11/01/2011


Astillero

¡Bravo, Yunque!

Anemia electoral felipista

Guerrero y Nayarit

Millonadas “precautorias”






Julio Hernández López


Dada su incapacidad para generar figuras atractivas en términos electorales, el felipismo promovió el año pasado las alianzas antiéticas de PAN y PRD como forma de aparentar que concursaba con propuestas propias, aunque la realidad ha demostrado que esos artilugios desesperados solamente sirvieron para encumbrar a facciones priístas y para sostener el estilo tricolor de gobierno (un ejemplo extremo se ha vivido en Sinaloa, donde Mario López Valdez, Malova, ha entregado carteras importantes a hijos de los ex gobernadores Francisco Labastida y Juan S. Millán, mientras en Oaxaca no se asignaron cargos a familiares de los ex mandatarios conversos a la “oposición”, pero sí a sus representantes políticos). A la vista de su origen conceptual y de sus resultados prácticos, las alianzas PAN-PRD constituyeron la máxima confesión del calderonismo de su anemia política, de su esterilidad en cuanto a producción de cuadros con viabilidad electoral y de su tendencia más a la perversión de los procesos políticos que a la elevación de la competencia por las responsabilidades públicas.

En el estado de México el panismo-calderonismo tampoco ha tenido precandidatos con fuerza tal como para enfrentar con visos de éxito a la maquinaria puesta al servicio de las aspiraciones presidenciales de Enrique Peña Nieto. La única esperanza de presentar combate decoroso fue puesta nuevamente en las alianzas perreánicas diseñadas en Los Pinos y aprobadas y operadas en el flanco izquierdista por Jesús Ortega, Marcelo Ebrard y Manuel Camacho. Mas la tozuda oposición de Andrés Manuel López Obrador descarrilló ese proyecto y obligó a la cúpula nacional aliancista (JoMeMac) a retomar sendero propio con una candidatura sometida de antemano a enigmas de índole judicial electoral, como es la de Alejandro Encinas.

Pero la vacuidad electoral del felipismo está siendo aprovechada por El Yunque, lo que añade grados de peligrosidad al último tramo de administración federal que Calderón ha decidido supeditar a lo comicial, en un lance desesperado que busca retener el poder a costa de lo que sea, haiga de ser como haiga de ser. El asomo del jefe ultraderechista Luis Felipe Bravo Mena como esbozo de aspirante salvífico a la candidatura panista al gobierno del estado de México es una concesión más del declinante aparato felipista al empuje de una fuerza clandestina que ha ido avanzando en los pasados meses en una especie de toma pública de posiciones de combate, no sólo contra sus naturales adversarios políticos e ideológicos (el diabólico izquierdismo y el pecaminoso priísmo), sino incluso contra las desviaciones, debilidades y malos augurios que caracterizan al felipismo y que ponen en riesgo la continuidad de la derecha en el poder.

Por lo pronto, la aparición de Bravo Mena en el radar del estado de México angosta aún más el camino de las posibles alianzas con una izquierda que se ha aglutinado alrededor de Encinas. Polos extremos que sólo anulándose podrían dar paso a una tercera opción negociada. O amago yunquista en espera de que una resolución judicial tumbe la opción de Encinas y entonces revivan las intenciones aliancistas, retirando al extremoso Luis Felipe y dejando el escenario a disposición de nuevas cartas “neutras”.

Astillas

Ni para dónde hacerse: en Guerrero, la propuesta de la izquierda es el ex priísta Ángel Aguirre Rivero que, como en Puebla, Sinaloa y Oaxaca, no es más que el representante de un bando tricolor desplazado de las opciones electorales en su partido y refugiado en el oportunismo galopante de los mercaderes de siglas... La violencia recientemente agudizada en Guerrero, sin embargo, es un signo preocupante aun para esa acotada posibilidad de cambio, pues crea un ambiente de zozobra que ahuyenta a quienes estuviesen dispuestos a votar contra el retorno del figueroísmo armado. Por cierto, Zeferino Torreblanca es otro ejemplo depurado del fracaso de las propuestas electorales descafeinadas. El todavía gobernador de Guerrero destrozó al PRD, gobernó como panista y probablemente acabe devolviendo el cargo al PRI... En Nayarit, Guadalupe Acosta Naranjo, síntesis refinada de los ingredientes conocidos genéricamente como chuchismo, pelea la postulación perredista a la gubernatura con Martha Elena García, actual diputada federal por el sol azteca a la que destapó en agosto del año pasado su esposo, el hombre rico de la entidad, Antonio Echevarría Domínguez, quien fue gobernador del estado mediante alianzas a las que dejó de lado para decantarse por el panismo... Debido a que a México le está yendo requete bien en términos macroeconómicos (Entre otros grandísimos logros: “fundamentos económicos muy firmes”, “un sólido marco de política económica”, “avances importantes en el fortalecimiento de los balances de los sectores público y privado”, “reforzamiento de la capacidad de resistencia del sector financiero”, “condiciones económicas ordenadas”, “recuperación cíclica vigorosa”... Uf, cuánta chulada) el Fondo Monetario Internacional ha puesto a disposición del calderonismo un acuerdo por dos años para que en caso de darse algún problemilla pueda usar un crédito por 72 mil millones de dólares. Los Pinos agradeció el gesto, consideró “precautorio” ese acuerdo y dijo que no piensa utilizar tales fondos disponibles en el último tramo felipesco, justamente en el de las muchas necesidades electorales... Los Pinos está en posición de combate contra la CNDH porque este órgano ha dado a conocer cifras de escándalo respecto a migrantes del sur secuestrados y agredidos durante su paso por México rumbo al norte, como si el asunto fuera grave sólo por cuestiones aritméticas. Por lo pronto, fiel al mejor estilo policiaco de acomodo a las necesidades de los superiores, ya aparecieron presuntos responsables de delitos cometidos en Oaxaca. S’ornes, jefe... Y, mientras se multiplica el uso gráfico de las demandas “No más sangre” y “Ya basta de sangre”, ¡hasta mañana, en esta columna que escucha a Peña Nieto proponer que las elecciones se las dejen a los partidos!

Fax: 5605-2099 •




Facebook: Julio Astillero






No hay comentarios.: