12/06/2011

El Despertar

Morena tiene su oportunidad



José Agustín Ortiz Pinchetti


La semana pasada le fue bien a AMLO. Después de una gira agotadora (no para él sino para quienes la observamos), el domingo llenó el Zócalo por 33a vez. Parece obvio que Morena (Movimiento de Regeneración Nacional), puede ganar en 2012, ¿por qué?

Es la única alternativa. Rogelio Ramírez de la O me contó esta anécdota: un joven empresario le comentó que tenía sus dudas respecto a la elección presidencial. Rogelio le propuso un dilema: “Si tú crees que el proyecto de Carlos Salinas vigente hasta hoy va por buen camino, no dudes, vota por Peña Nieto. El PAN es una mala copia de lo mismo. No una alternativa. Pero si crees que el país va mal y que necesita un cambio, vota por AMLO. No hay otra opción”.

Morena es la única auténtica organización popular. Todos los partidos en distintas medidas están en crisis. Ninguno tiene verdadero prestigio. La clase política entera es vista con desconfianza. Morena agrupa a cientos de miles de ciudadanos que en su mayoría no militan en ningún partido. Son voluntarios, no cobran, no reciben regalos. De la indignación han pasado al compromiso y de ahí a la organización.

Las células de Morena tienen presencia en casi todos los municipios del país y en la mitad de las secciones electorales. Sus brigadas peinan el territorio casa por casa, semana tras semana, mientras que el PRI y el PAN aspiran a ganar con la televisión y los regalos. Morena es el primer aparato no clientelar disciplinado y entusiasta que no sólo podrá promover y defender el voto, sino que es portadora de una nueva actitud, patriótica y generosa y por lo tanto moderna. Ningún otro partido cuenta con un instrumento semejante.

AMLO es un líder muy poderoso, ha resistido una campaña sucia por 7 años. Es el único dirigente capaz de entusiasmar o convencer sin la manipulación mediática. Su eficacia y popularidad en el DF demuestra que puede ser excelente gobernante. Es el único capaz de encabezar un programa de reconstrucción nacional.

El proyecto alternativo ofrece un horizonte muy amplio. Confía en el potencial productivo de México. Refrenda la confianza en nosotros mismos como nación y tiene ofertas realistas y viables para todos los grupos, en especial para los empresarios, a quienes ofrece oportunidad de crecimiento y una defensa contra los monopolios. Es cierto: está orientado en favor de la mayoría, sobre todo a los más pobres, ¿pero cuál otro proyecto podría atacar a la desigualdad, nuestro mayor problema histórico?

joseaorpin@hotmail.com




No hay comentarios.: