15/02/2012



Calderón, verdugo de Mexicana


Álvaro Delgado
13 de febrero de 2012

Extrabajadores de Mexicana repudian al PAN.
Foto: Germán Canseco


MÉXICO, D.F. (apro).- Ante la inminente declaratoria de quiebra de Mexicana, la empresa de aviación que cancelaría de plano 8 mil 500 empleos directos y unos 100 mil indirectos, es preciso vencer la amnesia que pretende Felipe Calderón y a la que también apuesta Josefina Vázquez Mota.

Hace seis años, el candidato Calderón, de cuya campaña era coordinadora Vázquez Mota, prometió fortalecer la industria aeronáutica y poner “especial atención” en el personal de aviación, sobre todo en los sobrecargos, compromisos que no pueden ignorarse no sólo para juzgar este gobierno, sino para elegir al que lo sustituirá.

El 19 de junio de 2006 –dos semanas antes de las elecciones–, Calderón envió una carta a los “estimados sobrecargos de aviación”, firmada por él, en la que se comprometía a impulsar de manera real y comprometida mecanismos, programas y políticas que permitan una calidad de vida digna y segura.

“Yo he expresado y ahora lo reitero que promoveré una industria aeronáutica nacional en la que las empresas cuenten con certidumbre a mediano y largo plazo, a fin de que sus trabajadores puedan tener un empleo justamente remunerado, un hogar seguro y un país al que puedan representar siempre con orgullo. Mi compromiso con la comunidad aeronáutica es impulsar y velar porque esto sea una realidad.”

Enseguida, con un lenguaje meloso, Calderón pedía a los sobrecargos que, “así como cumplen el importante papel de representar nacional e internacionalmente a nuestra cultura”, le dieran su voto, pero también que “infundamos a nuestra familias el valor de ejercer el derecho a elegir y a que no elijan otros por nosotros”.

La carta concluye con un agradecimiento a los sobrecargos “por todas las atenciones que siempre han tenido conmigo como pasajero”, y firma el documento con los dos lemas de su campaña: “Presidente del empleo” y “Para que vivas mejor”.

Seis años después, luego de que en agosto de 2010 Mexicana dejó de prestar servicio, qué trabajador de la industria aeronáutica podrá volver a creer, ya no en Calderón –que hasta de México planea irse–, sino en Vázquez Mota, quien es candidata del Partido Acción Nacional (PAN) a sucederlo y quien fue algo más que la coordinadora de campaña.

En efecto, Vázquez Mota –quien ha guardado silencio sobre el tema, como en muchos otros– fue clave para establecer contubernios con personajes de la industria aeronáutica y en el sector privado en general, que ahora ha reactivado para su propio proyecto y que están involucrados con la inminente declaratoria de quiebra de Mexicana.

No está de más recordarlo: Gastón Azcárraga, el que exprimió a Mexicana, fue uno de los principales financieros de Calderón y la principal empresa aeronáutica beneficiaria, Aeromexico, es dirigida por otro personaje clave en el entramado de intereses que lo impuso en 2006: José Luis Barraza.

Barraza, en 2006, era presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), el organismo que agrupa a las cúpulas del sector privado, y fue el que gastó más de 100 millones de pesos en promocionales de radio y televisión que, junto con los que pagaron membretes de El Yunque, infundieron miedo a la población.

Otro personaje clave para evitar la reactivación de Mexicana es Héctor Rangel Domene, director general de Nacional Financiera (Nafin) y Banco de Comercio Exterior (Banxico), que negó los 300 millones de pesos para reactivar la empresa. Este sujeto fue uno de los propagandistas de Calderón y ahora será senador por el PAN.

Y Rangel Domene como Barraza son los impulsores de Vázquez Mota, lo mismo que Mario Sánchez Ruiz, quien recién renunció al CCE para ser diputado del PAN. Por eso no hay que perder la memoria…

Apuntes

Efectivamente, Vázquez Mota es, también, la candidata de El Yunque, la organización extremista de derecha a la que pertenece aún Juan Manuel Oliva, uno de los gobernadores que traicionaron a Ernesto Cordero. Josefina es amiga íntima de Guillermo Velasco Arzac, cuyo seudónimo es “Jenofonte”, jefe general de El Yunque, una de cuyas fachadas es la Coordinadora Ciudadana, en la que ella presidió la Comisión de la Mujer…

Comentarios: delgado@proceso.com.mx y Twitter




No hay comentarios.: