08/01/2012


La prole está contigo, gritan miles a López Obrador en Yucatán
Multitudinarios mítines del político tabasqueño en Yucatán

Si el priísta no lee, tampoco sabe nada de lo que ocurre en México, sostiene el tabasqueño

López Obrador reta al precandidato del PRI a debatir sobre problemas nacionales

Propondrá al IFE que una vez en campaña los candidatos confronten programas cada semana

El 6 de enero, Andrés Manuel López Obrador, precandidato de la izquierda a la Presidencia de la República, presidió en Cancún un foro para impulsar la economía y el empleo, al cual asistieron Francisco Córdova, presidente del CCE en Quintana Roo, y el empresario regiomontano Alfonso Romo.Foto Carlos Ramos Mamahua

En reunión con simpatizantes en Oxkutzcab

Andrea Becerril
Enviada


Domingo 8 de enero de 2012, p. 7
Oxcutzcab, Yuc., 7 de enero. El precandidato presidencial de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador, lamentó que haya quien insista en confrontarlo con el sector empresarial y advirtió que, a diferencia de 2006, ahora cuenta con la organización necesaria para cuidar y defender sus votos, y llamó a debatir al priísta Enrique Peña Nieto.

Al continuar con su recorrido por Yucatán, donde nuevamente encontró plazas llenas, señaló que le gustaría un intercambio de opiniones con “el precandidato que no representa a la prole”, porque además “de que no lee tampoco sabe nada de lo que ocurre en México”. Sin mencionarlo por su nombre, sostuvo que su adversario priísta es “pura publicidad”, ya que lo introdujeron a la política como un producto chatarra al mercado y es necesario que la ciudadanía sepa cuáles son las propuestas de quienes aspiran a gobernar al país.

–¿Usted sí representa a la prole? –se le preguntó.

–Represento a todos los ciudadanos, pero también a la prole; por qué no –respondió.

Aclaró que el debate con Peña Nieto debe ser “sin apuntador ni telepronter”.

Adelantó que propondrá al Instituto Federal Electoral (IFE) que en cuanto se inicien las campañas se organicen debates semanales entre los candidatos a la Presidencia y que se transmitan por los medios masivos de comunicación con el propósito de que se discutan los principales problemas del país, como la inseguridad.

López Obrador realizó ayer mítines en Oxcutzcab, Umán, Motul y Kanasin, en los que expuso su proyecto de gobierno ante miles de simpatizantes que aplaudieron sus propuestas. A los indígenas que acudieron a escucharlo, les dijo que será “el presidente del sureste”, que actuará dignamente y reactivará la economía y el campo mediante una administración austera y honesta.

En entrevista, insistió en que no es enemigo de los empresarios. Dijo que se siente optimista y espera tener el apoyo de la mayoría de los mexicanos de todas las clases sociales. “Tengo relaciones respetuosas con todos; ahora quieren que me pelee con los empresarios, ¡pues no!”

Expuso que nunca se refirió a los empresarios como criminales y a los que acusó, con pruebas, de participar en el fraude electoral de hace seis años fue a la cúpula del sector privado. “Ahora quieren que diga que son enemigos nuestros; nunca lo han sido.”

Cuestionado sobre la repercusión de ese diferendo con algunos de los grandes empresarios en el resultado de la elección de hace seis años, respondió que fue el fraude el que le arrebató el triunfo. Reconoció, sin embargo, que en 2006 “no teníamos organización suficiente y también que actué de buena fe. Pensé que no se iban a atrever” a robarme.

Pero “ahora estamos organizados y va a ser distinto”. El precandidato de PRD, PT, Movimiento Ciudadano y Morena recalcó que aspira a “ser el mejor presidente del siglo XXI”, siguiendo el ejemplo de Benito Juárez y del general Lázaro Cárdenas, que fueron los mejores mandatarios de los siglos XIX y XX.

En su primer discurso, en Oxcutzcab, denunció que hay un acuerdo entre Peña Nieto y Elba Esther Gordillo para convertirla en titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP). Con Felipe Calderón, sostuvo, se permitió a la profesora apoderarse de la dependencia como pago a su aportación al fraude electoral, pero ahora, “como ya ve que el PAN no tiene levadura, que no levanta, busca un acuerdo con el PRI, con el precandidato de ese partido”.

Con nosotros “no se arrima, porque nos reservamos el derecho de admisión”, exclamó, y los miles de campesinos reunidos en la plaza central de Umán rieron y aplaudieron la frase. “¡No queremos a esa corrupta”, gritó un joven que portaba una bandera naranja de Movimiento Ciudadano, antes Convergencia.

En Motul, tierra natal de Felipe Carrillo Puerto, compartió su convicción de que los mexicanos optarán por el cambio, no por un partido que lleve a la SEP a alguien como Gordillo, “cuyo cacicazgo estorba el desarrollo educativo”.

Adelantó que en su gabinete incluirá al ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México Juan Ramón de la Fuente como titular de la SEP, a fin de que impulse una nueva política educativa.

En su proyecto de gobierno, detalló, el presupuesto se manejará con transparencia y honradez, y se distribuirá con equidad. El manejo austero, eliminando privilegios indebidos, permitirá liberar recursos, de por lo menos 100 mil millones de pesos anuales.

Con eso, expuso, se podrán resolver carencias sociales y otorgar, “no dádivas ni migajas, sino derechos, entre ellos el de los ancianos a una pensión digna, como el que opera en el Distrito Federal”.

Uno de sus compromisos, agregó, será llevar a la Constitución ese y otros derechos, con la finalidad de que estén siempre vigentes, sin importar quien gobierne.

En el mitin celebrado en Motul, dio a conocer que entre los proyectos de desarrollo regional que pondrá en marcha, en caso de que gane la Presidencia, están una serie de trenes bala, uno de ellos para el sureste, que correrá por Cancún, Chichén Itzá, Mérida, Uxmal, Campeche y Palenque.

Ese tren bala, que se desplazará a una velocidad de hasta 300 kilómetros por hora, por toda la ruta maya, generará empleos durante la construcción y reactivará el turismo.

López Obrador explicó que ese y otros proyectos regionales que propone serán impulsados por el gobierno con participación de los sectores privado y social, es decir, de campesinos y ejidatarios que podrán ser socios y beneficiarse.

López Obrador cerró la jornada en Kanesin, con una frase que corearon sus simpatizantes, en la plaza central: “¡Aquí está la prole!”



No hay comentarios.: