10/12/2011


La honestidad debe tener rango constitucional, reafirma AMLO
El político tabasqueño registró su precandidatura a la Presidencia ante PRD, Movimiento Ciudadano y PT

Volveremos a ganar el próximo año, reitera

“Con los fundamentos de la república amorosa sacaremos a México del atraso”

Andrés Manuel López Obrador en el acto de registro de su precandidatura presidencial ante el PRD

Andrés Manuel López Obrador en el acto de registro de su precandidatura presidencial ante el MC



Alma E. Muñoz

Con un mensaje de unidad de las fuerzas progresistas y un llamado a la reconciliación nacional, Andrés Manuel López Obrador se registró ayer como precandidato presidencial único ante los partidos de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano (MC).

Ante perredistas, celebró que se dejaran de lado “diferencias, discrepancias propias del quehacer político, más cuando se es partidario de la libertad”, y reafirmó su propuesta de elevar la honestidad a rango constitucional.

En los tres mensajes que ayer emitió al registrar –por separado– su precandidatura presidencial ante las comisiones electorales de cada uno de los partidos que integran la coalición Movimiento Progresista, señaló que, como ocurrió en 2006, en 2012 volverá a ganar.

Por la mañana, en la única entrevista que concedió a medios de comunicación que siguieron su recorrido, expresó su disposición a suscribir –si hace falta– un pacto con todos los partidos y con todos los candidatos “para que el proceso electoral se dé con limpieza, con libertad y en paz”.

López Obrador empezó en el PRD sus registros. A diferencia de PT y Movimiento Ciudadano, el sol azteca realizó el acto protocolario en el salón San Diego del hotel Hilton, en el Centro Histórico de la ciudad de México, con la presencia del presidente nacional del partido, Jesús Zambrano; la secretaria general, Dolores Padierna, e integrantes de la Comisión Política y del secretariado, pertenecientes en su mayoría a las corrientes Izquierda Democrática Nacional y Red por la Unidad de las Izquierdas.

También estuvo en el podio el representante del PRD ante el Instituto Federal Electoral (IFE), Camerino Eleazar Márquez, de Alternativa Democrática Nacional (ADN).

Fue evidente la ausencia de los principales dirigentes de la corriente Nueva Izquierda –a excepción de Zambrano– y de sus aliados de ADN, con quienes en el pasado tuvo discrepancias básicamente por alianza electorales de PRD con el PAN.

Tampoco estuvieron los coordinadores de la Cámara de Diputados, Armando Ríos Piter, y del Senado, Carlos Navarrete, ni el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubon. No se vio a gobernadores emanados del partido, a Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano ni a René Bejarano.

El aspirante presidencial fue recibido entre aplausos por decenas de militantes que se presentaron en el hotel capitalino. Ahí se dejó ver el aspirante al gobierno del DF, Mario Delgado.

“Bienvenido a su partido”, le dijo a López Obrador el presidente de la mesa directiva del Consejo Nacional perredista, Ricardo Ruiz.

Zambrano ratificó que habrá unidad del PRD en torno al tabasqueño, y expuso que la dirigencia nacional trabajará para consolidar las mejores candidaturas que lo acompañen en el proceso y para alcanzar el triunfo.

Y coincidió con López Obrador en que “en 2012 no sucederá lo de 2006. Demostraremos lo que realmente decidió la gente, y estoy seguro de que vamos a la victoria, vamos a sumar esfuerzos. ¡Unidos es posible! ¡La unidad nos hace grandes y victoriosos, y en esa ruta vamos a caminar hasta la victoria!”.

En tanto, el tabasqueño reiteró que la unidad de las fuerzas progresistas fue posible por la “actitud respetuosa, inteligente” de Marcelo Ebrard, al aceptar que le fueron adversos los resultados de la encuesta que aplicó la izquierda para definir a su eventual abanderado.

“Y ante la incertidumbre y el caos, se dio el mensaje de unidad y de responsabilidad; para eso se hizo la política, entre otras cosas, para poner orden en el caos… Estamos actuando con responsabilidad, uniéndonos, porque así lo exigen las circunstancias y porque así nos lo están demandando los mexicanos.

“Debemos estar unidos para cumplir con nuestra misión de sacar a México del atraso, del atolladero en que se encuentra y lograr el renacimiento de nuestro país”. Refirió que eso será posible a partir de los tres fundamentos de la república amorosa: honestidad, justicia y amor. Ofreció elevar la honestidad a rango constitucional, pues “el principal problema en nuestro país es la corrupción política”. También dijo que combatirá las causas de la inseguridad y la violencia, pero no con medidas coercitivas.

Y reiteró su convocatoria a “elaborar una constitución moral, un código de ética, una cartilla moral, un código del bien, porque la crisis que se padece no es nada más por la falta de bienes materiales; también se ha producido por la pérdida de valores culturales, morales y espirituales”.

Tanto al registro ante el PRD como posteriormente ante Movimiento Ciudadano –a la una de la tarde– acudió acompañado por sus hijos José Ramón, Andrés y Gonzalo, así como por integrantes de su equipo de precampaña, como el coordinador general, Ricardo Monreal, René Cervera y Yeidckol Polevnsky, entre otros.

A la ceremonia en la sede del Partido del Trabajo –tres horas después– se sumaron su esposa, Beatriz Gutiérrez, y su hijo Jesús. “Estoy seguro de que voy a contar con el apoyo de hombres y mujeres del PT; siempre nos han acompañado. Por eso estoy aquí, con toda mi familia”, dijo el político tabasqueño.

En la sede de Movimiento Ciudadano, en la colonia Narvarte, arropado por miles de simpatizantes (debido a la cantidad les resultó insuficiente el patio del inmueble y tuvieron que cerrar un tramo de la calle), señaló que “ser de izquierda o progresista es ser honesto y tener buen corazón. Actuar pensando en los demás; es procurar el bien de todos, el amor al prójimo”, sostuvo.

El dirigente nacional del partido, Luis Walton, le refrendó el compromiso de mantenerse a su lado en la lucha por un cambio en el país. “Lo respaldaremos con toda nuestra entrega, decisión y compromiso para que sea usted el próximo presidente de la República”.

Ahí estuvieron, junto a los dirigentes de Movimiento Ciudadano, particularmente Dante Delgado, Manuel Camacho Solís –coordinador nacional de Diálogo para la Reconstrucción de México–, Leonel Cota e integrantes del Grupo de Acción Política, que recientemente renunciaron al PRD.

Y ahí, como también ocurrió en el PT, mas no en el sol azteca, invitaron al coordinador general de la precampaña y campaña, el senador Monreal, a integrarse al podio.

Tras registrar su precandidatura en la sede nacional petista, en un auditorio lleno y aun con gente en la calle, el aspirante presidencial recibió del senador Alberto Anaya la ratificación de apoyo de esta fuerza política. “El PT nunca vaciló en jugársela con Andrés Manuel López Obrador… El PT ha estado, está y estará con usted en esta gran causa por transformar la nación mexicana”, dijo.

A su vez, el ex jefe de Gobierno capitalino subrayó su agradecimiento al partido “por todo el apoyo que siempre nos han dado… En momentos muy difíciles para nuestro movimiento siempre contamos con ese apoyo… Para mí es un privilegio ser su precandidato”.

López Obrador acudió con corbata amarilla a su registro ante el PRD, naranja en Movimiento Ciudadano y roja ante el PT.

No hay comentarios.: