.

La inmensa mayoría de las mujeres mexicanas no pertenecemos al Viejerío y no estamos dispuestas a que se utilice perversamente el género para intentar llevar a Vázquez al poder.

EL PAN Y LOS INDíGENAS
Hace unos meses, el PAN que como vimos robó la vivienda rural de los indígenas a través de Chepina, se apoderó totalmente del Instituto Nacional Indigenista, el INI, creado en 1948 por Alfonso Caso. En 2001, después de la rebelión zapatista en Chiapas, Carlos Montemayor celebraba así un nuevo nombramiento: “Por vez primera, después de 52 años, después de nueve directores nacionales, se ha nombrado director general del INI a un indígena, al antropólogo Marcos Matías Alonso, nahua de la sierra de Guerrero. Es un cambio importante a nivel burocrático. No sabemos si a este cambio sobrevendrá también una transformación más profunda en la orientación esencial del INI”.

Hoy el PAN se apoderó del ex Instituto y… del “Presupuesto para los Pueblos Indígenas” la mera mera es Cecilia Laviada Hernández, prima de otro panista ladrón, el ex gobernador de Yucatán, Patricio Patrón Laviada, y sobrina del dueño de Banamex, Roberto Hernández. Qué lindo. Hoy son ricas mujeres panistas las que se han apoderado de ese otro “Ramo” y sin preparación antropológica, sin vocación de justicia, sin respeto por los Acuerdos de San Andrés, el PAN arrebató literalmente sus puestos a la gente profesional que se ocupaba, por ejemplo, de promover la Radio Indígena, de primera importancia por supuesto. Naturalmente, además de un pozo de dinero público será un semillero de votos para Josefina, porque El Viejerío panista sin la menor duda va a explotar a los indígenas y a negociar a cambio de voto cualquier ayuda con el dinero público y acto de justicia. A ver si se ponen las pilas el IFE, el Trife, y cuatrife, pero sobre todo MORENA.

Aún hay más, pero hoy me despido con una premonición que no me puedo sacar de la cabeza: Se va a volver a renovar el PRIAN. El desprecio de Josefina por Andrés Manuel al no considerarlo su principal enemigo así lo hace pensar. Peña Nieto tarde o temprano será su nuevo socio. Así como el PRI ayudó al PAN a imponer al espurio, Josefina terminará ayudando al PRI contra la única opción válida para México, la izquierda.



satiricosas@gmail.com






No hay comentarios.: