13/06/2011



“La cooperación con México debe fincarse en el desarrollo, no en el terreno militar”





AMLO exige en EU reforma migratoria “no racista”


“Es un error pensar que muros y deportaciones frenarán el problema”


“Se necesitan créditos para reactivar la economía, no arsenales

“El país nunca será base militar, protectorado ni colonia de ningún país extranjero”

México requiere que el apoyo de EU sea para el desarrollo, no castrense: AMLO

Ante connacionales en California, insiste en que Obama cumpla su promesa con los migrantes

Andrés Manuel López Obrador en la asamblea informativa del Morena frente a la sede del ayuntamiento de Los Ángeles, CaliforniaFoto Carlos Ramos Mamahua




Alma E. Muñoz
Enviada


Los Ángeles, Cal., 12 de junio. Frente a la sede del ayuntamiento de esta ciudad, Andrés Manuel López Obrador se pronunció por una reforma migratoria que frene la violación a los derechos humanos, y porque entre México y Estados Unidos exista una relación de respeto, donde la cooperación sea por el desarrollo y no militar.

Bajo ninguna circunstancia debe lesionarse “nuestra soberanía. México nunca será base militar, protectorado ni colonia de ningún país extranjero”, afirmó al reunirse con connacionales radicados en esta nación, para convocarlos a sumarse al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), con el cual se busca la transformación del país.

En su primera asamblea ante cientos de connacionales, López Obrador instó a que “en lugar del Plan Mérida y de que nos entreguen armamento y helicópteros, vamos a proponerle (al gobierno estadunidense) que si realmente quieren ayudarnos, participen con créditos, no usureros y sin condiciones vergonzantes, para proyectos de desarrollo regional, orientados a reactivar la economía, crear empleos y evitar que nadie, por necesidad, tenga que verse obligado a emigrar”.

Con una política exterior distinta a la actual, anotó, “vamos a hacer entender que la mejor política migratoria para Estados Unidos dependerá siempre del desarrollo de México”, porque “es equivocado pensar que países vinculados por la historia y la cultura, y con tres mil kilómetros de frontera (compartida) puedan resolver sus problemas con muros, con militarización, con razzias, con deportaciones, con discriminación racial y con violaciones a derechos humanos”.

Así que “desde ahora, de manera respetuosa, exhorto al presidente Barack Obama a que cumpla su compromiso de campaña de regularizar la situación migratoria de millones de mexicanos que trabajan honradamente en Estados Unidos.

“Entiendo que está de por medio la cuestión electoral y que hay en este país una oposición conservadora que se niega a reconocer los derechos de los migrantes y que incluso ha optado por la persecución y el racismo. Pero todos debemos entender, independientemente de razas y fronteras, que por encima están los derechos universales del hombre”, mismos que, recordó, fueron proclamados desde los años 40 por “uno de los mejores presidentes que ha habido en Estados Unidos, Franklin Delano Roosevelt”.

López Obrador fue recibido por los migrantes entre gritos de “¡Presidente, presidente!” El maestro de ceremonias pasó lista de las entidades mexicanas, y de las 32 había representantes. Definió que están con el ex candidato presidencial porque es un hombre honrado, trabajador y luchador, y con el movimiento social que representa Morena, “lo podremos instalar como el próximo presidente en 2012”.

El político tabasqueño explicó que la lucha emprendida después del “fraude electoral” que en 2006 cometieron en su contra, “es para lograr cambios profundos en nuestra nación, y no por cargos públicos, aunque estemos hablando del más importante de nuestra República”, y menos “por la ambición del dinero”.

Resaltó que es justamente el predominio de una mafia en el poder el principal problema de México, y el único modo de derrotarla, dijo, es por la vía electoral.

Advirtió que como este grupo controla a la mayoría de los medios de comunicación mexicanos, lo mismo que al PRI y al PAN, “están sembrando la falacia de que los graves problemas nacionales se van resolver con el regreso del PRI a la Presidencia y con el supuesto triunfo de (Enrique) Peña Nieto (gobernador del estado de México), en 2012”.

López Obrador resaltó que esos partidos representan lo mismo y se observa en las más de dos décadas de imposición del modelo neoliberal. Aprovechó para expresar que Felipe Calderón “ayer (sábado, también de visita por California) vino a decir una gran mentira”, cuando mencionó que la economía de nuestro país marcha muy bien, después de que en 2010 tuvimos un histórico crecimiento económico de 5.4 por ciento, pero “olvidó decir que un año antes decreció la economía 6.1 por ciento”. Es decir, abundó, “que en los pasados dos años ni siquiera se pudo salir a flote”.

Reconoció que los migrantes contribuyan con el envío de remesas a la reactivación de la economía, el comercio y la paz social en distintas regiones mexicanas. De no ser así, “es muy probable que se hubiese adelantado el estallido de odio y resentimiento, de inseguridad y de violencia que hoy se padece en casi todo el país”.

Subrayó que la “dolorosa realidad” es que los jóvenes han sido los más afectados “por la guerra estúpida de Calderón contra la violencia organizada”.

La asamblea con los migrantes estuvo, durante las casi dos horas que duró, custodiada por policías de esta ciudad, mismos que al final del discurso del tabasqueño tuvieron que ayudar a abrirle paso entre la gente que intentaba acercarse a él, para que pudiera abordar la camioneta que lo trasladó.

López Obrador anunció que regresará a Estados Unidos para visitar otras ciudades donde las comunidades de mexicanos organicen comités del Morena.

Afirmó que el enlace con las organizaciones, clubes y federaciones de migrantes es el embajador Héctor Vasconcelos, “porque hay (entre ellos) muchos celos y sentimientos, (pero) tenemos que mostrar la unidad y anteponer el interés de salvar a nuestro país. Podemos tener diferencias, estrategias distintas, pero nos une el objetivo superior de salvar a nuestro querido México”.

Se despidió así: “Nuestra revolución no será armada, pero queremos que el orden social que existe hoy desaparezca y que uno nuevo venga a remplazarlo”.







No hay comentarios.: